Público
Público

INDUSTRIA MILITAR España realizó ventas millonarias de armas al régimen saudí en plena masacre contra Yemen

Según un informe publicado por el Ministerio de Defensa, en 2017 se produjeron exportaciones por un total de 281 millones de euros. Arabia Saudí ocupó ese año el tercer puesto en el ranking del comercio armamentístico español.

Publicidad
Media: 4.88
Votos: 8

Un hombre lleva en brazos a una niña herida en un bombardeo de la coalición saudí contra Yemen en agosto de 2017. Khaled Abdullah / REUTERS

Vidas frustradas, sueños rotos en mil pedazos… el territorio de Yemen se ha convertido ya en un museo al aire libre de muertos y ruinas. Según el recuento realizado por el Proyecto de Localización y Datos de Conflictos Armados (ACLED, por sus siglas en inglés), allí suman 91 mil muertos desde que Arabia Saudí lanzara en 2015 un salvaje operativo militar. En 2017, año en el que se registraron 16 mil muertes a causa de los ataques saudíes, España exportó a aquel país distintos materiales de defensa cuyo valor superó los 280 millones de euros.

Esa cifra aparece reflejada en el informe sobre la “industria de defensa en España” que acaba de publicar el ministerio de Defensa con datos correspondientes a 2017, cuando el Gobierno estaba a cargo de Mariano Rajoy. “Además de favorecer el bienestar de la ciudadanía y el impulso económico del país, la industria de defensa es clave para garantizar la soberanía nacional y la seguridad de los ciudadanos”, señala el documento.

Allí se señala que “el gasto militar mundial en 2017 ha sido de alrededor de 1,74 billones de dólares según la información publicada por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), lo que representa la cifra más alta desde el final de la Guerra Fría”, o lo que es lo mismo, “un 2,2% del PIB mundial”. “Este cambio de tendencia en el gasto militar supone un nuevo horizonte para el desarrollo industrial de la defensa a nivel global, y en particular para los países del entorno europeo que han visto cómo sus presupuestos de Defensa y, por consiguiente, el lanzamiento de nuevos programas, se han visto mermados durante los últimos años como consecuencia de la crisis económica”, apunta.

En ese contexto, el informe elaborado por Defensa se basa en las informaciones de 373 empresas –de un total de 528 empresas registradas– que declararon ventas en dicho sector durante 2017, “ya sean ventas al Ministerio de Defensa como contratistas principales, ventas indirectas al Ministerio de Defensa como subcontratistas, o exportaciones de defensa”.

El volumen total de transacciones realizadas durante ese año asciende a 41.301 millones de euros, lo que supuso “aproximadamente un 9,5% menos que en 2016”. De esa cifra, “6.188 millones de euros corresponden a ventas de defensa” –categoría en la que se incluyen tanto ventas al ministerio como exportaciones–, las cuales “se han incrementado un 8,8% con respecto al año anterior, y representa el 15,4% de las ventas totales”.

En materia de exportaciones, Arabia Saudí ocupó un lugar importante para las empresas españolas. No en vano, el régimen árabe figura en tercer lugar en el “ranking de países destino de las exportaciones de defensa directas”, con ventas por un valor de total de 281,17 millones de euros, lo que supone un 9,4% sobre el “total de las exportaciones de defensa directas”. El primer puesto de la lista lo ocupa el Reino Unido, con 489,34 millones de euros (16,4%), seguido por Alemania con 383,28 millones de euros (12,8%).

A finales de ese mismo año, la representante de Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Yemen, Meritxell Relaño, advirtió que 7 millones de niños de ese país padecían hambruna y más de 900.000 estaban enfermos de cólera, fruto de la terrible situación que vive ese territorio desde marzo de 2015, cuando los saudíes empezaron sus bombardeos.

Municiones y otros equipos

En ese contexto, la Campaña Armas Bajo Control –integrada por Amnistía Internacional, Intermón Oxfam y Greenpeace- está a la espera de que comparezca en el Congreso la secretaria de Estado de Comercio para que presente el informe anual de 2018 sobre venta de armamento, lo que permitiría conocer nuevos datos al respecto.

Según las cifras que maneja esa plataforma, “desde el inicio de los bombardeos de la coalición internacional en Yemen en marzo de 2015 y junio de 2018, España autorizó exportaciones a Arabia Saudí por valor de 1.248 millones de euros y le exportó armas por valor de 1.115 millones de euros en ese mismo periodo”. “Las cuatro licencias autorizadas entre enero y junio de 2018 por valor de 13,2 millones de euros incluyeron 2,1 millones de euros en municiones, 2,7 millones en materiales energéticos y 20 millones de euros en equipos de formación de imagen o contramedida”.

"Superávit"

Por su parte, el informe del ministerio de Defensa precisa en términos globales que “la industria nacional de defensa ha dirigido en 2017 sus exportaciones de defensa hacia 59 países, a través de programas internacionales de defensa o de exportaciones directas”. El 40,7% (2.049 millones de euros) de las exportaciones de defensa “se han materializado en ventas a diferentes consorcios internacionales, en los que participan empresas de diversos países que trabajan de forma conjunta en grandes programas internacionales de defensa, resultando difícil evaluar el país de último destino del importe de dichas exportaciones, ya que están consolidadas a nivel consorcio. Esta cifra ha crecido con respecto a la del año 2016, que alcanzó el 37,3% (1.756 millones de euros)”.

A nivel global, el informe subraya que las exportaciones de defensa en 2017 “han supuesto 5.033 millones de euros, lo que representa un aumento importante del 6,8%, teniendo en cuenta los 4.710 millones de euros exportados en el año 2016”.

“La cifra de negocio internacional supone el 81,3% de las ventas de defensa de la industria nacional, un mínimo descenso en términos porcentuales, si se compara con el año 2016, en el que este porcentaje alcanzó el 82,8% de las ventas de defensa”, indica el ministerio, subrayando que “esto se debe a la reactivación de la economía interior”.

Asimismo, se señala que “durante el año 2017 la balanza comercial de defensa (exportaciones de defensa – importaciones de defensa) ha resultado favorable para la base industrial de defensa española con una tasa de cobertura del 162%, lo cual indica un saldo positivo o superávit” en dicha balanza.

Más noticias en Política y Sociedad