Público
Público

Elecciones gallegas La izquierda concurre a los comicios gallegos dividida en cuatro coaliciones 

La última alianza en registrarse ha sido Marea Galeguista, después de que En Marea anunciase su participación en las elecciones autonómicas. Repiten de la pasada convocatoria Galicia en Común Anova-Mareas, Espazo Común y Unidos por el futuro.

El candidato a la Xunta de Galicia por Galicia en Común, Antón Gómez Reino.
El candidato a la Xunta de Galicia por Galicia en Común, Antón Gómez Reino.

La incorporación de En Marea al escenario electoral amplió la fragmentación de la izquierda gallega. Este viernes terminó el plazo para registrar coaliciones y el partido que se había juntado con Galicia en Común en las pasadas autonómicas bajo la misma marca, apuesta por los partidos Compromiso por Galicia y Partido Galeguista con el nombre Marea Galeguista. De las elecciones canceladas el 5 de abril, vuelven a repetir Galicia en Común Anova-Mareas, Espazo Común y Unidos por el futuro.

Marea Galeguista aún no tiene cabeza de lista clara, pero las tres formaciones se presentan como la alternativa para hacer frente a la "emergencia social, feminista y climática que vive Galicia". En Marea, después de la retirada de su líder Luís Villares, no se iba presentar a los comicios del 5 de abril. Su apoyo a unas elecciones en julio levantó las sospechas de que, bajo una nueva dirección y con caras nuevas, resolviesen concurrir. Desde el partido explican que entre las fuerzas actuales "no hay alternativa al PP" y que las circunstancias son muy diferentes a las pasadas elecciones debido a la crisis originada por la covid-19, en donde la oposición "ha estado desaparecida".

Desde el partido han contactado con otras fuerzas para buscar coalición ya que así lo han elegido las inscritas, pero no se dirigieron a sus antiguas compañeras de Galicia en Común, que han evitado pronunciarse acerca de su candidatura a las autonómicas, al igual que el resto de grupos parlamentarios. En Marea en 2016 se situó como una de las principales fuerzas políticas con 14 diputados, pero debido a su escisión se crearon dos grupos en el Parlamento, el suyo con 5 integrantes, llamado Grupo Mixto. Los 9 restantes fueron para Galicia en Común, que conformaron el Grupo Común da Esquerda.

La candidatura de Antón Gómez Reino como candidato a la Xunta era previsible antes de que se formalizase para las elecciones del 5 de abril. Para esos comicios, las alianzas habían sido apuradas hasta el último momento, algo que no ocurrió en esta convocatoria, que han llegado con la coalición despejada. Esta vez, con más de 24 horas de margen, el partido de Gómez Reino ya había registrado su coalición ante la junta electoral.

De esta manera integran Galicia en Común: Podemos, Esquerda Unida, Anova, Marea Atlántica y Compostela Aberta. El grupo ha sido muy crítico con la convocatoria electoral en verano, ya que consideran que no se dan las garantías sanitarias para ir a las urnas. La formación cree "intacta" la posibilidad de un "cambio político" después de la jornada electoral y apuesta por una coalición para gobernar la Xunta de Galicia.

La tercera alianza es Espazo Común, que no tiene representación en la Cámara gallega, una organización fundada por el exsecretario xeral del PSdeG-PSOE, Pachi Vázquez, que se suma a Recortes Cero y Os Verdes para concurrir juntas el 12 de julio. Encabezada por Pastora Fernández y Francisco Fraga, la formación busca dar voz a Ourense y presentarán candidaturas para las cuatro provincias, definiéndose como una "alternativa progresista". Criticaron que el Gobierno de Feijóo no haya convocado a todas las fuerzas que se presentaron al 5A para abordar una nueva fecha electoral.

Unidos por el futuro, que también se habían registrado para el 5A, es otra coalición de cara a las elecciones autonómicas gallegas. Las formaciones Unidos por la Solidaridad Internacional, Democracia Efectiva (DEF) y Unión Demócrata del Pueblo (UDP) han acordado presentarse al 12J. Se definen como "izquierda sin nacionalistas, por la igualdad de oportunidades y la justicia social".

Coalición fallida

Ciudadanos intentó hasta el último momento unirse al PPdeG, algo que también luchó la formación naranja en febrero para ir juntos a la convocatoria de abril bajo la marca Mejor Unidos. Inés Arrimadas presionaba desde Madrid a un Feijóo que no quería prescindir de sus siglas, las que le han dado mayoría absoluta once años. El presidente de la Xunta rechazó la alianza, pero no que integrantes del partido entrasen en el PPdeG, algo que a lo que Cs se negó.

El partido naranja advirtió desde el Congreso la importancia de una coalición en Galicia ante el "peligro" del nacionalismo, para evitar así que el PSdeG-PSOE gobierne con el BNG, como ocurrió con el bipartito entre 2005 y 2009. En Galicia, Cs no tiene representación en el Parlamento y concurrirá en solitario al 12J con Beatriz Pino como cabeza de lista, aspirando a entrar en la Cámara gallega por primera vez.

Más noticias de Política y Sociedad