Público
Público

EL FUTURO DEL PSOE Pedro Sánchez y Antonio Hernando se reconcilian

El exportavoz se mantendrá hasta la moción en la dirección del grupo y más adelante, podría ser elegido portavoz del PSOE en alguna comisión parlamentaria.

Publicidad
Media: 3.03
Votos: 29

El reelegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), conversa en el Congreso con el exportavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, en una foto de archivo. REUTERS/Andrea Comas

Todo es posible en política. Y la mejor prueba de ello es que, en poco más de 96 horas desde que Pedro Sánchez fue reelegido secretario general del PSOE, se han recompuesto las relaciones políticas entre el considerado desde el 1 de octubre y hasta ahora como el “mayor traidor del sanchismo” y del ahora máximo dirigente socialista.

Y es que, según ha sabido Público, Sánchez no sólo ha ofrecido a Hernando seguir trabajando en la dirección del Grupo Socialista hasta el 39º Congreso del PSOE, sino que estudiará también ofrecerle una portavocía en alguna comisión de la Cámara Baja, en cuanto complete la reestructuración que quiere hacer entre sus 84 diputados. Hernando, aseguran las fuentes consultadas, no ha declinado ninguna de los dos ofrecimientos.

Sánchez y Hernando se reunieron este jueves para repasar la actividad parlamentaria del PSOE

Ambos dirigentes celebraron una reunión este jueves en la que, sobre todo, han repasado las iniciativas socialistas presentadas, el posicionamiento del grupo en determinados temas y cómo avanzan los proyectos legislativos en las distintas comisiones.

Sánchez, que dimitió de su cargo de diputado al poco de iniciarse la legislatura para no abstenerse y facilitar el Gobierno de Mariano Rajoy, quería ponerse al día de la actualidad parlamentaria y no dudó en reunirse personalmente con quien ha estado al frente del Grupo Parlamentario Socialista hasta el pasado domingo, cuando presentó su dimisión tras conocerse el resultado de las primarias.

Hernando, muy colaborativo

Fuentes conocedoras de la reunión indicaron que, sobre todo, fue una reunión de trabajo y de carácter técnico, fría en lo personal, pero en la que Hernando se mostró muy colaborativo con el nuevo líder del PSOE. Las mismas fuentes indicaron que Sánchez, con este ofrecimiento, también quiere hacer un gesto a título personal para enterrar los enfrentamientos del pasado, pasar página e iniciar un nuevo ciclo que haga olvidar los desgarros políticos y personales de estos últimos meses.

Sánchez dijo en 'Salvados' que la decisión de Hernando de mantenerse como portavoz parlamentario tras el golpe de octubre en Ferraz fue “una decepción personal”.

La decisión de Sánchez es más que significativa porque el líder del PSOE afirmó en el programa Salvados, nada más dimitir como secretario general, que la decisión de Hernando de mantenerse en la portavocía fue para él “una decepción personal”.

Hay que apuntar que, antes de estos hechos, a Sánchez y Hernando se les podría considerar como amigos personales además de compañeros de partido, al igual que a Óscar López. Además, los tres ya saben lo que es trabajar juntos y haciendo equipo, porque estuvieron muchos años en Ferraz a las órdenes del exsecretario de Organización José Blanco.

Más noticias en Política y Sociedad