Público
Público

15-M :De reclamar el cambio en la calle a trabajar por élen las instituciones

Pese a ser un movimiento colectivo y asambleario, de él surgieron algunas personas que consiguieron destacar. Cinco años después del inicio de este fenómeno, alguno de ellos valoran lo que logró la movilizacion.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Puerta del Sol de Madrid durante el 15-M en una imagen de archivo. REUTERS/ Paul Hanna

MADRID.- El Movimiento 15-M se identificó por su carácter reivindicativo, apartidista, asindical horizontal y sin líderes. Pese a ello, surgieron algunos individuos que, en diferentes puntos del territorio nacional, consiguieron destacar, ser algunas de las caras más visibles del movimiento e incluso entrar en las instituciones. Cinco años después del inicio de este fenómeno, alguno de ellos valoran lo que el 15-M logró.

Bibiana Medialdea, economista

Con un activismo muy ligado a cuestiones de economía crítica, Bibiana Medialdea participó intensamente en la creación de la comisión de economía del 15-M en la Puerta del Sol de Madrid cuando aún estaba terminando su tesis en Economía. Cinco años después es profesora de Economía en la Universidad Complutense de Madrid. ”El activismo de economía crítica está sirviendo para apoyar a fuerzas políticas e instituciones, algo que parecía imposible en el 15-M” explica Medialdea, que ha sido coautora del documento de economía feminista de Podemos y coordina la auditoría de la deuda en el Ayuntamiento de Madrid.

Sobre lo que supuso el 15-M afirma que “mostró que había una grandísima parte de la ciudadanía que quería hacer las cosas de otra manera. Fue esa gran alegría y esa frustración de ver que aquello estaba en la sociedad pero era incapaz de dar el salto a la esfera política”. “Se ha dado el salto a las instituciones, pero todavía es incompleto, hay instituciones claves con ámbitos de competencia a las que las fuerzas políticas del cambio aún no han llegado” matiza.

Pablo Padilla, diputado por Podemos en la Asamblea de Madrid

El 15 de mayo de 2011, Pablo Padilla estuvo presente en la manifestación que tuvo lugar en la Puerta del Sol de Madrid como miembro de Juventud Sin Futuro. Cuando llegó la Policía tuvo que salir corriendo y no pudo quedarse la primera noche. A partir de ahí asistió todos los días a la acampada, aunque no podía quedarse a pasar la noche por cuestiones laborales. Participó en la comisión de política y cinco años después es diputado por Podemos en la Asamblea de Madrid.

Para él, el 15-M manifestó que los problemas que se vivían en España eran colectivos, no individuales: el paro, los desahucios, el acceso a la sanidad y la educación… “Hizo que la política dejase de ser el coto privado de unos privilegiados” y “evidenció que había un contrato social que se había roto. Con la crisis se habían blindado los derechos de unos pocos”.

“Muchas de las demandas en términos materiales no se materializaron, porque los partidos tradicionales, sobre todo el PP, después del 15M decidieron hacer oídos sordos e incluso insultar y despreciar, Alguno se atrevió a desafiarnos ‘a ver si os presentáis a las elecciones’” recuerda el ahora diputado de Podemos.

Sandra Ezquerra, colaboradora de Barcelona en Comú

Muy presente en la Plaza Catalunya de Barcelona, participó en la comisión de contenidos y en la encargada de dinamizar las asambleas generales. “Fue un espacio de mucha responsabilidad y mucha visibilidad” explica Ezquerra. En los últimos tres años ha trabajado en Barcelona en Comú, movimientos feministas y en generar confluencias en clave electoral.

Para Ezquerra, el 15-M sirvió para “transformar el conformismo en deseo de cambio, un nuevo imaginario, un empoderamiento colectivo. Todos los procesos de confluencia políticas vienen muy influidos por todo lo que ocurrió entonces”.

Explica que muchas personas consiguieron entrar a las instituciones y asevera que “el riesgo es que al entrar en las instituciones, el marco de lo posible se nos estreche. Entrar en las instituciones tiene sus riesgos y peligros. Son otras reglas del juego.”

Sònia Farré, en las listas de Barcelona en Comú 

Su participación en el 15-M fue en el municipio de Sant Joan Despí, Barcelona. Después formó parte de la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda e impulsó junto a otras personas el proyecto Observatorios Ciudadanos Municipales, que pretende fomentar la transparencia y la participación de los municipios y los ayuntamientos pero desde la ciudadanía. Fue como número 11 en las listas de la candidatura Barcelona En Comú Podem.

"Se ha avanzado en bastantes cosas, pero con una mayoría absoluta del PP los avances son pequeñitos porque tienes una sensación de bloqueo total. Es que esa institución no escucha en absoluto a la calle. Para la gente es bastante desmotivador. Puedes participar en luchas pero no acabas de ver grandes victorias".

Ángela Rodríguez, 'Pam', ex-diputada de En Marea

Hace 5 años, Angela Rodríguez estaba terminando Filosofía en Santiago de Compostela. "Lo viví con mucha expectación no solamente política y colectiva si no también intelectual. Básicamente lo que hicimos fue sacar una parte de la Universidad a la calle y seguir haciendo lo que estábamos haciendo en la Universidad, pero en la Plaza del Obradoiro que fue donde acampó el 15-M" explica la ex-diputada de En Marea por Pontevedra.

En relación a lo que ha supuesto el 15-M para la situación política y social actual afirma que "es muy difícil llevar efectivamente lo que hacíamos en las plazas a las instituciones. Desde luego creo que había una reivindicación fundamental de mucha de la gente que estábamos entonces en las plazas para conseguir una especie de voz institucional. Creo que Podemos, las mareas y las otras confluencias han sido la respuesta a todo esto".

"Me parece que se ha perdido el que no nos preocupara tanto ni el protocolo, ni las cosas con las que deberíamos de cumplir, es decir, una parte pequeñita de nosotros se ha convertido en esos políticos que antes veíamos desde las plazas, pero seguimos teniendo los pies en la calle".

Daniel García, secretario general de Podemos Valladolid

“Me acercaba por rabia y curiosidad y pensaba ‘esto no puede estar pasando’ son sus palabras al recordar su presencia en el 15-M en Valladolid. Dedicaba su vida a temas audiovisuales y comunicación lo que le sirvió para formar parte de la comisión de comunicación durante el movimiento. Dinamizaba asambleas, manifestaciones e intervenciones y fue uno de los más reprimidos por la Policía.

Actualmente es secretario general de Podemos Valladolid y considera que “el 15-M fue una importante vacuna para España contra la ultraderecha”. Valorando la situación actual sostiene que “ahora mismo se ha apostado demasiado a la vía institucional, que evidentemente no hay que desechar. Eso también lo que ha hecho es bajar la intensidad en la calle” y afirma que “es momento de empezar una nueva primavera, una nueva movilización”.

Juan Díaz, activista y participante en Málaga Ahora

Participó en Democracia Real Ya! en Málaga y en las acampadas en la comisión de metodología participativa. Posteriormente ha estado presentes en movimientos sociales y participa en la candidatura municipalista Málaga Ahora.

"Seguimos sin tener democracia y seguimos siendo mercancía en manos de políticos y banqueros, lo que pasa es que un porcentaje considerable de la población ha tenido un cambio subjetivo en cuanto a considerar todo esto y se ha ido organizando en la búsqueda de cambiar esto. Por hacer está todo por hacer porque no ha cambiado nada, seguimos con la misma dictadura, pero la sociedad está organizada y está en ello" opina Díaz sobre la situación actual

Más noticias en Política y Sociedad