Público
Público
ultraderecha

La Fiscalía recurre el archivo de la causa por el homenaje nazi a la División Azul

Indica el Ministerio Fiscal que desconocer que los discursos antisemitas tienen su raíz en una ideología fundamentada en la supremacía de la raza aria "es negar la historia" e insiste en que hay delito de odio en las proclamas contra el pueblo judío.

Las embajadas de Rusia e Israel y la Federación de Comunidades Judías en España tuitean en contra del homenaje a la División Azul en Madrid
Manifestantes de ultraderecha durante el homenaje a la División Azul realizado el pasado 13 de febrero en Madrid. Jesús Hellín / EUROPA PRESS

La Fiscalía Provincial de Madrid ha recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial el auto de la juez que acordó el sobreseimiento provisional y archivo de la causa abierta a raíz de un homenaje a la División Azul celebrado el pasado 13 de febrero en las proximidades del cementerio de La Almudena, donde se lanzaron proclamas antisemitas.

El representante del Ministerio Público pide en su escrito que se revoque la decisión de la juez "por considerar que no se puede llegar a excluir la existencia de infracción penal sin haber practicado diligencia de investigación alguna", e insiste en que durante el acto se pronunciaron expresiones constitutivas de un delito odio cuando se atribuye la condición de "enemigo" a todo un pueblo "que fue víctima de un genocidio en el marco de la segunda guerra mundial".

A finales del pasado mes de febrero la sección de Ciberodio de la Fiscalía Provincial de Madrid incoó de oficio diligencias de investigación penal por estos hechos donde se proponía la práctica de una serie de pruebas "conducentes a determinar, esclarecer y concretar los presuntos hechos delictivos". La posterior presentación de la correspondiente denuncia recogía las expresiones vertidas por la oradora Isabel Peralta durante la concentración. 

En concreto dijo: "Es nuestra suprema obligación luchar por España y luchar por una Europa ahora débil y liquidada por el enemigo. El enemigo que siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. Porque no hay nada más certero que esta afirmación. El judío es el culpable, el judío es el culpable y la División Azul luchó por ello. Quiso librar al mundo del comunismo, de una invención judía destinada a enfrentar a los obreros y terminar con el ideal de las naciones". 

Para la magistrada, estas manifestaciones no son constitutivas de delito. Sin embargo, la Fiscalía recuerda que los derechos reconocidos constitucionalmente a toda persona no son absolutos: "Los prejuicios, la intolerancia y el odio, al igual que el pensamiento, no pueden ser prohibidos al integrar la esfera de la intimidad más absoluta de cada ser humano. Lo que sí es criminalizable es determinada exteriorización de dichos sentimientos, emociones o pensamientos cuando con ello se lesiona la dignidad de otra persona o grupo de personas", dice la Fiscalía. 

Insiste también la Fiscalía en que la protección "expresa" que el legislador  ha dispensado al pueblo judío "responde precisamente a que el antisemitismo está en el origen de la concepción del delito de odio, erigiéndose como una exigencia no solo moral sino normativa, el tipificar determinadas conductas para erradicar y prevenir la discriminación tras la historia reciente de la segunda guerra mundial". Añade incluso que desconocer que estos discursos tuvieron su raíz en una determinada ideología política fundamentada en la supremacía de la raza aria "es negar la historia".

Más noticias