Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno en funciones se 'desangra' mientras Rajoy duda si someterse a la investidura

Alonso abandonará el Ministerio de Sanidad el viernes para optar a lehendakari y se suma a las bajas de Ana Pastor, presidenta del Congreso, y José Manuel Soria, obligado a dimitir por mentir en el caso de los 'papeles de Panamá'.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El prsidente del Partido Popular y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. REUTERS

MADRID.- El Gobierno en funciones del PP ha sufrido este lunes su tercera baja en el Consejo de Ministros.  Sin posibilidad de nombrar a un sustituto o sustituta por su interinidad, el Ejecutivo de Mariano Rajoy dirá adiós el viernes al titular de Sanidad, Alfonso Alonso, que vuelve a su tierra para ser el candidato a lehendakari en las elecciones autonómicas vascas convocadas para el 25 de septiembre. Alonso acudirá este viernes a su última reunión de Gobierno tras menos de dos años frente al Ministerio que abandonó Ana Mato por su implicación en el caso Gürtel.

Alonso es el tercer ministro que abandona el Gobierno en funciones del PP desde la celebración de las elecciones generales del 20 de diciembre pasado, lo que ha obligado a Rajoy a traspasar la dirección de los departamentos descabezados a otros ministerios. José Manuel Soria, exministro de Industria y expresidente del PP canario, se vio obligado a dimitir de todas estas responsabilidades en abril de 2016 cuando su nombre apareció en los polémicos papeles de Panamá vinculado a empresas offshore y el exministro protagonizó una sucesión de desmentidos que fueron, a su vez, desmentidos por las publicaciones periodísticas hasta dejar a Soria completamente en evidencia y fuera del Ejecutivo.

Rajoy no ha logrado ni un apoyo parlamentario pese a haber ganado dos elecciones generales desde el 20-D

Ana Pastor, exministra de Fomento y persona de la máxima confianza del presidente en funciones, ha sido la siguiente en abandonar el Ejecutivo ídem, apenas dos semanas antes de que lo haga Alonso. Pastor fue elegida presidenta de la Mesa del Congreso de los Diputados el 19 de julio con el apoyo de Ciudadanos y el voto en blanco de los nacionalistas, y las funciones de su departamento (inmerso en una importante crisis por las acusaciones de corrupción que penden sobre exdirectivos de Adif) fueron asumidas por el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, que antes de sustituir a su antecesor Alberto Ruiz-Gallardón, fue el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda con Pastor y conoce el departamento.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor; la vicepresidenta, Rosa Romero, y la secretaria, Alicia Sánchez-Camacho, las tres del PP. / EFE

¿Va a seguir el Gobierno en funciones desangrándose hasta que sea relevado? Todo apunta a que no, tras ser convocadas las elecciones gallegas y vascas y designados los candidatos (la propia Ana Pastor sonó como sucesora de Alberto Núñez Feijóo en Galicia cuando éste aseguró que valoraba no repetir como candidato del PP en 2016); pero también, tras ser conformados los órganos parlamentarios, que son las únicas instituciones que ven la luz tras la celebración de unas generales y antes que el Ejecutivo, precisamente, como paso previo para elegir en su seno al Gobierno que resulte del apoyo parlamentario mayoritario.

En este punto, precisamente, Rajoy se reúne este martes y miércoles con aquéllos líderes de cuyos partidos quiere los apoyos: con Pedro Sánchez, en busca de la abstención del PSOE (total o parcial), y con Albert Rivera, tratando de hacerse con los 32 síes de Ciudadanos. Ambos líderes acuden muy presionados por factores externos e internos para ceder a las pretensiones de Rajoy, que pese a haber redactado un documento para presentar mañana a ambos con las bases de la negociación que pretende, de momento, no ha hecho ningún gesto hacia los socialistas o C's para atraerse su apoyo, más allá de exigirlo por "sentido común" hacia quien ha ganado las elecciones sin lograr ni un apoyo parlamentario desde el 20-D.

Más noticias en Política y Sociedad