Público
Público
Podemos

Un juez archiva la denuncia contra Podemos por las donaciones a través de la Fundación 25-M

La investigación arrancaba de la denuncia que hizo la abogada Mónica Carmona, anterior responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos.

Ione Belarra
Ione Belarra hace declaraciones a los medios en la IV Asamblea Ciudadana de Podemos. Fernando Alvarado / EFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid, Pedro López Jiménez, ha archivado la causa contra Podemos por las donaciones realizadas a través de la Fundación 25-M que fueron denunciadas por Mónica Carmona, exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona. 

La causa fue remitida desde el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid pro considerar que la denuncia de la abogada  Mónica Carmona no formaban parte de la investigación central, que versa sobre el contrato con la consultora Neurona.

La exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos aseguraba en un escrito al juzgado que cuando estaba en el partido había empezado a investigar las donaciones realizadas por Podemos a la Escuela Popular Paulo Freire a raíz de una denuncia interna. Esa presunta denuncia alertaba de que una "elevada cantidad de dinero se había donado para actos de formación, sin que existiera transparencia sobre el destino real de los fondos", lo que, a su juicio, "abonaba la sospecha de que hubieran sido utilizados realmente como "tapadera" para desviar dinero del partido". 

El juez decreta el sobreseimiento de esta pieza al no percibir indicios de delito, según ha podido saber este medio. De las investigaciones iniciadas a raíz de la denuncia de Mónica Carmona contra Podemos, solo queda abierta la que sigue el Juzgado de Instrucción 46 de Madrid sobre el presunto papel de cuidadora de la exdiputada Teresa Arévalo, quien supuestamente habría cuidado a los hijos de Irene Montero, ministra de Igualdad. Arévalo, que está citada en el juzgado el próximo 14 de julio, es asesora de Montero en su gabinete. 

El pasado mes de marzo la titular del Juzgado de lo Social 1 de Granollers (Barcelona), Carmen Briones, estableció en una sentencia sobre el contencioso laboral planteado por la abogada de Podemos Mónica Carmona que "no se aprecia indicio alguno de vulneración de derechos fundamentales" y que los documentos que ha aportado Carmona en relación a supuestas irregularidades, entre ellas, en la contratación de la consultora Neurona, son "meras alegaciones que no constan acreditadas a través de ningún medio de prueba"

No obstante, la jueza condenó a Podemos a restituir a la abogada "en sus condiciones laborales anteriores consistentes en una jornada de 40 horas semanales y en las funciones propias de su categoría profesional de asesora jurídica".

Más noticias