Público
Público

Mañueco llega a la campaña abocado a apoyarse en la ultraderecha para gobernar, según las encuestas

El PP llega fuerte en las encuestas al inicio de la campaña en Castilla y León, pero no lograría la mayoría absoluta, según el último estudio de 'Key Data' para 'Público'. La caída de Ciudadanos y el auge de Vox obligarían a Mañueco a aliarse con la ultraderecha si quiere conservar el gobierno. El PSOE volvería a ser segunda fuerza en el territorio y Unidas Podemos crecería de manera leve. La España vaciada irrumpiría en las Cortes, pero a día de hoy no logra consolidarse.

Key Data Castilla y León
Proyección de escaños en las elecciones del 13-F en Castilla y León.'. Key Data

Alfonso Fernández Mañueco está abocado a un cambio de socios si quiere conservar la Presidencia de la Junta de Castilla y León en el 13-F. Según la última encuesta de Key Data para Público, en el arranque de la campaña electoral el PP no alcanzaría la mayoría absoluta y tendría que apoyarse en Vox para gobernar, ya que la ultraderecha ocuparía la posición de Ciudadanos como tercera fuerza en el territorio.

El estudio da a los conservadores un 37,3% en estimación de voto, lo que les valdría alrededor de 37 escaños (a cuatro procuradores de la mayoría absoluta). En estos comicios el PP recuperaría la primera posición en el territorio, un puesto que perdieron en las elecciones de 2019, cuando ganó el PSOE, aunque sin una mayoría suficiente para gobernar.

Los de Mañueco ganarían siete escaños respecto a hace tres años, cuando logró conformar un gobierno de coalición con Ciudadanos siendo la segunda fuerza política de Castilla y León

Según explica Paz Álvarez, directora técnica de Key Data, "cuando está a punto de empezar la campaña electoral oficial para las elecciones a las Cortes de Castilla y León, el mapa de intención de voto parece darle la razón a Alfonso Fernández Mañueco. Ganará las elecciones autonómicas con más del 37% de los votos y 36 procuradores".

Key Data Castilla y León
Proyección de votos y escaños en las elecciones de Castilla y León. Key Data

Más allá del crecimiento del PP y de la vuelta a la primera posición de un partido que lleva gobernando en esta comunidad desde hace más de 30 años, el bloque de la derecha sufre un cambio de escenario que ya había comenzado en la Comunidad de Madrid y que, muy probablemente, se extienda a todo el territorio cuando se celebren comicios.

Ciudadanos se sitúa al borde de la desaparición institucional y queda relegado a la irrelevancia, ante un Vox que ocuparía la tercera posición en el parlamento autonómico. En las elecciones de 2019, la ultraderecha apenas había logrado irrumpir en Castilla y León, logrando tan solo un procurador con un 5,5% en estimación de voto.

Según el estudio de Key Data, en el inicio de la campaña la estimación de voto de Vox supera el 13%, lo que les valdría alrededor de 10 escaños. Este cambio de escenario obligaría a Mañueco a apoyarse en la formación de ultraderecha para presidir de nuevo el Ejecutivo de la comunidad autónoma.

"Ciudadanos prácticamente desaparece del parlamento; obtiene el último escaño por Valladolid, en reñida competencia con Vox. El Partido Popular tendrá que conseguir el apoyo de Vox, que experimenta un notable crecimiento en una comunidad autónoma dónde era muy minoritario, gracias al fuerte descenso de Ciudadanos y a los descontentos con el Partido Popular", apunta Álvarez.

En este sentido, la directora técnica de Key Data añade que "si la relación de fuerzas que está perfilándose se consolida, Mañueco sólo necesitaría la abstención de Vox. Podría gobernar en solitario con el apoyo puntual del partido de Santiago Abascal", aunque la ultraderecha ya ha avanzado que pedirá entrar en el Gobierno.

Key Data Castilla y León
Proyección de votos y escaños en las elecciones del 13-F en Castilla y León. Key Data

El PSOE es, después de Cs, la formación política que más pierde en Castilla y León. Las encuestas apuntan a que los de Luis Tudanca pueden perder la mayoría de los apoyos logrados en 2019, cuando se situaron como la primera fuerza con casi el 35% de los votos y 35 escaños.

Según este estudio, los socialistas serían la segunda fuerza, perderían alrededor de seis puntos en votos (29,5%) y ocho procuradores (pasando a tener 27 asientos en las Cortes). La caída del PSOE coincide en el inicio de la campaña con un leve refuerzo de Unidas Podemos. Los de Pablo Fernández (que han entrado de lleno en la campaña con la polémica de las macrogranjas y el bulo sobre Alberto Garzón) superarían el 7% de los votos y ganarían un escaño, pasando de dos a tres procuradores.

En el escenario demoscópico que se dibuja al inicio de la campaña, la izquierda no tendría ninguna posibilidad de alcanzar el gobierno. También se recoge en el estudio de Key Data las expectativas sobre el estreno de los partidos de la denominada España vaciada.

Aunque Soria ¡Ya! irrumpiría en el Parlamento con cierta fuerza (uno o dos escaños), al igual que XAvila (un escaño), el adelanto electoral parece haber interrumpido la consolidación de estos movimientos, y ningún otro partido obtendría representación el 13-F. 

"Soria ¡Ya! Irrumpe con fuerza en el parlamento. Obtiene un escaño de los cinco que reparte Soria y está cerca de lograr el segundo. También XAvila consigue a duras penas el último escaño de esta circunscripción. A la España vaciada puede haberle faltado tiempo. Presenta candidatura en cinco provincias: Burgos, Palencia, Valladolid, Salamanca y Soria, pero de momento. solo consigue representación en Soria", explica Álvarez.

La histórica UPL saldría reforzada en estas elecciones y conseguiría crecer un 30% y duplicar su representación en las cortes (pasando de uno a dos procuradores).

Más noticias