Público
Público

Remodelación en el Gobierno La eventual salida de Maroto acrecienta la hipótesis de una crisis de Gobierno más amplia antes del verano

En Moncloa no ocultaban que Sánchez preparaba cambios vinculados a la marcha de Pedro Duque a la Agencia Espacial Europea, aunque esta posibilidad parece que no se concretará. En tres años en el Ejecutivo, Sánchez sólo ha hecho cambios obligados por circunstancias. Escrivá, el propio Duque y Maroto, hasta Celaá, Marlaska o Campos, en puestos de salida.

Foto de familia del Gobierno con las recién nombradas vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y la nueva ministra de
Foto de familia del Gobierno con las recién nombradas vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y la nueva ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

La eventual salida de Reyes Maroto del Ministerio de Industria y Turismo para incorporarse a un posible Gobierno de Ángel Gabilondo ha acrecentado la hipótesis de que Pedro Sánchez prepara una más amplia crisis de Gobierno antes del verano, para afrontar con un nuevo equipo lo que el presidente del Ejecutivo dice que será la fase de reconstrucción, apoyada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia. 

Antes de este anuncio, algunas fuentes de La Moncloa ya pronosticaban una crisis de Gobierno en profundidad antes del verano. Por una parte, dichas fuentes sustentaban esta tesis en la posible salida de Pedro Duque del Gobierno para presidir la Agencia Espacial Europea y, aunque las últimas informaciones apuntan a que el ministro de Ciencia lo tiene complicado, no implica que eso vaya alterar los planes de Sánchez. Y, por otra parte, recordaban que Sánchez va a cumplir tres años con el mismo equipo de Gobierno y que el presidente podría querer contar con caras nuevas que ha ido conociendo en esta etapa y que, de hecho, han estado colaborando con él.

Oficialmente, el silencio es total y no se entra en especulaciones. Eso sí, se reconoce que si Gabilondo no gobierna y Maroto no es vicepresidenta, el hecho de que siguiera como ministra cuando se ha dejado claro que su labor es prescindible sería todo un desgaste para la ministra y para el propio Gobierno. Es más, la ministra en su presentación oficial como futurible vicepresidenta, ya habló en pasado de su etapa como titular de Industria y Turismo: "He aprendido mucho en estos tres años que he estado", llegó a decir. 

Pero esta vez, no parece que sea una crisis puntual y circunstancial. Y ya hay una quiniela de nombres en puestos de salida, aunque personas que conocen bien a Pedro Sánchez, aseguran que sus decisiones son impredecibles.

El primero de la lista si hay una amplia crisis de Gobierno es el ministro de Inclusión Social, José Luis Escrivá. Aunque tiene por delante toda la reforma de las pensiones, no son pocos los que piensan que no es la persona adecuada para hacerlo, que le puede costar al Gobierno hasta una huelga general, y que no ha empatizado ni en el propio Ejecutivo ni con los agentes sociales.

También está en las quinielas Pedro Duque, aunque no vaya a la Agencia Espacial Europea, así como la ministra de Educación, Isabel Celaá, una vez que su nombre está ya muy desgastado por la propia ley educativa que ha sacado adelante.

Y otras especulaciones que se barajan es si caerá el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, cuestionado permanentemente por la oposición. Eso, según dicen, es lo que menos le preocupa a Sánchez, pero la continuidad de Marlaska tiene otros problemas internos como es su poco entendimiento con la ministra de Defensa, Margarita Robles. Aquí, algunas fuentes, aseguran que si hay una amplia crisis de Gobierno sólo quedará uno (o ninguno) sentado en el Consejo de Ministros.

También hay quien cuestiona la continuidad del ministro de Justicia, Juan Carlos Campos; o el de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, pero todo entra más ya en el terreno de la especulación o de opiniones personales.

La continuidad de Montero también está en duda si el presidente le pide que sea candidata en Andalucía

Y siempre está en el aire la salida de la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, y su marcha como candidata del PSOE a las elecciones andaluzas, una posibilidad que ella niega por todos los rincones, pero nadie sabe qué ocurrirá si Sánchez en un determinado momento y después del 4-M... se lo pide personalmente.

En principio, pero nadie pone la mano en el fuego, las cuatro vicepresidentas son intocables. O nombres como José Luis Ábalos; el efectivo y gris ministro de Agricultura, Luis Planas; o el recién llegado Miquel Iceta. De la ministra de Exteriores, Arancha González Laya se comenta poco sobre su futuro.

No obstante, "nadie sabe nada y todo es especular", dicen desde el Gobierno. Y así es. Sólo admiten que lo de Maroto no es casual. "Pero los caminos de Sánchez son inescrutables", añaden.

Más noticias de Política y Sociedad