Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno pide a PP y Cs la abstención en la investidura de Sánchez como un "servicio a España" y la sitúa a principios de julio

Isabel Celaá considera que todavía "hay camino para andar" en las negociaciones para lograr los apoyos que necesita el líder socialista. El ministro de Agricultura, Luis Planas, asumirá los asuntos de Política Territorial después de que Meritxell Batet haya sido propuesta para la presidencia del Congreso.

Publicidad
Media: 2
Votos: 3

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa tras la reunión este viernes del Consejo de Gobierno. /EFE

El Gobierno calcula que la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno podrá realizarse a principios del mes de julio y ha pedido a los partidos constitucionalistas PP y Cs que se abstengan para facilitar que esto sea así alegando que "podría ser un servicio a España".

Según la ministra portavoz, dado que "las fuerzas constitucionalistas recuerdan a la ciudadanía que no se debe contar con las fuerzas independentistas", ahora tienen abierta una "forma perfecta" para evitar ese protagonismo del independentismo, que es "absteniéndose en la investidura, por cierto como hizo el PSOE en su momento con el fin de aportar estabilidad al nuevo Gobierno y el país".

"Es una cuestión que está en su mano y podría ser un servicio a España, habida cuenta de que nadie duda, ni siquiera estas fuerzas, de que el nuevo Gobierno estará presidido por Pedro Sánchez", ha remachado, invitando así a PP y Ciudadanos a "aportar valor a la estabilidad del país".

Celaá aludía a la decisión del PSOE de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy a finales de 2016, una decisión que supuso una fractura en el PSOE, la dimisión de Sánchez como secretario general del partido y el abandono de su escaño en el Congreso. De esa forma, Sánchez evitó abstenerse en esa votación y evitó también desobedecer la instrucción de la dirección del partido.

Con todo, fuentes del Ejecutivo recuerdan que la posición que adoptó el PSOE fue la de la abstención y consideran que, teniendo en cuenta toda la presión que ejercieron en su día PP y Ciudadanos para que el PSOE se abstuviera, ahora deberían ser coherentes.

En todo caso, Celaá ha dejado claro que la vocación de Sánchez sigue siendo gobernar en solitario, con un programa que considera "suficientemente potente" para poder llevarlo a cabo con acuerdos con distintas fuerzas, eso sí, reconociendo que serán "acuerdos muy preferentes con Unidas Podemos".

"Todo está por transitarse" con Podemos y ERC

Así, ha descartado la tesis de que el descontento con ERC, después de que los independentistas catalanes hayan impedido que Miquel Iceta presida el Senado, pueda favorecer una alianza más estrecha con Unidas Podemos. Según ha dicho, tanto con los de Pablo Iglesias como con ERC "todo está por transitarse" y "hay camino por andar". De hecho, ha recordado que Sánchez e Iglesias se pusieron de acuerdo, precisamente, en acordar.

En cuanto a ERC, no ha querido precisar si existe algún diálogo y ha optado por responder que su propósito es dialogar con todas las fuerzas políticas y con todos los gobiernos, "también con el Govern", y que siempre hay un "diálogo abierto en el ámbito constitucional".

En cuanto a los plazos para la investidura, la portavoz del Ejecutivo cree que lo más realista es situarla a principios del mes de julio, porque el próximo día 21 se constituyen las Cortes y calcula que las consultas con el Rey, la organización de la Cámara y los grupos llevará alrededor de unos 30 días. De momento, Sánchez tiene dos citas internacionales a finales de junio: El Consejo Europeo en Bruselas los días 20 y 21 y la Cumbre del G20 en Osaka (Japón) los días 28 y 29.

Luis Planas asumirá las funciones de Batet

Además, Celaá ha anunciado que el ministro de Agricultura, Luis Planas, asumirá el "despacho ordinario" de los asuntos del Departamento de Política Territorial, una vez que su titular, Meritxell Batet, ha sido designada presidenta del Congreso.

A partir del próximo martes, Batet sustituirá a Ana Pastor como máxima autoridad de la Cámara Baja, a propuesta de Sánchez, que también ha elegido a otro catalán, Manuel Cruz, para presidir el Senado.

Más noticias en Política y Sociedad