Público
Público

¿Qué ha pasado en Asturias para que se disparen los casos de covid?

El exceso de confianza, tras una leve primera ola, pudo provocar una situación que, sin embargo, entra dentro de la lógica de una pandemia.

Concentración de trabajadores sanitarios frente al hospital de Gijón Cabueñes.
Concentración de trabajadores sanitarios frente al Ayuntamiento de Gijón. — LUIS SEVILLA.

DAVID ARTIME

La situación en Asturias sigue siendo crítica, con un nivel de ocupación hospitalaria del 77% (la tasa de hospitalización más alta por covid), una incidencia acumulada de 655 contagios por cada 100.000 habitantes y con la segunda mortalidad más elevada por millón de habitantes en la última semana, únicamente superada por Aragón. Tras un leve periodo de optimismo, con una caída de contagios por debajo de los 300, después de la catastrófica jornada del sábado (cuando se registraron casi 800) a mediados de esta semana volvieron a aumentar, con 455 nuevos positivos y 17 fallecidos.

Tras ser una de las comunidades con menor incidencia del virus en la primera ola, ¿a qué se debe este recrudecimiento de la pandemia en la segunda? ¿Se han hecho las cosas mal, o se trata de la evolución lógica en un contexto epidémico?

Evolución normal de una pandemia

Asturias está en estos momentos atravesando un pico pandémico que anteriormente han atravesado otras partes de España, y algunas como el caso de Madrid con datos mucho peores. El hecho de haber tenido una primera ola menos grave conlleva que en estos momentos haya menos personas inmunizadas, y por tanto más posibilidades de circulación del virus.

De hecho, los datos totales, desde el inicio de la pandemia, muestran que Asturias es la quinta comunidad que menos contagios ha tenido: 1.948 por cada 100.000 habitantes.

"Hoy estás muy bien y mañana puedes estar muy mal, es bastante imprevisible", señalaba el director general de Salud Pública, Rafa Cofiño. 

Es un punto de vista que comparten los investigadores. Pedro Arcos, director de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres de la Universidad de Oviedo, directamente considera en declaraciones a Público "una chorrada" pensar que en una comunidad se han hecho las cosas muy bien porque tenga buenos datos, o que se hayan hecho muy mal porque los tenga malos. "A excepción de una", matiza sin decir cuál —no es Asturias—.

Exceso de confianza y falta de planificación

"Fue un verano en el que la incidencia del coronavirus fue mínimo. Eso ha desembocado en un exceso de confianza, que asumo en primera persona. No hemos sido capaces de mantener la tensión de la ciudadanía", señalaba el presidente autonómico, Adrián Barbón, el pasado lunes.

Sin embargo, para Pedro Arcos culpar a la población de ese "exceso de confianza" ha sido "lamentable, cuando fue el propio presidente del Gobierno de España quien dijo en junio que ya habíamos vencido al virus".

"Comportamiento irresponsable", a juicio de sindicatos de enfermería y colectivos de celadores, es el que ha tenido el Servicio Autonómico de Salud (Sespa) al no haber hecho una correcta planificación de recursos humanos y personales en los hospitales. Numerosos trabajadores del sector han denunciado la escasa incorporación de personal en los centros hospitalarios de Oviedo y Gijón. En este último caso, han tenido lugar numerosas concentraciones de protesta y peticiones de dimisión del gerente del Área Sanitaria V, Manuel Bayona, y de todo su equipo directivo.

Concentración trabajadores de la Sanidad en el Hospital de Cabueñes en Gijón. CEDIDA

Respecto a las medidas preventivas tomadas, han sido las que permite la legislación. Cierre de bares, pequeños comercios y actividades no esenciales, y toque de queda entre las 22.00 y las 6.00 horas. La comunidad permanece confinada perimetralmente, así como los municipios de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio.

En Asturias se hacen muchos test

Asturias es la cuarta comunidad que más test PCR y de antígenos ha realizado, con más de 64.500 PCR por cada 100.000 habitantes. Usama Bilal, investigador asturiano de la Drexel’s Dornife School of Public Health, en Filadelfia (EEUU), tiene claro que este dato conlleva un mayor número de positivos que otras comunidades que testan menos.

Sin embargo, independientemente de la tasa de positividad (algo más del 10%, muy por debajo de la media nacional) los datos de ingresos son claros. El virus está causando estragos en los hospitales asturianos.

Desconfinamiento muy rápido

Se desconfinó muy pronto para poder abrir bares y tiendas, y el virus comenzó nuevamente a circular, aunque fue algo que ocurrió en toda España.

El Gobierno asturiano sigue pidiendo un nuevo confinamiento domiciliario, y como el Gobierno central no accede, recomienda el autoconfinamiento a la población. Para Pedro Arcos, es tarde. El confinamiento debería haberse aplicado antes, cuando había una incidencia acumulada de 100 o 150.

En el mismo sentido, se expresa Usama Bilal, quien, no obstante, confía en la medida anunciada por el Servicio de Salud autonómico (la puesta en marcha de cribados localizados), porque "ayudará a bajar la curva de contagios y después ayudará a mantenerla en bajos niveles".

El turismo madrileño no tiene la culpa

Mucho se ha especulado en Asturias con la influencia que la llegada en verano de los turistas de otras partes de España (especialmente de Madrid) pudo haber tenido en la incidencia de esta segunda ola. Con datos de ocupación hotelera cercanos al 70%, la comunidad, junto con la vecina Cantabria, fue uno de los territorios más visitados en julio y agosto.

Durante el periodo estival se registraron pequeños brotes muy localizados en la comunidad, pero la subida exponencial de contagios comenzó a partir de la segunda semana de octubre.

Barbón expresó en junio su preocupación ante una alta recepción de visitantes, pero ni Pedro Arcos ni Usama Bilal creen que este fenómeno haya podido tener una influencia significativa.

Envejecimiento poblacional

Los asturianos son los más viejos de España, con un índice de envejecimiento del 224% (hay 224 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16), casi el doble que en el resto del país.

Esto explica que la comunidad esté ahora mismo a la cabeza en hospitalizaciones y ocupe el segundo lugar en fallecimientos, mientras que su nivel de contagios no sea tan acusado (sexta incidencia acumulada del país). A mayor envejecimiento, mayor población de riesgo.

Más noticias de Política y Sociedad