Público
Público
Únete a nosotros

La Gestora del PSOE se ve obligada a pedir “respeto” a los compañeros, “y no insultos o gritos”

Reacción inmediata de la dirección del partido para hacer un llamamiento a un proceso sereno y de diálogo

Publicidad
Media: 2.64
Votos: 14

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (c), durante un acto público celebrado en Palencia, parte de su gira por Castilla y León, donde fue increpada por miembros de las bases del PSOE al grito de 'No es no'. EFE/N. GALLEGO

MADRID.- Los primeros incidentes entre militantes del PSOE ocurridos en los escasos actos que se han celebrado vinculados al proceso de primarias, han provocado la alarma en la Gestora del partido, que se vio obligado a exigir este mismo lunes desde Canarias, “un respeto escrupuloso a los compañeros y compañeras”, según afirmó el portavoz de la actual dirección del PSOE, Mario Jiménez.

En un inusual llamamiento de un partido a sus propios militantes para que reine la calma, Jiménez indicó que está en las manos del PSOE hacer buen proceso de primarias y un buen 39º Congreso, pero advirtió de que “si se insulta no se dialoga, si se grita no se habla, si no se crea una mesa para dar ideas no puede haber un entendimiento”, afirmó.
Por ello, con rostro serio, Jiménez repitió en varias ocasiones que el proceso precongresual tiene que ir dirigido “a debatir y a discutir, pero de manera serena y tranquila” porque, en su opinión, es lo que espera la ciudadanía del PSOE.

Indicó que si el PSOE sólo estuviera pensando en buscar a una persona para liderar el partido estaría abandonado a las personas, y a los ciudadanos que buscan respuestas.

La reacción de la Gestora llega después de que Susana Díaz fuera increpada por militantes al grito de 'No es no' y 'Fuera caciques del PSOE'

El llamamiento a la calma de Jiménez se produce la misma semana en la que se celebrarán dos actos potentes en Andalucía, ambos el sábado. El primero es el estreno de Pedro Sánchez en su anunciada intención de saber lo que piensa la militancia; y el otro la coincidencia de Susana Díaz con Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque el primero será en Dos Hermanas y el otro en Cádiz.

Fuentes de la dirección admiten su preocupación sobre que si no se calman las aguas a tiempo, el proceso de primarias se convierta en un enfrentamiento interno entre militantes, aunque se confía en que se abrirá paso la serenidad y que serán los propios “aspirantes” quienes pretenderán huir de este ambiente, sobre todo, cuando aún faltan más de dos meses de proceso.

Pero, de momento, parece que nadie se da por aludido y sería muy difícil que nadie vaya a reclamar como propio el liderazgo de estos movimientos de descontento interno. Parecería que han aparecido como las setas en el partido. Luego está a ver quién las recoge.

Más noticias en Política y Sociedad