Público
Público

Negociación de la ley de Vivienda Iglesias, sobre los alquileres: "Vamos a ganar esta batalla, no pedimos algo diferente a lo que firmamos Sánchez y yo"

El vicepresidente segundo del Gobierno participa en una reunión con los grupos de izquierda en el Parlamento Europeo. Iglesias asegura que los escándalos de la monarquía empujan hacia el "horizonte republicano" y que Unidas Podemos "va a trabajar para que haya una república en España"; también pide a Europa un "cordón sanitario antifascista".

El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias.
El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo. EFE

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, se ha mostrado este miércoles convencido de que Unidas Podemos va a ganar la "batalla" sobre la regulación de los alquileres que mantiene abierta con el PSOE en la negociación de la futura ley de Vivienda.

Iglesias ha participado en un encuentro de los grupos de izquierda del Parlamento Europeo y ha protagonizado una intervención en la que se ha referido, entre otras cuestiones, al papel de su formación en el Gobierno, a los escándalos de la monarquía española, al ascenso de la ultraderecha en Europa o a la necesidad de vigilar y contener a los defensores de las políticas de austeridad.

El vicepresidente segundo se ha referido al asunto de los alquileres en un contexto en el que estaba hablando del papel de su formación en el Ejecutivo y de la "pedagogía" que a su juicio es necesaria para entender que "los gobiernos de coalición" son más propios de "democracias más avanzadas" que los ejecutivos monocolor.

"Estamos negociando en este momento con mucha presión mediática una ley de Vivienda que limite los precios de los alquileres. Todo el peso de las grandes inmobiliarias se expresa en los medios de comunicación, en algunos medios de comunicación. Pero vamos a ganar esta batalla porque no estamos pidiendo algo diferente a lo que firmamos el presidente del Gobierno y yo", ha asegurado.

También ha defendido otras reformas que se están llevando a cabo o que están previstas en ministerios de Unidas Podemos, como la ley "trans" en el caso de Igualdad ("la ministra Irene Montero está haciendo un trabajo muy importante para que las personas trans tengan los derechos que se merecen", ha dicho), o la derogación de la reforma laboral que quiere recuperar el Ministerio de Trabajo.

En este sentido, el vicepresidente ha defendido que "los Gobiernos también son un terreno de combate y eso hay que normalizarlo". A su juicio, las divergencias entre dos partidos diferentes que conforman un Ejecutivo "no hablan de la debilidad de un gobierno, sino de cómo funciona la política en democracias avanzadas. Es un terreno de disputa política y habla bien que defendamos intereses distintos en el Gobierno".

"Vamos a trabajar para que haya una república en España"

Iglesias ha explicado que el hecho de que dos fuerzas distintas tengan que acudir al programa de coalición para avanzar en sus políticas es síntoma de una democracia avanzada, ya que en estos casos "el programa deja de ser palabrería y pasa a convertirse en ley".

También se ha referido el vicepresidente a los últimos escándalos de la familia real, después de la segunda regularización fiscal (de más de 4 millones de euros) de Juan Carlos I y de la vacunación de las infantas Cristina y Elena en Abu Dabi durante una visita a su padre, el rey emérito. "En la sociedad española hay un debate sobre la utilidad de la monarquía que va creciendo con los escándalos de la familia real". Mientras las infantas se vacunan en Emiratos Árabes, "hay muchos ciudadanos que están disciplinadamente a la cola para vacunarse. Los casos de presunta corrupción que afectan al anterior jefe del estado empujan de forma positiva hacia el horizonte republicano".

En este sentido, ha avanzado que Unidas Podemos va a trabajar "trabajar para que haya una república en España, aunque esto moleste al Estado profundo". Durante su intervención, Iglesias ha alertado del ascenso de la ultraderecha en Europa y ha mencionado algunos casos de la política española (como el tuit de la diputada de Vox Macarena Olona rindiendo homenaje a Enrique Rodríguez Galindo, guardia civil condenado por torturas).

El líder de Unidas Podemos ha pedido un "cordón antifascista europeo" para frenar el ascenso de la ultraderecha y ha pedido a Europa que deje clara sus posiciones y su rumbo contrario respecto a estas formaciones, sobre todo a aquellos que "abren las puertas de las instituciones" a estas fuerzas. "En España, el PP y Ciudadanos le han abierto la puerta institucional a la ultraderecha; hay que explicarles que cuando se abre la puerta a la ultraderecha se le abre al terror y a una historia que no se puede volver a repetir".

También ha pedido el vicepresidente segundo a la izquierda europea estar vigilantes y "no dar oportunidades" a los defensores de las recetas de austeridad para afrontar las crisis económicas. "Muchos de los que se oponían a lo que decíamos han reconocido que las políticas anticíclicas eran la única manera de responder a la crisis de la covid. No podemos dejar el más mínimo espacio a los defensores de la austeridad, que van a aprovechar cualquier oportunidad para buscar excusas; están agazapados, esperando, y todos sabemos quiénes son", ha alertado.

Más noticias de Política y Sociedad