Público
Público

El Gobierno andaluz se lía con la gestión del coronavirus y la oposición exige dimisiones y explicaciones a Moreno

Un informe del SAS fechado el 24 de agosto pasado habla de transmisión comunitaria en Málaga, el portavoz Bendodo, mano derecha del presidente, lo confirma dos semanas después y la viceconsejera de Salud lo desmiente hoy

Bendodo, con 'fuerza y ánimo' para repetir como presidente provincial del PP
El consejero andaluz de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo. Jesús Prieto Rivas)

raúl bocanegra

La difusión por parte del coordinador de IU en Andalucía, Toni Valero, de un escrito del Servicio Andaluz de Salud (SAS) –del distrito sanitario de Málaga– en el que se habla de "transmisión comunitaria" del coronavirus, ha causado una tormenta política de entidad, que ha puesto en el ojo del huracán al consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), mano derecha del presidente Juanma Moreno, y también la propia gestión de enfermedad por parte de la Junta en la provincia de Málaga.

"Es tremendamente grave e irresponsable que haya ocultado una información de este calado. Las medidas del Gobierno andaluz han brillado por su ausencia ante una transmisión comunitaria que ya llevamos padeciendo dos semanas sin saberlo. Vamos a pedir explicaciones en el Parlamento y la dimisión de su portavoz, Elías Bendodo, ante esta negligencia", escribió Valero en su cuenta de Twitter.

Valero apuntó a Bendodo porque el consejero y portavoz este martes había manifestado  que en Málaga había "que hablar ya de contagio comunitario". Después, había llamado a "limitar a lo estrictamente necesario los eventos multitudinarios".

El Gobierno andaluz, este martes, contabilizaba 222 personas ingresadas por covid-19 en los hospitales malagueños —30 de ellos en unidades de Cuidados Intensivos (UCI)— y el número de contagios confirmados por PCR por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días en Málaga se eleva a 202, frente a la tasa de 124 de media en Andalucía, según recoge Europa Press. Bendodo calificó los datos de "realmente preocupantes".

El escrito del SAS, destinado a advertir a los responsables de las residencias de ancianos sobre la importante incidencia del covid-19 en la zona y hecho público hoy por IU, está fechado en Mijas el 24 de agosto pasado y en él se puede leer lo siguiente: "La situación epidemiológica en el Distrito Sanitario Costa del Sol en el contexto de la pandemia Covid-19 es considerada de transmisión comunitaria activa, con la incidencia acumulada de 163,49 casos PCR Sars-Cov-2 positivos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, superando el indicador recomendado por la Consejería de Salud y Familias (establecido el límite en 30 casos por 100.000 habitantes)".

El concepto transmisión comunitaria implica contagios locales en un número importante y la falta de control sobre el virus, al perderse el rastro de la cadena de transmisión, el origen de las infecciones, según las definiciones que manejan las administraciones sanitarias.  

Salud desmiente a Bendodo

La respuesta de la Junta de Andalucía a la difusión de este documento fue sorprendente. La viceconsejera de Salud y Familias de la Junta, Catalina García, contradijo al mismísimo portavoz del Gobierno, y rechazó que hubiera transmisión comunitaria por covid-19 en la provincia de Málaga, según recoge Europa Press. García admitió que la incidencia del coronavirus es mayor que en el resto de provincias andaluzas, al ser una zona turística, pero hizo hincapié en que esto no significa que se esté en una realidad de contagio comunitario. "Una incidencia mayor no significa una transmisión comunitaria", dijo García durante su visita al Hospital de Úbeda.

La viceconsejera de Salud, además, dejó a la autora del informe –una epidemióloga de Málaga– a los pies de los caballos y, según recoge Europa Press, dijo: "Con su criterio decidió ella que existía en Málaga una transmisión comunitaria para justificar el acceso y la restricción de visitas a la residencia de mayores de su área".

La viceconsejera agregó que la epidemióloga "no tiene los datos de toda Málaga para decir que existe en Málaga una transmisión comunitaria, con lo cual no compartimos ese criterio". Esto lo dijo en realidad el consejero de la presidencia, no la epidemiologa, quien en su informe habla de la Costa del Sol. "Málaga tiene una incidencia mayor por su situación, pero no existe una transmisión comunitaria", remachó la viceconsejera, quien añadió que "a día de hoy eso no es una realidad.

El PSOE también arremetió contra el Gobierno por este asunto. Así, su secretaria general, Susana Díaz, reclamó que Moreno explique "por qué han ocultado la transmisión comunitaria en Málaga y, si lo hay, también en Almería". Díaz exigió al presidente "transparencia y que la gente conozca la verdad" y denunció que "han ocultado durante tres semanas lo que pasa en Málaga". "No lo han dicho a la población, a los profesionales sanitarios ni de la enseñanza".

"Es muy grave y en el peor momento tenemos un Gobierno insensible, que falta la verdad y que no cuenta qué está pasado", añadió Díaz, según informó el PSOE en un comunicado. "Lo más preocupante y más duro es que pregunté expresamente si había transmisión comunitaria en la comunidad a Moreno –durante su reciente encuentro en San Telmo– porque teníamos información por lo que estaba ocurriendo en la residencia de El Zapillo en Almería y la consejera de Igualdad admitió en comisión parlamentaria que hay transmisión comunitaria en esta provincia". "No me lo dijo y ya lo sabía", lamentó Díaz. "Cuando un presidente no dice la verdad, genera inseguridad y es muy grave", remachó.

Más noticias