Público
Público

Fernández Díaz barrunta denunciar a 'Público' por la difusión de las grabaciones de su conspiración

El deseo del ministro del Interior en funciones choca con "la libertad de información y la libertad de expresión", como él mismo reconoce. Se sigue negando a dimitir: "¿Graban al ministro en una conversación privada, la difunden de forma delictiva y tiene que dimitir el que es víctima de la conspiración?"

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández-Díaz (d), conversa con el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes (c), durante el homenaje a las víctimas del terrorismo. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este martes que su departamento está analizando —en función de cómo avance la investigación— si cabe la posibilidad de emprender "acciones penales" por la difusión "delictiva" de su conversación con el director de la Oficina Antifraude de Catalunya, en la que conspira para sacar a la luz escándalos contra los líderes políticos del movimiento soberanista catalán.

En declaraciones en el Congreso, donde el ministro ha asistido al homenaje anual a las víctimas del terrorismo, Fernández Díaz ha considerado "lamentable" que se esté produciendo "impunemente" un "delito continuado" pero ha reconocido que la difusión de una "grabación ilegal" colisiona con otros derechos fundamentales como la libertad de información y la libertad de expresión.

"¿Graban al ministro en una conversación privada, la difunden de forma delictiva y tiene que dimitir el que es víctima de la conspiración?", se ha preguntado el tirular de Interior en funciones

"Estamos estudiando la posibilidad de emprender acciones penales porque lo que se está produciendo es un delito pero ya saben ustedes que cuando pueden estar en concurrencia dos derechos fundamentales como la libertad de información y de expresión con otros delitos como la difusión de grabaciones ilegales, esa concurrencia hay que estudiarla", ha señalado.

El titular de Interior ha insistido en que se trata de un delito aunque ha reconocido que sobre la materia hay jurisprudencia diversa que Interior está analizando. "¿Graban al ministro en una conversación privada, la difunden de forma delictiva y tiene que dimitir el que es víctima de la conspiración?", se ha preguntado.

Judicializar la investigación

Al margen de la propia difusión de las escuchas, Fernández Díaz también ha avanzado que su departamento también está estudiando si judicializa la investigación sobre el origen de las propias escuchas que ya está desarrollando la Comisaría General de Policía Judicial, que envió a dos agentes a Público a solicitar las grabaciones. Este medio, dado que los agentes no disponían de ninguna orden judicial para reclamar los audios, se negó a proporcionarlos. 

"Se va a judicializar en la medida en que se considere oportuno y conveniente para que avancen esas investigaciones", ha remarcado. El titular de Interior ha asegurado además que no tiene inconveniente en comparecer ante el Congreso de los Diputados si así lo aprueban los grupos de la Cámara, que este mismo han rechazado sendas peticiones en este sentido por no estar aún constituidas las nuevas Cortes.


"Si se dice que yo comparezca compareceré, estamos en una democracia parlamentaria", ha afirmado Fernández Díaz sobre las peticiones para que se explique en las Cortes

Ciudadanos ya ha avanzado que pedirá esa comparecencia el próximo 19 de julio, en cuanto el nuevo Congreso eche a andar. "Si se dice que yo comparezca compareceré, estamos en una democracia parlamentaria", ha garantizado Fernández Díaz, que ha añadido que también se podrían pedir explicaciones a quienes están cometiendo "un delito continuado de difusión de una grabación ilegal", no a él, que es la "víctima".

El ministro del Interior considera que hablar de "conspiraciones" para perseguir a rivales políticos es "el mundo al revés" y considera normal reunirse con el responsable de la lucha contra la corrupción en Cataluña para hablar de esos asuntos. "Se supone que no es para hablar de fútbol o toros", ha remarcado Fernández Díaz, que ha negado tajantemente que en ese encuentro de hace dos años se estudiara en ningún momento de "fabricar pruebas" contra políticos catalanes, lo que sería "un delito muy grave".

Más noticias en Política y Sociedad