Público
Público

Elecciones generales Sánchez cambiará a más de la mitad de los diputados y habrá varios ministros en las listas

Calvo, Montero, Batet, Ábalos, Maroto y Valerio se da por seguro que irán en las candidaturas; y también podrían ir al Congreso Robles, Delgado y Carcedo. Las federaciones, que no preveían el adelanto electoral, no tiene aún sus candidatos.

Publicidad
Media: 3.37
Votos: 19

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este sábado en un acto de presentación del candidato a la alcaldía de Sevilla. EFE

Cuando se confirmó la fecha del 28 de abril para la convocatoria de las elecciones generales, numerosos diputados del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso se empezaron a cruzar mensajes de despedida definitiva, porque una gran mayoría sabe que no va a volver a estar en las listas.

Casi se podría asegurar que más de la mitad de los 84 diputados que conforman actualmente el Grupo Socialista no volverán a pisar el hemiciclo tras la disolución de Las Cortes el próximo 5 de marzo, y algunos de ellos tienen decidido abandonar la carrera política, como es el caso de Juan Luis Gordo, actual vicepresidente de la Mesa.

Hay que recordar que la inmensa mayoría de los diputados del actual Grupo Parlamentario Socialista apoyó a Susana Díaz en las primarias, y fueron quienes con su abstención permitieron la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa.
Desde entonces y tras la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE las tensiones internas se han mantenido y, en más de una ocasión, han aflorado las discrepancias con la dirección del Grupo en las reuniones internas.

El líder del PSOE quiere ahora un Grupo de fieles incondicionales, que acabe con el cuestionamiento de su línea política y que sea un firme apoyo al Gobierno si gana las elecciones o un bloque sólido de oposición si no llega a gobernar.

Sánchez ha abierto la puerta a todos los ministros para que puedan ser diputados y quien quiera dar el paso, se le buscará hueco en las listas. No todos están dispuestos a seguir en la vida política, pero una buena parte del Gabinete ocupará escaño en la próxima legislatura.

Se da por seguro que el grupo de ministros que irán en las listas estará Carmen Calvo -posiblemente por Córdoba, aunque sigue el rumor de que encabece las listas a las europeas-, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero es casi seguro que encabezará la lista por Sevilla; o Meritxell Batet repetirá por Barcelona; y José Luis Ábalos en Valencia. También será diputada la titular de Trabajo, Magdalena Valerio; y la de Industria, Reyes Maroto.

La ministra de Justicia, María Dolores Delgado se dejó querer el viernes durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros y, posiblemente, la ministra de Defensa, Margarita Robles; continúe su carrera política y no regrese a la judicatura. También es casi seguro que también lo hará la titular de Sanidad, María Luisa Carcedo. La portavoz del Gobierno, Isabel Celáa también expresó lealtad incondicional hacia Sánchez el pasado viernes y podría ir en las listas de Vizcaya, que en las anteriores elecciones encabezó Patxi López.

Más dudas hay en torno a si querrán dar el paso Pedro Duque (Ciencia), Nadia Calviño (Economía), Teresa Ribera (Medio Ambiente) o José Guirao (Cultura), con unos perfiles más técnicos y completamente alejados de la vida del partido. Ahora, si quisieran dar el paso las puertas las tienen abiertas.

Las dos incógnitas están en los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Es claro que Borrell si decide volver a ser diputado podrá elegir, todo ello si mantiene su negativa a ser cabeza de lista al Parlamento europeo, como va diciendo por todas las esquinas. En cuanto al titular de Interior, nadie duda de que es un gran activo electoral, pero ya rechazó ser candidato a la Alcaldía de Madrid y tampoco es un hombre de partido.

Sin candidatos

Más allá de los ministros, se quieren buscar cabezas de lista potentes en cada circunscripción provincial, pero el adelanto electoral ha cogido a las federaciones por sorpresa y en muchas de ellas no se han pensado todavía nombres.

Además, el hecho de que también se están terminando de conformar las listas a las Alcaldías y gobiernos autonómicos, hace que muchos estén ya comprometidos, por lo que puede haber cambios de última hora.

Lo que es seguro es que Sánchez quiere un grupo de "pretorianos" fieles, que conformen un grupo parlamentario potente y unido, algo que no ocurre en el PSOE desde la última legislatura en la que gobernó José Luis Rodríguez Zapatero.

Más noticias en Política y Sociedad