Público
Público

La izquierda española se une en apoyo a Tsipras: "Todos somos Grecia"

Ciudades españolas se suman a las convocatorias griegas en apoyo a su Gobierno. La concentración de Madrid ha contado con la presencia de Pablo Iglesias y Alberto Garzón. 

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 20

Panayoya Maniou, miembro de Syriza, interviene en el acto. JC

MADRID.- En el marco de la Semana Europea de Solidaridad con Grecia, y como colofón de la misma, han tenido lugar en ciudades españolas como Madrid y Barcelona manifestaciones en apoyo al Gobierno de Syriza. Fueron convocadas hace más de una semana, pensadas para respaldar a los griegos en las negociaciones que mantenían con los acreedores, pero hoy adquirían un nuevo sentido tras conocerse la ruptura del diálogo y la convocatoria de un referéndum en Grecia para decidir sobre las medidas propuestas por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea (las llamadas "instituciones por el nuevo ejecutivo griego, anteriormente conocidas como troika).

La concentración de Madrid, en la que la consigna más repetida ha sido "todos somos Grecia", ha tenido lugar a las 20:00 horas de la tarde en la cuesta de Moyano, y se han acercado hasta él alrededor de 300 personas, entre ellas el líder de Podemos Pablo Iglesias y el de Izquierda Unida Alberto Garzón. En el acto, presidido por Marga Ferré (secretaria de elaboración política y programas de IU), han intervenido Diego Borja, ministro de Finanzas de Ecuador en el momento en que este país renegoció su deuda; Carlos Sánchez Mato, concejal de economía del nuevo Ayuntamiento de Madrid; y Panayota Maniou, europarlamentaria de Syriza y líder del grupo de la izquierda europea.

Pablo Iglesias ha hablado en clave nacional del "intento de humillar al pueblo griego". Cree que "van a tratar de estrangular a Grecia para darnos una lección" a los españoles, y que de esa manera no voten a gobiernos de izquierdas. A los que quieren "asustar a España usando a los griegos" les ha respondido recordando que "España no es Grecia" porque tiene una "posición fuerte" dentro de Europa. "Frente al totalitarismo de mercado", "más Europa y más democracia", ha apostillado el líder de Podemos.

El candidato de IU a La Moncloa, Alberto Garzón, ha criticado las "prácticas mafiosas" del Eurogrupo, cuya actuación responde en su opinión a "una jugada para generar miedo". Garzón ha acudido a la concentración antes que Pablo Iglesias, que ha aparecido en mitad del mismo acompañado de Íñigo Errejón, Carolina Bescansa y otros miembros de Podemos. El debate en torno a una candidatura unitaria de izquierdas no ha sido ajeno al acto, ya que la frase "unidad popular" ha sido de las más coreadas.

Carolina Bescansa, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, dirigentes de Podemos, aplauden en un momento de la intervención de Panayota Maniou, de Syriza. JC

En los discursos, las denuncias hacia el "chantaje" y las "amenazas" de los acreedores han sido una constante. El exministro ecuatoriano Diego Borja ha hablado también de las "instituciones mafiosas" [las de la antigua troika], que según cree "se han unido para estafar al pueblo griego" ya que "la deuda ha pasado de los bancos a los bolsillos de la gente".

El concejal de Ahora Madrid, Sánchez Mato, ha recordado que las políticas neoliberales de ajuste no son nuevas sino que se llevan practicando en multitud de países desde los años 80 y solo han traído "pobreza y dolor". "No son el único camino", ha concluido levantando un rotundo aplauso y los habituales cánticos de "Sí se puede".

La griega Maniou ha comenzado hablando de su "primer ministro, compañero y amigo" Alexis Tsipras, para después hacer un repaso por las principales medidas que ya ha llevado a cabo el Gobierno que preside, que "siempre actuará con dignidad y justicia". En declaraciones tras su intervención, confesaba que siempre se han sentido [en su partido] muy respaldados por el pueblo español, aunque "en las reuniones del Eurogrupo hemos estado muy solos".

También el eurodiputado de IU Javier Couso ha estado presente. En una conversación con Público, ha defendido al Gobierno griego, que "ha hecho todo lo posible por llegar a un acuerdo pero sin sacrificar a su gente". "Si Grecia se va del euro, es que la han echado", ha afirmado. Cree que el interés de los acreedores para mantener una posición tan dura es el de"meter miedo a los demás pueblos para que no cunda el ejemplo". "Lo que a ellos les preocupa es que después venga España", ha explicado.

Más noticias en Política y Sociedad