Público
Público

Juan Carlos I confirmó en una carta la donación "irrevocable" de 65 millones a Corinna Larsen

El rey emérito descartó en una misiva enviada su gestor que su amante fuera su testaferro, en plena tormenta de los audios grabados a su ex entrañable amiga por el comisario José Manuel Villarejo.

Juan Carlos I
Juan Carlos I en una imagen de archivo.

público

Juan Carlos I confirmó en una carta remitida en agosto de 2018 a Dante Canónica, su abogado en Suiza, que la donación de 76 millones de dólares (unos 65 millones de euros) a Corinna Larsen era "irrevocable", una vez cerrada la cuenta de la fundación panameña Lucum.

El rey emérito tenía parte de su fortuna oculta en esta fundación, en concreto 100 millones de dólares provenientes de Arabia Saudita.

El 12 de agosto de 2018 envió esta carta a Canónica, cuando éste último había sido citado a declarar por el fiscal suizo Yves Bertossa tras conocerse las revelaciones de Larsen a José Manuel Villarejo, grabadas por el comisario de Policía Nacional.

En la carta, Juan Carlos I sostiene que Larsen no actuó nunca como su testaferro cuando ordenó a Canónica transferir lo que quedaba de esta fortuna a Corinna Larsen.

La aclaración convenía a Canónica, ya que es el abogado de la Fundación Lucum donde se gestionó estos 100 millones de dólares entre 2010 y 2012. Fue en 2012 cuando se envió el diner que quedaba a Larsen (65 millones de dólares).

Bertossa investiga el traspaso de esta fortuna secreta a la cuenta de Larsen en las Bahamas. E investiga a la empresaria por delito fiscal agravado.

La Fundación Lucum fue creada por Canónica y Arturo Fasana por encargo de Juan Carlos I realizado en el mismo despacho de La Zarzuela, cuando era jefe de Estado, para ocultar los 100 millones de dólares a Hacienda.

La Fundación Lucum es una sociedad off shore que tiene como primer beneficiario a Juan Carlos I y, a su muerte, a Felipe VI y sus hermanas. Con cuenta en el banco Mirabaud, Canónica se encargaba de sacar dinero y entregárselo al monarca.

Juan Carlos I sostiene que los 100 millones fueron donados por el rey de Arabia Saudita al emérito. Pero Larsen afirma a Villarejo en la grabación que sería una comisión por la adjudicación de la Fase II del Ave a La Meca a empresas españolas.

En el año 2012, después del accidente de Botsuana, Juan Carlos I decidió traspasar el dinero que quedaba en esta cuenta a Larsen.

Los gestores de Mirabaud han dicho al fiscal suizo que obligaron al monarca a cerrar la cuenta por consejo de su departamento de Compliance.

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto diligencias informativas sobre el origen de esta fortuna oculta de Juan Carlos I, para conocer si provino o no de comisiones o fue una donación y el manejo de este dinero a partir del momento en que abdicó, en 2014. Se investigan los delitos de blanqueo y delito fiscal.

Le pidió los 65 millones por 'un berrinche'

En una entrevista concedida a la cadena británica BBC hecha pública este jueves, Corinna Larsen aseguró que Juan Carlos I "ha confirmado en la investigación suiza que en realidad nunca pidió que se le devolviera el dinero y que yo nunca tuve el dinero en su nombre".

La empresaria alemana se refería a esta carta cuyo contenido se conocía pero cuya imagen ha sido difundida este jueves, después de difundirse su entrevista.

Al parecer, Juan Carlos I le reclamó en 2014 la devolución de este dinero. "Creo que fue solamente un berrinche" al asumir que no iba a retomar la relación sentimental.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha reabierto de oficio el caso Carol, dentro de la causa abierta contra Villarejo, y ha citado a Larsen como investigada para el próximo 8 de septiembre. Declarará por videoconferencia.

García Castellón quiere averiguar si Larsen contrató en 2015 al comisario en activo para investigar a una asistente española porque ella sospechaba que estaba filtrando datos de su vida privada, tal y como se deduce de las grabaciones. De haberse materializado, se habrían producidos delitos de cohecho activo y pasivo.

Más noticias de Política y Sociedad