Público
Público

¿Por qué dimite Ayuso? Del miedo a una moción al desgaste por la gestión caótica de la pandemia

La decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid le permite mantener el protagonismo político y dibujar un escenario de "todos contra mí". "Ahora es un plebiscito sobre su figura", destacan distintos politólogos.

Díaz Ayuso
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, antes de la rueda de prensa ofrecida en la sede de la Comunidad tras firmar un decreto para convocar elecciones anticipadas el martes 4 de mayo. — Zipi / EFE

Miedo sí; confianza en un reto con las urnas, también. La jugada política de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, provocará que las próximas elecciones –salvo que la moción de censura lo impida– se conviertan en un "plebiscito" sobre su figura y, por ende, sobre el futuro de la derecha en este territorio. Un plebiscito que llegará tras un largo año de gestión caótica de la pandemia y unas intensas jornadas en las que el temor a acabar como el presidente de Murcia, también del PP y también socio de Ciudadanos, le hicieron tomar una decisión que ha puesto el escenario político patas arriba

"Ayuso ha dimitido por el miedo al comportamiento de Ciudadanos en una posible moción de censura, aunque eso habría que haberlo visto: Ciudadanos de Madrid no es Ciudadanos de Murcia", afirma a Público Guillermo Fernández, sociólogo e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid. 

En la hemeroteca de su gestión quedan los titulares generados a lo largo de la pandemia, en la que mantuvo una férrea disputa con el Gobierno de España en torno a las medidas a adoptar para frenar el coronavirus, algo así como "una gestión alternativa de la pandemia", destaca el politólogo Alejandro Pérez.

En efecto, la imagen de una presidenta autonómica enfrentada casi a diario al Gobierno de España por la gestión del coronavirus ha dado paso este miércoles a una foto algo distinta: Isabel Díaz Ayuso ha dejado claro que no confía en sus hasta ahora socios de Ciudadanos. Tras una agitada jornada política, Pérez afirma que "si Ayuso no dimitía tenía la amenaza constante de una moción de censura al estilo de Murcia, lo que daba demasiado poder de negociación al vicepresidente Ignacio Aguado (Ciudadanos)". 

A su criterio, la dimisión "pone a la ofensiva" a la presidenta, que "dibuja un escenario de 'Todos contra mí' y le sitúa en el centro del tablero político: ahora todo es un plebiscito sobre su figura", afirma Pérez. En tal sentido, cree que esta jugada política "puede suponer la puntilla para Ciudadanos", cuyo declive electoral podría ser otro factor de las próximas elecciones madrileñas.

El politólogo y analista en 40dB Stephan Zhao coincide en señalar que "la figura de Ayuso va a ser sin duda una cuestión que se someterá a rendición en las urnas". A su juicio, "existen incentivos para que el PP se lance a una competición electoral en la Comunidad de Madrid". "Es importante remarcar en este sentido que la fotografía que nos arroja la actual composición de la Asamblea de Madrid se encuentra desacompasada al actual ciclo político", subraya.

En esa línea, Zhao resalta que Ciudadanos se encuentra "en descomposición desde noviembre de 2019", mientras que Ayuso cuenta con "altos índices de popularidad entre el electorado de derechas", por lo que "es estimable un horizonte electoral positivo ante unas nuevas elecciones en la región".

Esos factores han estado sobre la mesa de la presidenta a la hora de dar el paso que llevará a la Comunidad de Madrid a una nueva e inesperada cita con las urnas. "Creo que tiene mucha confianza en su potencial electoral a la hora de convertir las elecciones autonómicas en un plebiscito de 'Ayuso sí o Ayuso no', se coma a Ciudadanos, arrase en el mundo de la derecha y pueda gobernar con Vox, además de profundizar en la crisis de la izquierda", indicó Fernández.

La otra batalla

Este sociólogo también plantea otro aspecto a tener en cuenta para comprender el escenario abierto en Madrid y en el Estado. En ese contexto, advierte que la actual presidenta de Madrid, en medio de este terremoto político, "se está proyectando como una figura del PP nacional" que "aspira a liderar el partido". Por ello, cree que detrás de la dimisión anunciada este lunes también hay "una batalla ideológica muy fuerte", ya que "se están decidiendo muchas cosas". "Por ejemplo, se trata de qué tipo de PP habrá en los próximos años: uno del estilo Ayuso u otro del estilo Feijóo". "Esa es la batalla que está en juego en la derecha", remarcó.

En cualquier caso, esta decisión podría "no estar exenta de riesgos" para el PP. "Por un lado la fortaleza de Vox constituye probablemente la mayor amenaza, lo que plantea ciertos dilemas debido a su relevancia de cara a los pactos de gobierno. Por otro lado, no podemos descartar un escenario en el que la izquierda consiga articular una mayoría, siendo la transferencia de votos de Ciudadanos al PSOE un factor determinante que puede inclinar el equilibrio entre bloques", valora Zhao. Todas las vías están abiertas.

Más noticias de Política y Sociedad