Público
Público

Íñigo Errejón Errejón vislumbra Más País "para rato" lejos de Podemos: "Cuando uno trabaja a gusto, trabaja mejor"

Además, lamenta que el bloque progresista no fraguase en 2016 por el afán de Pablo Iglesias de dar el 'sorpasso' al PSOE.

Íñigo Errejón
El líder de Más País, Iñigo Errejón, en una reciente imagen en el Congreso. Fernando Villar / EFE

Público | Servimedia

El portavoz de Más País en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón, pronostica que la formación que lidera pervivirá "para rato" y descarta tácitamente una reunificación con Podemos tirando de uno de sus argumentos para defender la semana laboral de cuatro días: "Cuando uno trabaja a gusto y de acuerdo con las propias ideas, trabaja mejor".

Así lo asegura en una entrevista en la que afirma que no se arrepiente de haber dado el salto al Congreso en noviembre de 2019. 

"Me habría presentado. Hay mucha gente que acierta a posteriori. Es cierto que no tuvimos un resultado tan grande como el esperado, pero nos apoyaron 600.000 personas, tenemos tres diputados que han sido fundamentales para la investidura y muchas cosas importantes", reivindica, asegurando que mucha gente le dice por la calle que le gusta las cosas que él dice en el Congreso. "Antes no se me podía escuchar. Me alegro de defender mis ideas y creo que crecerán", apostilla.

Un año después de presentarse al Congreso, hace un "balance satisfactorio", porque cree haber "consolidado un espacio político independiente del Gobierno", que le acompaña si avanza pero "le pincha cuando no avanza". En su opinión, Más País es "un espacio político verde de radicalidad democrática y justicia social, que es necesario, que se ha consolidado y que seguirá creciendo". Cuando se le pregunta si se presentará a las próximas elecciones generales, que previsiblemente tendrán lugar en 2023, contestó con una risa final: "Hay Más País para rato".

Sobre una posible vuelta a Podemos o reunificación de Más País con su antiguo partido, Errejón la descarta oblicuamente, tirando de uno de los argumentos con los que viene defendiendo la semana laboral de cuatro días o 32 horas.

"Nunca se es tan productivo como cuando se trabaja a gusto y de acuerdo con las ideas propias. Eso vale también para el oficio al que me ahora me dedico. Cuando uno trabaja a gusto y de acuerdo con las propias ideas, trabaja mejor. Creo que eso se está notando", remacha.

Sin embargo, sin querer mencionarlo parece aludir a que, si Podemos y el PSOE hubieran firmado un Gobierno de coalición en 2016, antes de la repetición electoral, el entonces partido de Iglesias y Errejón, más sus confluencias regionales e IU, habría aportado 71 escaños frente a los 90 del PSOE, en lugar de estar en la correlación actual de 35 frente a 120.

Pero Pablo Iglesias prefirió, según Errejón, repetir elecciones en junio y tratar de superar a los socialistas con una coalición con Izquierda Unida que no se había ensayado en los comicios de diciembre de 2015. Sin embargo, el deseado sorpasso que anunciaban todas las encuestas y que habría colocado a Podemos como primera fuerza de la izquierda y por tanto a Iglesias como eventual presidente de un hipotético Ejecutivo de coalición no se materializó; el PSOE obtuvo 85 escaños y Unidas Podemos más sus confluencias regionales 71.

En todo caso, el actual líder de Más País no quiso extenderse mucho más en lo que considera ya una cuestión que "estudiarán los historiadores" y asegura que lo que importa es lo que haga o deje de hacer ahora el Gobierno de coalición.

Más noticias