Público
Público

Feijóo evita el diálogo con la oposición sobre un posible escenario electoral

El presidente de la Xunta, que cancela por tercera vez una reunión telemática con las fuerzas políticas gallegas , rechaza una prórroga del estado de alarma mientras la oposición lo acusa de "intereses electorales" para poder convocar los comicios antes de octubre.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante una rueda de prensa  en Santiago de Compostela. EFE/David Cabezón
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante una rueda de prensa en Santiago de Compostela. EFE/David Cabezón

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a cancelar este domingo la reunión telemática con las fuerzas políticas gallegas tras la reunión con los presidentes regionales, la tercera vez. Uno de los temas a tratar habría sido las elecciones autonómicas -suspendidas por la crisis sanitaria-, ya que el líder del PP gallego negó la semana pasada que las elecciones estuviesen "en la agenda",  pero en una rueda de prensa en la Televisión de Galicia (TVG) este domingo, sí trató los comicios, y pidió “fórmulas” para poder celebrarlos antes de octubre.

Coincidiendo una vez más con el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, que anunció también la semana pasada que pretende celebrar elecciones en julio, pide el fin del estado de alarma ya que el decreto gallego contempla que debe finalizar para poder ir a las urnas. Y es que en el caso de que no se pudiesen convocar las elecciones en verano, la situación sanitaria puede dificultar votar con posterioridad puesto que se espera un repunte de la COVID-19 en la comunidad en otoño.

Feijóo ha apuntado que prorrogar la legislatura más de cuatro años sería “la peor solución” y pide “buscar fórmulas”, sin embargo, también abrió la puerta a “improvisar” un escenario legal para aplazarlas más allá de este año. Asimismo, ha considerado en la rueda de prensa que “dentro de la incerteza en la que vivimos desde el punto de vista sanitario, tenemos que aproximarnos al escenario que dé mayor certeza sanitaria para poder hacer elecciones”. El presidente habló de unos comicios “con dificultades, con distanciamiento social, con colegios electorales más amplios, con lugares donde haya menos aglomeraciones y con una campaña importante de voto por correo”.

Lo que había prometido el presidente de la Xunta al comienzo de la crisis del coronavirus es que “escucharía” a los partidos políticos en el tema electoral. Sin embargo, todavía no ha acudido este abril a la Diputación Permanente, órgano de control a la gestión del Gobierno autonómico, y tampoco se ha puesto en contacto con nadie de la oposición. Este lunes se ha sabido que acudirá al Parlamento previsiblemente a finales de semana, la segunda vez desde el pasado 14 de marzo, día que se declaró el estado de alarma. Donde sí asiste el líder del PP gallego es a la Televisión de Galicia (TVG), hasta más de una veintena de veces desde el inicio de la emergencia sanitaria, algo muy criticado por la oposición al utilizar la televisión pública por motivaciones partidistas.

El portavoz parlamentario del PP, Pedro Puy, ha explicado este lunes en una rueda de prensa telemática que hay “incertidumbre” pero que “poco a poco se irá despejando la fecha”. La formación popular en Galicia también coincide en levantar el estado de alarma y ha afirmado que “es una invasión de derechos de las personas y de las comunidades autonómicas”.

En este sentido, el secretario xeral del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero, transmitió en una comparecencia online este lunes que Feijóo “quiere liderar a los barones del PP en la estrategia de confrontación” contra el Gobierno estatal y que “se escondió” al no haber acudido a la reunión con los partidos gallegos. Manifestó que son los “intereses electorales” los que preocupan al presidente autonómico y que sus movimientos van dirigidos a “evitar” el debate electoral para “eximirse de sus responsabilidades”, como en materia de residencias. Los socialistas, añade Caballero, están “preparados” para cuando haya que ir a las urnas. El líder del PSdeG-PSOE apoyó al Gobierno de Madrid y notificó que “el estado de alarma es un instrumento útil y efectivo ante una pandemia”.

De la misma manera, el portavoz de Galicia en Común-Anova Mareas, Antón Gómez-Reino afeó a Feijóo por “volver a faltar a su palabra” al no convocar al conjunto de fuerzas políticas sin haber trasladado ningún tipo de información. Reconoce que desde el grupo están “preocupadas” por las declaraciones del presidente y por “alinearse” con Casado y con VOX. “Parece que no importa ya la situación epidemiológica que tenemos. Los datos no son todo lo positivos que deseamos”. Gómez-Reino también reprochó a Feijóo que el domingo por la mañana “pida diálogo en la TVG” a Madrid y que por la tarde “lo evite”. Asimismo, aseguró que les parece una “irresponsabilidad democrática poner encima de la mesa continuar gobernando fuera de los procedimientos establecidos”.

También la candidata del BNG, Ana Pontón, criticó al presidente de la Xunta por haber “congelado el diálogo” sin tener “ninguna información sobre la propuesta para la desescalada”. Pontón cree que Feijóo prefiere “quedarse en la crítica” al Gobierno estatal, y ante una posible fecha electoral, respondió a preguntas de periodistas que “sorprende que dijera hace una semana que las elecciones no estaban en su agenda y que esta semana quiera pisar el acelerador”.

Desde el BNG postulan que no es “sensato” hablar de fecha electoral y que cuando el líder del PP “reclama el fin del estado de alarma no está pensando en la defensa de los derechos y de las libertades públicas” sino en las elecciones. El BNG apoya una nueva prórroga del estado de alarma, pero pide al Gobierno central que “rectifique sus errores” por una “política de centralización” que “no permite el diálogo ni el acuerdo”.

Más noticias de Política y Sociedad