Público
Público

El paso de una diputada de Vox al grupo mixto en les Corts revela la reconfiguración de la derecha valenciana

La diputada autonómica Rebeca Serna ha formalizado su salida del grupo de extrema derecha con el acompañamiento de Jesús Salmerón, antiguo diputado de Ciudadanos que se encuentra también en los no adscritos.

La hasta ahora diputada del grupo parlamentario Vox en Les Corts valencianas, Rebeca Serna, en su toma de posesión del escaño, el 11 de septiembre de 2019. EFE/Aliño
La hasta ahora diputada del grupo parlamentario Vox en Les Corts valencianas, Rebeca Serna, en su toma de posesión del escaño, el 11 de septiembre de 2019. Biel Aliño / EFE

"La verdad es que nunca entendí que hacía en Vox, no daba el perfil, en algunos temas, como el matrimonio gay estaba abiertamente alejada de los planteamientos ultras", cuenta a Público una persona que ha conocido a Rebeca Serna, a condición de mantener el anonimato.

Sea como sea, Serna se presentó en las listas de la formación ultraderechista en 2019 por Castelló, y aunque no consiguió el acta, la renuncia de David Muñoz solo cinco meses después de los comicios, accedió a su acta de diputada.

Desde entonces su perfil ha sido más bien discreto, con solo 40 iniciativas presentadas en lo que va de legislatura (un diputado medio puede superar tranquilamente el centenar) y, sobre todo, muy desligada de la vida interna del grupo parlamentario de Vox. "En la cafetería era fácil verla comiendo sola, mientras el resto de diputados de su partido compartían mesa. Incluso a veces subía las escaleras a pie para no ir con ellos en el ascensor", explican des de fuentes internas de les Corts.

Un relato que coincide con los argumentos de la misma Serna para dejar el grupo parlamentario, como ha anunciado este lunes. Según la diputada, desde Vox la habrían "menospreciado", no dando relevancia a su trabajo e, incluso, convocando reuniones donde no se la habría invitado para poder "criticarla por la espalda", negarle la palabra o hacer las fotos de grupo aprovechando su ausencia.

Por su parte, en un comunicado, Vox asegura que "hasta la fecha no nos consta que haya habido problemas con esta diputada" y que "el grupo no tenía conocimiento de esta decisión por lo que es ella quien debe dar explicaciones".

Con Serna, son tres los diputados de Vox que renuncian desde 2019. Además del ya citado David Muñoz, en octubre del 2020 dimitió el médico Vicente Roglá tras ser expedientado por acoso.

Vista del hemiciclo de Les Corts valencianas. E.P.
Vista del hemiciclo de Les Corts valencianas. Rober Solsona / EUROPA PRESS

Más allá de los hechos públicos, lo que ha llamado la atención en les Corts es el apoyo que ha recibido Serna a la hora de materializar su decisión. El exdiputado de Ciudadanos, y hoy en el grupo mixto, Jesús Salmerón ha sido quién la acompañado hasta su despacho para ayudarla a hacer las cajas con sus pertenencias y también la acompañado al registro para formalizar la baja del grupo parlamentario.

Allí ha presentado un escrito donde solicita a la Mesa que "se adopten las medidas oportunas y que sean necesarias para que se me garantice el ejercicio de todos los derechos parlamentarios y el acceso a los medios materiales necesarios para desarrollar plenamente las funciones parlamentarias que como Diputada de les Corts Valencianes me corresponden en la máxima brevedad posible para no ver vulnerados mis derechos individuales como parlamentaria".

Salmerón, exafiliado a Nuevas Generaciones, antiguo hombre de confianza en el País Valencià de Fran Hervías (quien fue el todopoderoso secretario de Organización de Ciudadanos y que dejó el partido en marzo tras la moción de censura en Murcia para afiliarse al PP), fue quien dirigió la escisión del grupo naranja en mayo, pocas semanas después de la marcha de Toni Cantó y la expulsión del senador Emilio Argüeso por, presuntamente, dedicarse al reclutamiento de cuadros de Ciudadanos para el PP.

Salmerón había sido también mano derecha de Argüeso. Su perfil relativamente progresista (por ejemplo ha sido una de las voces más activas por los derechos LGTBI dentro de Ciudadanos) provocó que se especulara con un posible salto al PSOE. Poco después anunció su marcha de la formación naranja en denuncia de "quienes se han vendido al sanchismo y su banda, rompiendo gobiernos legítimos con mociones de censura".

Actualmente Salmerón actúa como líder de facto del grupo mixto, que cuenta con los cinco diputados provenientes de Ciudadanos y, ahora, con Rebeca Serna.

"Todo huele a operación de captación del PP. Con operaciones como esta pueden presentarse como el partido central que está reunificando todo el centroderecha, lo que les da más opciones de cara al próximo ciclo electoral -cuentan fuentes parlamentarias-, y por su parte Salmerón hace puntos de cara a conseguir un puesto en el PP, sea en listas, sea en algún otro sitio si Mazón consigue hacerse con la Generalitat en 2023".

Más noticias