Público
Público
PANDEMIA CORONAVIRUS

Llegan los juicios telemáticos ante la covid-19: "Tenemos que cambiar el chip"

Granada, Barbastro y Santander han sido las ciudades pioneras en vistas virtuales. Pamplona arranca esta semana los juicios a distancia. Y en varias autonomías realizan pruebas piloto para impartir justicia durante la pandemia.

La juez decana de Pamplona, María Paz Benito, teletrabajando desde su casa.
La juez decana de Pamplona, María Paz Benito, teletrabajando desde su casa.

julia pérez

Este lunes, 11 de mayo, se celebra en España el primer juicio íntegramente telemático, donde el juez, el letrado de la administración de Justicia, los abogados y hasta el público asisten a distancia a esta vista, desde sus casas o despachos, por medio de ordenadores.

Los juicios telemáticos se presentan como una solución ante reclusión que atraviesa España a causa de la pandemia covid-19, que pondrá a prueba a los juzgados hasta el colapso y como medida preventiva en los próximos meses destinada a reducir los riesgos de contagio al reducir la asistencia a los juzgados.

El Judicial es el único poder del Estado que ha sido frenado a causa de la pandemia, mientras que los jueces, letrados, fiscales, abogados y el resto los funcionarios de guardia y dedicados a los servicios esenciales han tenido que recurrir a todo tipo de soluciones para evitar el contacto mientras se extendía la covid-19.

Skype, Webex, Zoom, WhatsApp… En los juzgados se han utilizado durante este confinamiento a diversos programas para las conexiones urgentes. El Zoom ha empezado a ser descartado por los problemas iniciales respecto a la protección de datos, mientras que los programas profesionales se han ido abriendo camino.

Normalmente los jueces intervienen desde la sede judicial, los fiscales y abogados desde sus casas, y el detenido desde las comisarías, las comandancias o los mismos calabozos de los juzgados. En el caso de las personas presas, las dificultades son aún mayores puesto que las prisiones tienen unas conexiones de videoconferencia obsoletas.

Durante este confinamiento se adoptan decisiones de urgencia y se celebran multiconferencias sobre medidas cautelares de protección de víctimas, ingresos en prisión, matrimonios in articulo mortis, internamientos no voluntarios… Pero el juicio de este lunes, 11 de mayo, se celebra íntegramente por vía electrónica.

Con público virtual

Será una vista sencilla: un restaurante recurre una multa por infracción impuesta por el Ayuntamiento de Santander. Más de 30 abogados, jueces y periodistas de distintos puntos de España asisten como público en la ‘sala de vistas virtual’ a través de Skype.

Juicio virtual celebrado en Barbastro. Abogadas y fiscal participaron desde sus casas. Sólo estaban presentes en la sala la juez, el letrado de la administración de Justicia y un funcionario.

Resuelve el litigio el juez de lo contencioso número 2 de Santander, Luis Acayro Sánchez, quien ha aprovechado la ‘ventana’ que existe entre el fin del estado de alarma del día 10 y el inicio de su renovación para señalar este ‘telejuicio’.

El pasado miércoles, y por una hora de diferencia, Granada arrancó a Barbastro el mérito de haber sido el primer lugar de España en celebrar un juicio telemático durante la covid-19. El juez de lo Social 1 y Decano de Granada, Jesús Rodríguez Alcázar, celebró una vista oral sobre una denegación de prestación de incapacidad. Pero, a diferencia del de Santander, el juez y un funcionario se encontraban en el juzgado.

Una hora después, en el juzgado de instrucción 2 de Barbastro (Aragón) comenzaba el segundo ciberjuicio. Sólo se encontraban en la sala de vistas la juez, Jessica Fernández Belles, y dos funcionarios. La víspera, los letrados de la administración de justicia de ambas causas realizaron las pruebas y la experiencia fue considerar "muy positiva" por los abogados litigantes.

En la vista de Barbastro, un hombre pretendía quitar a su exmujer la custodia de su hija por ser enfermera durante el coronavirus. La abogada de la mujer, Xenia Cabello, fue quien solicitó la vista virtual. Incluso pidió incorporar a la vista una prueba: un vídeo. Esta prueba se incorporó, el secretario dio fe de su contenido, la juez la aceptó desde su ordenador y las otras partes pudieron verlo al instante desde sus portátiles.

Todos se veían las caras y compartían documentos. Algo muy diferente a otras vistas recientes donde Cabello ha tenido que participar con mascarilla, guantes y con miedo a tocar la mesa. "Eso sí que es anómalo", apostilla.

La prioridad, dar respuesta al ciudadano

"Es primordial ir dando respuesta a los ciudadanos en sus demandas de tutela judicial para reactivar cuanto antes la seguridad jurídica y económica". La juez decana de Pamplona, María Paz Benito, considera que los juicios virtuales y el teletrabajo van a ser esenciales en los próximos meses . Llegará entonces el tsunami judicial, con los numerosos litigios surgidos con la covid-19: despidos, reclamaciones de deudas para, a su vez, pagar las propias, concursos de acreedores...

"La Administración de Justicia ha sido la gran olvidada y, con la covid-19, han quedado al aire las vergüenzas", añade Benito respecto a la suspensión de los plazos procesales decretada el 14 de marzo.

Los juzgados de Pamplona comenzarán a partir de mediados de esta semana con sus juicios telemáticos, después de realizar varias pruebas piloto. Allí dicen estar listos para cuando se reanude la plena actividad judicial.

Teletrabajo

Los jueces y fiscales teletrabajaban por lo general desde sus casas. Con la pandemia, se han sumado al teletrabajo el resto de los funcionarios. La semana pasada ya estaban teletrabajando en los juzgados de Pamplona un total de 327 personas, muchas de ellas con sus propios portátiles.

En Aragón, el expediente judicial electrónico les ha permitido tener un 35% de los funcionarios en trabajo telemático. El Gobierno autónomo ha entregado a jueces, letrados de la administración de Justicia y fiscales portátiles securizados, lo que les permite trabajar durante el confinamiento con las mismas prestaciones que en el juzgado.

En otros territorios, el número de funcionarios de Justicia que trabaja desde casa no llega al 15%.

Expediente judicial electrónico único

Navarra, Cantabria y Aragón comparten el mismo sistema de gestión procesal, Avantius, que tiene el expediente judicial electrónico y que es único. Permite que accedan a él los distintos órganos judiciales, fiscales y cualquier profesional interno o externo.

"El mismo expediente lo ve el juez, los abogados, el fiscal, letrado, funcionarios, forenses… Todos tienen la misma visibilidad en tiempo real y hasta las empresas reciben las notificaciones online". La directora general de Justicia de Aragón, María Ángeles Júlvez, apostó hace nueve meses por el desarrollo de una 'sala de vistas virtual', complementaria al expediente judicial electrónico. Y cuando llegó la pandemia, la aplicación estaba lista y  ha sido utilizada para celebrar los juicios de Barbastro y Santander.

La babel judicial

La Justicia en España es una babel de programas: existen siete sistemas de gestión procesal diferentes porque se hicieron las transferencias de Justicia a las autonomías antes de definir las plataformas.

El sistema de Cantabria, Aragón y Navarra es el más avanzado e integral de todos ellos. Asturias y el País Vasco barajan sumarse a él, mientras que la Comunidad Valenciana ha optado por añadir una nueva planta a la torre de babel: planea desarrollar su propio sistema.

Avantius fue creado por la empresa pública Tracasa para los juzgados de Navarra. "La vocación pública es la clave de este sistema", destaca Rafael Sainz de Rozas, director general de Justicia del Gobierno de Navarra, además de la capacidad de innovación y adaptación.

Así, la Diputación Foral de Navarra cede gratis este sistema de ‘papel cero’ a las demás autonomías con la condición de que sufraguen todos juntos los desarrollos posteriores y compartan los avances.

Límites a los 'telejuicios'

¿Se podrán celebrar ‘telejuicios’ en todos los asuntos? La mayoría de los especialistas consultados sostienen que no, que todo depende de la complejidad de la vista y de la gravedad de la causa. También se pueden celebrar audiencias previas, conciliaciones, vistas de medidas cautelares, testimonios ...

"El único límite son las garantías procesales, que se deben preservar en todo momento. Yo creo que el sentido del teletrabajo o la videoconferencia, más allá de su utilidad frente a esta crisis, es ofrecer un servicio público de Justicia más ágil, amable y cercano", argumenta Sainz de Rozas, quien defiende recurrir a los juicios virtuales cuando los casos no conlleven una excesiva complejidad.

Las manos también hablan

'Los gestos y las manos también hablan', dice desde antiguo la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Es la llamada comunicación no verbal, que permite deducir si algo es verdad por la convicción con la que alguien se expresa, el titubeo del testigo, el gesto del abogado cuando su defendido ha metido la pata, el sudor... Es el llamado principio de inmediación, uno de los esenciales en la Justicia.

Juicio de multivideoconferencia celebrado en la Audiencia de Granada el pasado 6 de mayo. El procesado intervino desde la prisión y los testigos y peritos desde los juzgados de Motril. Foto: TSJ de Andalucía.

"No se produjo ninguna vulneración de las garantías procesales", destaca Cabello respecto al juicio de Barbastro. "Los avances tecnológicos -añade- nos obligan a plantearnos esta opción con carácter supletorio pero abogo más por juicios de presencia física porque considero que respeta en mayor medida el principio de inmediación que es fundamental sobre todo en las causas penales".

"Los primeros interesados en que se respeten las garantías somos nosotros", explica la juez decana de Pamplona mientras añade que se trata de aplicar el sentido común. Cada juez valorará si convienen estos juicios virtuales en función de la gravedad de la causa, el número de partes, los testigos…

"La inmediación sí que se respeta, porque se puede ampliar al máximo la imagen del que declara. La cara se ve igual -agrega la juez María Paz Benito-; más problema vamos a tener en un juicio presencial con mascarillas. Tenemos que cambiar el chip y sacar lo bueno de estas situaciones límites".

Más noticias de Política y Sociedad