Público
Público

Miles de personas reciben amordazadas la llegada de la Ley de Seguridad Ciudadana

Más de 30 ciudades salen a la calle para protestar contra la entrada en vigor de una las leyes "más represivas" de la historia reciente del Estado español, entre gritos de 'Que no, que no tenemos miedo' o 'Por la democracia, no a la ley mordaza'.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 15

Una mujer con la boca tapada acude a la manifestación madrileña contra la Ley Mordaza.- SERGIO PÉREZ (REUTERS)

Madrid.- Miles de personas han protestado este martes en más de 30 ciudades contra la polémica Ley de Seguridad Ciudadana, impuesta por el PP en solitario, que entra en vigor este miércoles día 1 de julio. Los participantes han hecho un llamamiento a la desobediencia porque "protestar es un derecho".

Convocadas a través de la plataforma 'No somos Delito' y de la campaña ciudadana #SinMordaza, las protestas se han sucedido, entre otros lugares en Madrid (Plaza de Neptuno); Barcelona (Jardinets de Gracia); Bilbao (Plaza Birbila), Murcia (Plaza Circular), Sevilla (Puerta de Jerez), Valencia (Plaza Sant Agusti) o Zaragoza (Plaza Basilio).

En Madrid, cientos de personas se han congregado este martes en las proximidades del Congreso de los Diputados. Desde las 19.30 horas, decenas de personas se han congregado en la Plaza de Neptuno en rechazo a una de las leyes "más represivas" de la historia reciente del Estado español y también para protestar contra lo que consideran la implantación de un "Estado policial", como han señalado los asistentes.

Los congregados han marchado desde la emblemática plaza madrileña que acoge a la 'diosa Cibeles' hasta la céntrica Puerta del Sol, donde han llegado pasadas las nueve de la noche en un ambiente festivo aderezado por cánticos reivindicativos como 'Que no, que no tenemos miedo' o 'Por la democracia, no a la ley mordaza'.

Manifestantes amordazados

En Madrid los congregados han marchado desde la emblemática plaza madrileña que acoge a la 'diosa Cibeles' hasta la céntrica Puerta del Sol

Un acto de protesta que se ha inundado por personas con mordazas tapando sus bocas como símbolo de la pérdida de libertades que entienden que supone esta ley. Protagonismo especial ha tenido la iniciativa de Greenpeace que ha querido ilustrar el rechazo a esta norma con una figura de un león de grandes proporciones a imitación de los dos que presiden la fachada de entrada al Congreso de los Diputados con una mordaza en su boca. Precisamente los activistas de Greenpeace que trasladaban esa figura fueron identificados por agentes de la Policía Nacional, como informó Público.

Esta protesta por parte de la organización ecologista se suma a la llevada a cabo horas antes en el Congreso de los Diputados, cuando varios activistas han colgado de la parte alta de la fachada una pancarta con el lema 'La protesta es un derecho' y han colocado otra más, junto a la puerta del congreso, con el lema 'Sin mordazas'.

Banderas republicanas, carteles de la Plataforma Antidesahucios o los 'yay@flautas' de Madrid y del sindicato CGT han dado color a la plaza donde se ubica el Ayuntamiento de la capital, coronado por una bandera arcoiris y se han mezclado con otras más reivindicativas con lemas como 'Ley mordaza, dictadura descarada' o 'leyes represoras, no nos callarán', así como dibujos de caras con una cruz en la boca en señal de haber sido silenciados.

Las protestas se han inundado por personas con mordazas tapando sus bocas como símbolo de la pérdida de libertades que entienden que supone esta ley.- SERGIO PÉREZ (REUTERS)

La presencia policial ha sido menor que en otras ocasiones, aunque se ha establecido un dispositivo preventivo en la zona de la Plaza de Neptuno y varios furgones en Sol para garantizar la seguridad. Según informaron a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, durante el acto no se ha registrado ningún incidente relevante.

Sentada frente al Congreso


Durante la jornada de protestas ha sido convocada una sentada en las inmediaciones del Congreso de los Diputados a las 0.00 horas del miércoles.  

La Ley de Seguridad Ciudadana entrará en vigor este miércoles de forma definitiva con 44 conductas motivos de multas de entre 100 y 600.000 euros

Permanecerán en silencio para simbolizar que esta Ley supone el mayor retroceso en la libertad de expresión desde el fin de la dictadura franquista", explicaron a Público activistas de #Sinmordaza. Los ciudadanos que quieran acudir están llamados a hacerlo sin su DNI ni documentación personal. 

"A las 00:05 horas quedará desconvocada la concentración y nos marcharemos, porque esta convocatoria no es un fin en sí misma, sino el principio de una vía de lucha basada en la desobediencia civil y en la no cooperación", se describe en la web Sin Mordaza.

Multas de entre 100 y 600.000 euros

La Ley de Seguridad Ciudadana entrará en vigor este miércoles de forma definitiva con 44 conductas motivos de multas de entre 100 y 600.000 euros. Esta iniciativa aprobada el pasado marzo en el Congreso con los votos únicamente del PP y de UPN cuenta con el rechazo del resto de la oposición a pesar de que el texto definitivo ha sufrido numerosos cambios con respecto al borrador original que presentó el Ministerio del Interior en noviembre de 2013.

En unos casos han desaparecido del redactado algunas de las conductas más polémicas, como la que sancionaba los "ultrajes a España", y en otros se han rebajado las sanciones a imponer: concentrarse sin autorización ante el Congreso de los Diputados ya no será sancionado con un máximo de 600.000 euros, sino con un máximo de 30.000 y siempre que se realice una "perturbación grave de la seguridad ciudadana".

Tampoco serán sancionados los periodistas que graben a los agentes de policía, sino quien use esas imágenes de manera que "pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes" (distribuir su foto con esos fines, dirección personal, datos personales...).

Sólo en el trámite seguido en el Congreso de los Diputados un total de 14 infracciones fueron modificadas y 19 directamente eliminadas. Finalmente estas son las 44 razones por las que alguien podría ser sancionado con multas que van desde los 100 euros hasta los 600.000 siempre que no sea delito.

Más noticias en Política y Sociedad