Público
Público

María Jesús Montero negociará con Unidas Podemos la reforma fiscal pese a las reticencias del propio PSOE

La formación morada señala que la ministra de Hacienda tiene el "compromiso" para abordar la nueva fiscalidad con ellos cuando reciba el informe encargado al comité de expertos. UP destaca que este asunto es necesario desarrollarlo en lo que resta de legislatura y apelan al acuerdo de Gobierno de coalición firmado en 2019. 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, en una imagen de archivo. R.Rubio / Europa Press

El debate sobre la reforma fiscal del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos ha irrumpido en la recta final de la campaña electoral de Castilla y León. Aprobada la reforma laboral, el pasado lunes el partido morado presentó en sociedad su propuesta en un vistoso acto junto al dirigente británico Jeremy Corbyn. Desde entonces, un cruce de acusaciones públicas entre los protagonistas ha visibilizado la disputa que se viene durante los próximos meses. Pero la idea de Unidas Podemos, pese a las aparentes reticencias del PSOE en algunas cuestiones clave para los morados, es clara por dar la pelea ideológica. Y en este contexto, señalan que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, deberá sentarse a negociar la reforma. 

Fuentes de Unidas Podemos explican a Público que Montero tiene el "compromiso" de reunirse con su fuerza política para tratar de hablar y negociar este asunto. Todo ello ocurrirá cuando acabe el informe encargado por Hacienda a un comité de expertos. Las fechas que se barajan, como máximo, para que este grupo entregue el informe nos llevan a final de mes. En definitiva, UP está esperando que se acabe el informe para que se puedan "tomar decisiones" en el seno del Consejo de Ministros. 

Desde el Ministerio de Hacienda transmiten a este medio que, efectivamente, Montero hablará con UP sobre esta cuestión. "El compromiso es dotar al sistema tributario de mayor progresividad, hacerlo más eficiente y moderno, adaptado a la realidad económica del siglo XXI", añaden. 

Las fuentes consultadas explican que el compromiso adquirido por Montero viene del pasado año. En el marco de las negociaciones para los Presupuestos de 2022, UP planteó hacer una batería de medidas más ambiciosa que no entraron en las cuentas públicas. En esas conversaciones, aseguran en UP, la ministra les emplazó a 2022. Con el inicio de este año, la formación política puso encima de la mesa de nuevo el asunto. Y entonces la ministra de Hacienda encargó el citado informe de expertos. 

La fuerza morada es consciente de que la negociación no será fácil. Y de que al PSOE este debate le genera reticencias tanto de forma interna como de forma externa. Pero recuerdan que no es la primera vez que obtienen logros en temas tan relevantes con los que los socialistas mostraban reticencias. El ejemplo más claro es la regulación de alquileres incluido en la nueva ley de vivienda. "Hemos visto cumplirse cosas que parecían imposibles", dijo Belarra en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que aprobó esta medida. 

UP insiste que su compromiso es "mejorar la justicia fiscal" en España. Y que junto a la ley de familias va a ser uno de los elementos con los que hagan más fuerza ideológica. En este sentido, destacan que se debe "cumplir lo pactado" en el acuerdo firmado en 2019.  

Los "puntos calientes" de Podemos son un impuesto a las grandes fortunas, a la vivienda vacía y a las eléctricas

Los "puntos calientes" de las medidas presentadas por Podemos son básicamente un impuesto a las grandes fortunas, a la vivienda vacía y a las eléctricas. Los morados apelan al acuerdo del Gobierno de coalición progresista firmado en 2019. Ambos firmaron que "se estudiará la fiscalidad de las grandes fortunas al objeto de que contribuyan a un sistema fiscal más justo y progresivo", sin añadir ningún dato concreto. Sobre el IRPF, tampoco se ha logrado subir dos puntos los tipos impositivos para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros. Se hizo, a finales de 2020, para la rentas superiores a 300.000 euros, como también recogía el acuerdo, pero solo en dos puntos y no en cuatro.  

Por parte del PSOE, según han transmitido fuentes de la dirección del partido a este medio, son varias las voces que consideran que no se va a producir una gran reforma fiscal en lo que queda de legislatura. En este sentido, se apunta a que no eluden el debate de la justicia fiscal o de la financiación autonómica pero que "el momento" tiene que ser más adelante. 

Cruce de declaraciones

Las diferencias de tiempos entre los socios de Gobierno se han visibilizado a las bravas de forma pública esta semana. Tras el acto del lunes de UP, el martes fue la ministra de Hacienda quien calificó de "inoportuna" la presentación de las propuestas moradas. Montero dijo que que hubiera preferido que sus socios de coalición se hubieran esperado al informe de expertos para presentar la propuesta sobre fiscalidad del Gobierno y tener una "posición única".

Pocos minutos después le contestaba Belarra: "A mí lo que me parece enormemente inoportuno es que en nuestro país, en plena recuperación económica, los trabajadores y las pequeñas y medianas empresas paguen el doble de impuestos que lo que pagan las grandes empresas. Eso es una enorme injusticia, eso sí que es inoportuno". 

La ministra de Derechos Sociales intervino también este jueves en el podcast La Base, emitido por Público. Belarra considera que durante esta legislatura solo han producido "meros retoques fiscales" como la modificación del Impuesto de Sociedades. "El grueso del acuerdo de Gobierno está todavía por cumplir", insistió a la vez que destacaba que su documento presentado esta semana supone una "concreción específica" sobre cómo cumplir el acuerdo de Gobierno. 

Por su parte, la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha querido rebajar tensiones. Este jueves ha negado que hubiera una brecha entre PSOE y UP.  El portavoz de UP en el Congreso, Pablo Echenique, destacaba también que lo relevante de la reforma fiscal es el "contenido" y no "los tiempos". Sea como fuere, el debate se acelerará en pocos días, cuando llegue el esperado informe encargado por Hacienda. 

Más noticias