Público
Público

La ley audiovisual sale adelante gracias a la abstención del PP y divide a PSOE y Unidas Podemos en la votación

La votación de la norma, pactada con ERC en el marco de la negociación de los Presupuestos de 2022, se ha salvado a pesar de no contar tampoco con el apoyo de los socios parlamentarios del Gobierno.

26/05/2022.- La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, asiste este jueves al pleno del Congreso, donde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado cuenta del espionaje con Pegasus sufrido po
La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, en el Congreso este jueves. Miguel Osés / EFE

La Ley General de Comunicación Audiovisual ha sido aprobada en el Congreso gracias a la abstención del PP. Y, por primera vez en una iniciativa relacionada con la acción del Gobierno, los socios de la coalición han votado distinto, ya que el grupo morado se ha abstenido también mientras que el PSOE ha votado a favor.

La norma, pactada con ERC en el marco de la negociación de los Presupuestos de 2022, encaraba este jueves su prueba final en el Congreso sin tener atados los apoyos de los socios del PSOE dada la modificación incluida por los de Pedro Sánchez que abre la producción independiente a grandes corporaciones. 

Un cambio aparentemente mínimo ("dicho" por "un") en el artículo 110 de la ley saliente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha puesto en pie de guerra al sector, ya que lo aboca hacia su "desaparición", según han denunciado en los últimos días sus representantes. Y es que, "esta modificación impulsa una mayor concentración de la industria, en torno al duopolio actual (Grupo Atresmedia y Mediaset España) y las grandes plataformas multinacionales y, se aleja de la visión europea que pretende garantizar la diversidad cultural, promoviendo la existencia de un tejido empresarial independiente, regulando el ecosistema del audiovisual", explican.

Para remendarlo, Unidas Podemos, ERC y EH Bildu presentaron una enmienda transaccional con la finalidad de mantener en sus actuales términos la obligación legal que tienen las televisiones de invertir un 5% de sus ingresos en dicho sector. Sin embargo, el PSOE no se ha avenido a adaptar el concepto de "productor independiente" a su definición anterior. Es por ello que ERC y EH Bildu han anunciado durante su debate en el Pleno el voto en contra.

Con el rechazo de estos grupos, la aprobación de la norma quedaba en el aire (más aún tras la abstención de la bancada morada), ya que además contaba con el no previo de Vox, PdeCat, Junts y la CUP. No obstante, el PP de Alberto Núñez Feijóo ha salido al rescate y se ha abstenido en una votación que se ha saldado por mayoría simple (130 síes, 83 noes y 131 abstenciones), por lo que la norma será enviada al Senado para continuar su tramitación parlamentaria.

"No vamos a dejar tirados al sector de la producción independiente. Con esa maniobra con la derecha se están cargando que puedan salir más producciones independientes y en lengua catalana", ha señalado el diputado de ERC Joan Margall dirigiéndose a la bancada socialista, además de acusar a esta formación de "dinamitar" su acuerdo alcanzado en diciembre por el que los republicanos facilitaron la aprobación de las cuentas públicas para este año. "Siendo así, ERC solo puede votar que no", ha sostenido el parlamentario desde la tribuna.

Se da la circunstancia de que tanto Unidas Podemos como ERC votaron a favor del dictamen en la comisión del ramo hace justo una semana, pero el acuerdo entre PSOE y PP para salvar la ley a costa de mantener dicha enmienda que afecta a los productores independientes ha hecho a estos grupos cambiar de opinión a la hora de votar, lo que ha dejado una foto del reparto de los escaños muy inusual en esta legislatura.

Más noticias