Público
Público

La emergencia del coronavirus Sánchez no debatirá sobre la covid-19 en el Senado y deja vía libre a los presidentes autonómicos del PP

Los grupos de la Cámara Alta aseguran que el Gobierno les ha comunicado que Sánchez no acudirá al debate sobre la covid-19, al que sí asistirá la ministra de Política Territorial, Carolina Darias. Los presidentes autonómicos de Madrid, Castilla y León, Ceuta y Murcia, entre otros, sí que acudirán al Senado el próximo jueves.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la sesión de control en el pleno del Senado. EFE/ Fernando Villar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una sesión de control al Ejecutivo en el Senado / EFE

Un debate de presidentes al que no acudirá el presidente del Gobierno. El Senado acogerá el próximo jueves la celebración de una sesión de la Comisión General de las Comunidades Autónomas sobre la gestión y la coordinación de las diferentes administraciones de la emergencia sanitaria del coronavirus, y Pedro Sánchez no asistirá, a diferencia de algunos presidentes autonómicos.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes informó hace días a los grupos parlamentarios de la Cámara Alta de que la representación del Ejecutivo en la comisión no recaería en el presidente, sino en la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, que será la encargada de llevar las posiciones del Gobierno al Senado.

Hace unas semanas, el PP logró sacar adelante una propuesta para convocar esta comisión parlamentaria, que tiene la particularidad de poder acoger la representación de los partidos (a través de los senadores), de las autonomías y del Ejecutivo. Los de Casado estaban volcados entonces en buscar fórmulas para forzar comparecencias del Ejecutivo más allá de los Plenos en el Congreso sobre el coronavirus (en ese momento la Cámara Baja llevaba tiempo sin celebrar sesiones de control, que se recuperaron hace unas semanas).

Una de las vías propuestas fue precisamente la de la comisión de las comunidades, que salió adelante de forma un tanto inesperada gracias al apoyo del PNV en la Mesa de la Cámara Alta. El lehendakari, Iñigo Urkullu, había mostrado su rechazo al decreto aprobado por el Ejecutivo para paralizar la actividad económica no esencial con el fin de reducir los contagios.

Además, desde el partido se acusó a Sánchez de no proporcionar información "de manera bilateral" al Gobierno vasco, por lo que consideraron "conveniente" habilitar este foro en el Senado. El debate, entre otras cuestiones, pondrá a prueba la coordinación y la unidad real entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas. Desde el principio, Sánchez y sus ministros han defendido que con los territorios se está manteniendo el "nivel máximo de coordinación" para luchar contra la covid-19.

Sin embargo, a lo largo de la emergencia sanitaria se han dado algunos síntomas de que esta coordinación y unidad frente a la pandemia ha sufrido fisuras en determinados momentos. Existen casos más estables y constantes en el tiempo, como el de la Comunidad de Madrid, cuya presidenta, Isabel Díaz Ayuso, insiste en sus críticas al Gobierno por la adquisición y el reparto de material sanitario; y también casos más puntuales, que no han trascendido como un choque entre gobiernos continuado en el tiempo, pero donde se han producido críticas y reproches, como el de Euskadi.

Pese a las críticas y tensiones entre el Ejecutivo de Sánchez y algunos gobiernos autonómicos, su trascendencia no ha sido notable, y no ha pasado de determinadas declaraciones en los medios. El debate del Senado podría cambiar la situación y elevar las tensiones y choques institucionales velados a un cruce de reproches con luz y taquígrafos que pondrían en duda la imagen de unidad que el Gobierno y una parte de las comunidades han defendido desde la irrupción de la emergencia.

El PSOE pide un "debate sosegado"

El Grupo Socialista en el Senado ha pedido un "debate sosegado" que tenga como objetivo mejorar la coordinación entre las administraciones y fuentes de la Cámara Alta advierten de que el PP podría estar buscando "otro debate bronco cargado de reproches y de insultos".

Pese a que la ausencia de Sánchez pudo apuntar en un principio a un debate desinflado, parece que los conservadores no van a permitir que se pierda el interés en este foro, y por eso Casado sacará músculo en el Senado con varios de sus líderes territoriales más importantes.

A la Comisión General de las Comunidades Autónomas acudirán, en principio, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, el de la Región de Murcia, Fernando López Miras y el de Ceuta, Juan Vivas. Otros barones autonómicos del PP, como el de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, o el de Galicia, Aberto Núñez Feijóo, también podrían asistir al debate en la Cámara Alta.

Los presidentes autonómicos de otros partidos, incluidos los del PSOE, también podrían optar por asistir. Si finalmente decidieran acudir la mayoría de los líderes de los Ejecutivos territoriales, la ausencia de Sánchez sería más notable. Con todo, está por ver el tono de los presidentes del PP en la comisión del Senado, y si su discurso apunta al "máximo nivel de coordinación" defendido por el Gobierno o a las diferencias aireadas desde la formación conservadora.

Más noticias