Público
Público

PSOE y Podemos Sánchez rechaza una última oferta de Iglesias de hacer una coalición temporal

El secretario general de Podemos propuso al presidente en funciones hacer un Gobierno de coalición y abandonarlo después de los próximos Presupuestos Generales del Estado. Iglesias también se comprometió a que mantendrían el apoyo parlamentario por lo que se garantizaría la estabilidad de la legislatura. No habrá reunión entre ambos dirigentes.

Publicidad
Media: 3.07
Votos: 15

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se dirige a Pedro Sánchez en el Congreso. (EMILIO NARANJO | EFE)

Pablo Iglesias llamó a Pedro Sánchez este jueves y lanzó una última propuesta: hacer ahora un Gobierno de coalición y, si el presidente lo pide, abandonar el Gobierno y mantener el apoyo parlamentario. Una forma de garantizar la estabilidad de la legislatura. Sin embargo, el PSOE avisó a los medios de comunicación que rechazaba esta propuesta a los pocos minutos de hacerse pública. 

El secretario general de Podemos hizo así un último movimiento para evitar la repetición electoral y alcanzar un acuerdo. "Si después de la aprobación de los Presupuestos Pedro Sánchez considera que la coalición no ha funcionado, Unidas Podemos se compromete a abandonar el gobierno manteniendo el apoyo parlamentario", explican las fuentes del grupo confederal. 

Iglesias propuso que la coalición se acordara sobre la base la de la última propuesta del PSOE y de la última contrapropuesta de Unidas Podemos. El trabajo sería evaluado en el momento de la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Pocos minutos después, fuentes socialistas mostraron su total rechazo a esta propuesta porque, según le dijo Pedro Sánchez al líder de Unidas Podemos, tras la investidura fallida, "no se dan ni las bases mínimas de confianza ni un planteamiento de Gobierno cohesionado, coherente y con una única dirección en una legislatura estable, algo que necesita con urgencia España". 

El presidente en funciones indicó que sigue abierta la posibilidad de negociación en base a la última propuesta "intermedia" presentada por los socialistas pero en el marco de la mesa negociadora, por lo que no habrá reunión entre ambos dirigentes antes de la ronda de consultas con el jefe del Estado como pretendía Iglesias. Sin embargo, las comisiones negociadoras no prevén reunirse porque las socialistas dijeron en su último encuentro que se levantaban de la mesa si el grupo confederal no renunciaba a la coalición. 

Frente al rechazo del PSOE, desde Unidas Podemos siguen defendiendo la propuesta como una vía intermedia entre las dos posiciones y que "garantiza la aprobación de los presupuestos, da una oportunidad a que el gobierno de coalición funcione, pero garantiza a Pedro Sánchez, si considera que la coalición no ha funcionado, un gobierno en solitario estable durante la mayor parte de la legislatura"

El PSOE insiste: "La coalición es inviable"

El presidente en funciones insistió a Iglesias que sigue abierta la puerta de la negociación en torno a esa propuesta de acuerdo programático, mecanismos de garantía para su cumplimiento y cargos de Unidas Podemos en las Instituciones del Estado, "siempre y cuando se aparquen propuestas que ya se demostraron inviables, como la coalición", afirman fuentes socialistas.

Sánchez también ha trasladado a Iglesias que no quiere ir a las elecciones generales del 10 de noviembre, pero su deseo "es tener un Gobierno sólido y una legislatura estable" y, en su opinión, "hay votos, escaños y programa, y sólo falta el sí de Unidas Podemos".

Sánchez le dijo a Iglesias que hay votos, escaños y programa, "y sólo falta el sí de Unidas Podemos"

El PSOE también desvela que Iglesias ha advertido que, si hay elecciones el 10 de noviembre, seguirá pidiendo después un Gobierno de coalición y que ya no aceptará su exclusión o su veto en el Ejecutivo. Los socialistas no han querido contestar a dicha advertencia y se han limitado a decir que "toman nota". Un punto que la dirección de Podemos desmiente. 

Lo que sí han informado fuentes socialistas es que la decisión es definitiva y que ahora Unidas Podemos debe decidir qué postura adoptar, pero sabiendo ya que no habrá ningún acuerdo basado en un Gobierno de coalición, "ni temporal, ni a medio plazo", afirmaron. De no cambiar ninguna de las partes las posiciones, las elecciones están a la vuelta de la esquina.


Más noticias en Política y Sociedad