Público
Público

JUICIO A TRAPERO Laplana: la influencia de Sànchez en los Mossos era "nula"

La intendente de la policía catalana considera que el líder de ANC condenado por el Supremo no era “nadie para exigir ni entrometerse en las decisiones” policiales el 20 de septiembre de 2017.

Teresa Laplana en el juicio a Trapero
La intentente de los Mossos Teresa Laplana flanqueada por el exdirector de los Mossos Pere Soler (izda) y el mayor Josep Lluís Trapero (dcha), durante el juicio  a la cúpula de la policía autónoma . Foto: Efe

JULIA PÉREZ/ AGENCIAS

Misma abogada defensora, misma versión. La intendente de los Mossos d’Esquadra Teresa Laplana ha refrendado ante la Audiencia Nacional la declaración del mayor Josep Lluís Trapero.

Acusada de sedición por la Fiscalía por no atender las reclamaciones de la Guardia Civil del 20 de septiembre, cuando una multitud rodeó la Consejería de Economía mientras era registrada por una comisión judicial que buscaba las pruebas de la organización de proceso independentista y del referéndum del 1-O.

Laplana ha insistido en todo momento ante el tribunal que juzga la actuación de los Mossos durante el ‘procés’ que sus contactos con el entonces presidente de la Assamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, en aquella jornada era por indicación de sus superiores ya que “no tiene ninguna autoridad sobre mis funciones.

wYo era un elemento de información cualificada con rango para poder interlocutar con la Guardia Civil pero no era la responsable del operativo de aquel día", ha explicado Laplana, a preguntas del fiscal Pedro Rubira.

Laplana ha querido despejar cualquier duda de que Sànchez tuviera alguna "autoridad" en la actuación de la policía autonómica y ha enfatizado –como también lo hizo Trapero durante su declaración-- que el expresidente de la asociación sólo tenía la atribución de "colaborar" en la formación de un pasillo de voluntarios.

Jordi Sànchez "podía decir misa…, no es nadie para exigir ni entrometerse en las decisiones y en las órdenes que dan la policía… Yo tenía muy claro para qué estaba. Lo que no iba a hacer era entrar en una discusión", ha agregado.

Ella no asentía a lo que decía Sànchez, en “ningún caso”. No conocía de antemano al líder de ANC y era la primera vez que tenía un contacto con él.

"Todo lo que pudiera decir no carecía de ningún valor y su capacidad de influencia era nula", ha remachado a preguntas de su abogada defensora, Olga Tubau.

Unas 40.000 personas rodeaban el edificio público, convocadas por ANC entre otras organizaciones. Y Laplana recibió la orden de contactar con Sànchez para hacer un pasillo de voluntarios y que entraran los detenidos con el fin de que asistan al registro de sus despachos, que finalmente no se pudo hacer. También habló con él para pedirle su colaboración para la retirada de los vehículos de la Guardia Civil y para pedir colaboración para la salida de la comitiva judicial.

Laplana ha lamentado llevar "dos años y medio" viviendo "el día de la marmota". "Me he acostado el 20 de septiembre y me he vuelto a levantar el 20 de septiembre".

Más noticias de Política y Sociedad