Público
Público

Otegi llama al voto independentista y reclama "un Gobierno vasco y una Lehendakaritza soberanas"

El secretario general de Sortu y exportavoz de Batasuna dice que EH Bildu no tendría "inconveniente" en sostener "un gobierno de progreso", pero cree que "no se va a dar".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

otegi

SAN SEBASTIÁN.- El secretario general de Sortu y exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, ha realizado un llamamiento al voto independentista para las próximas elecciones generales del 26 de junio y ha reclamado "un Gobierno vasco y una Lehendakaritza soberanas".

En este sentido, ha asegurado que EH Bildu defenderá en el Congreso que "nos vamos", y ha precisado que no tendrían "inconveniente" en sostener "un gobierno de progreso", pero cree que "no se va a dar", y que lo único que se puede esperar en el Estado español es "una gran coalición".

En el forum organizado por el diario Gara en el Kursaal donostiarra, Otegi se ha sometido a preguntas de periodistas del citado periódico, así como de videopreguntas de profesionales de la comunicación como Iñaki Gabilondo, Monica Terribas y Ane Irazabal. Al acto han acudido casi dos mil personas, entre las que se encontraban los dirigentes de la izquierda abertzale Pernando Barrena, Amaia Izko y Rufi Etxeberria, el abogado Iñigo Iruin, y el secretario general de EA, Peio Urizar, entre otros.

Durante su intervención, el dirigente de Sortu ha instado a poner sobre la mesa "el conflicto vasco" porque ahora la ciudadanía de Euskadi "está desactivada". "Cuando el independentismo no marca el pulso, este país da un tono muy bajo", ha afirmado.

A su juicio, votar al independentismo en los próximos comicios tiene "doble valor" porque, según ha considerado, no se va a producir "una democratización del Estado", y ha señalado que éste será el sufragio "más radical", que pone en cuestión "el sistema de dominación del Estado".

Por ello, ha emplazado a "salir a ganar" en las próximas elecciones generales y autonómicas, y ha destacado que "lo máximo" que se puede esperar del Estado y de su Gobierno es que sea "de gran coalición".

En este sentido, ha señalado que los diputados de EH Bildu no tendrían "inconveniente" en sostener "un gobierno de progreso, que no se va a dar" o "un proceso de reflexión o de reforma de las estructuras del Estado", de manera que "se reconozca el derecho a decidir de los pueblos", que, a su juicio, tampoco se va a dar, por eso sus "energías" están "en liberar este país".

Arnaldo Otegi ha apuntado que hacen "una declaración de ateismo político" porque no creen que "esta España se pueda democratizar" y reconozca la plurinacionalidad, pero, "si alguien cree que es posible, ahí estaremos". Hasta entonces, ha apuntado que defenderán en el Congreso "que seguimos aquí" para decir "que nos vamos", en alusión a la independencia.

El dirigente de la izquierda abertzale ha opinado que "hay que poner sobre la mesa una hoja de ruta para construir la soberanía de este país por encima de prisas de necesidades electorales" y ha abogado por el "sosiego" para acometer ese debate sobre el "entre miles de personas", porque "no debe hacerse, ni concluirse en espacios cerrados".

Al respecto, ha señalado que hay que "activar a un pueblo" que, aunque le resulta "extraño", ahora está "desactivado", puesto que, cuando el independentismo "no marca el pulso este país da un tono muy bajo". En este contexto, ha señalado que "hay que poner el conflicto político de este país sobre la mesa" porque ahora en el Estado "creen que pueden seguir hablando como si nada ocurriera".

En respuesta a una videopregunta de trabajadores de Arcelor Mittal del sindicato LAB, Otegi ha defendido que "Euskal Herria tiene que tener la oportunidad de tomar sus propias decisiones", y ha indicado que el PNV dijo recientemente que "cumple todo su programa", pero hay que decirle que "no vale" porque sigue existiendo "precariedad". Por ello ha reivindicado un Gobierno vasco y una Lehendakaritza "soberanas" para "defender los intereses de este pueblo".

También se ha referido al proceso independentista catalán, para señalar que ha visto en la cárcel "con sana envidia" lo que acontecía en Cataluña, donde se ha "avanzado mucho los últimos años". "Nos están dando una gran lección sobre cómo se hacen las cosas", ha opinado.

Además, ha señalado que los vascos pueden sacar "dos grandes lecciones" de los catalanes, la primera que el proceso catalán es "de caracter social y empieza desde abajo". Al respecto, ha señalado que son "los movimientos populares los que recogen la agenda de los partidos".

La "segunda lección", a su juicio, es que en Cataluña se ha llegado a la concluisión de que "no hay posibilidad de que el Estado defienda sus intereses" e, "incluso el partido que representa a una parte de la burquesía nacional, ha entendido que, si el pueblo catalán quiere defender sus intereses, tiene que crear un Estado propio". "Si con ellos no se puede, hay que poner un proceso de confrontación con el Estado, y la confrontación se paga", ha advertido.

"Necesitamos grandes éxitos electorales, grandes movilizaciones populares, pero hay reconocer que éste va a ser un camino dificil, que merece ser transitado. No sé que coste tendrá a nivel individual o colectivo la independencia, pero lo que me parece un escándalo es el coste que está teniendo la dependencia", ha subryado.

En referencia al debate territorial, Otegi ha indicado que hay que tener "claro" que la "estación final" es la de "los siete territorios agrupados en torno a un estado independiente", en alusión a la Comunidad Autónoma Vasca, Navarra y el País Vasco francés.

No obstante, ha apuntado que deben de ser los ciudadanos de los territorios quienes "decidan mayoritariamente crear un Estado", es decir, "dar la voz y palabra a la gente". En este sentido, considera que cuentan "con capacidades" para convencer a la ciudadanía, también la vasco francesa y la navarra, "de que podemos vivir mejor en un Estado unitario independiente".

Además, ha defendido que ese nuevo Estado tiene que ser "una república digna" al servicio "de los intereses de la gran mayoría de este país" y, citando a Cicerón, la ha definido como "aquélla en la que hay leyes justas, un pueblo culto y un Gobierno honrado".

Más noticias en Política y Sociedad