Público
Público

Elecciones 10-N Podemos pide al PSOE y a Más País que se posicionen sobre el impuesto a la banca

El partido morado toma la delantera y pide a las fuerzas progresistas hablar "de una vez" de política y de programa. Noelia Vera asume la fragmentación y dice que vamos a  "las nuevas elecciones del multipartidismo".

La portavoz de la ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, en rueda de prensa / EFE

beatriz asuar gallego

Podemos quiere que el programa de los partidos esté en el centro de la campaña. Por esto han empezado la semana hablando de una de sus principales reivindicaciones: el impuesto a la banca. Noelia Vera, la portavoz de la ejecutiva, pidió al resto de formaciones que se llaman "progresistas" que se posicionen sobre esta medida para hablar de qué haría el Gobierno que se forme tras las elecciones. 

Vera también se refirió a este 10-N como las "nuevas elecciones del multipartidismo" y dijo que había que asumir que cada vez hay más partidos. Sin embargo, indicó que no querían una campaña en la que se hablara de las relaciones que hay entre las formaciones — entendiendo que esto va, sobre todo, por el partido de su excompañero Íñigo Errejón —. El objetivo, según la portavoz, es hablar "de una vez" de política y de programa: "Ver qué proyecto de país tiene cada partido y abordar la situación de incertidumbre económica que va a llegar. Partamos de la base de qué propone y piensa cada uno". 

Más allá de hablar de programa, el partido no ha dado nuevas indicaciones sobre cómo abordarán el 10-N. Según las declaraciones de todos los dirigentes, las listas serán iguales que las del pasado 28-A. Aunque Equo irá con Más Madrid, el candidato del partido ecologista que iba con Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, seguirá con la coalición como candidato independiente por Álava. 

La ejecutiva sí abordó el escenario tras las elecciones y lo enfocó hacia la inminente recesión económica que puede acabar en una nueva crisis. Para los morados hay tres escenarios. El primero es que gobiernen las tres derechas lo que significaría "perpetuar los privilegios de unos pocos, ir sometiendo a más recortes a las mayorías sociales y perpetuar la precariedad y privatización de los sectores públicos".

El segundo escenario, el que apuntan que es el que prefiere el PSOE, es un gobierno socialista apoyado por Cs y PP. Un Ejecutivo que supondría que "en materia económica se van a poner de acuerdo enseguida con Bruselas para hacer recortes". El tercer escenario, el que pretenden conseguir desde Unidas Podemos, es un gobierno de coalición que "afronte la crisis haciendo recortes por arriba y no por abajo".

"Creemos que esto es lo que hay que debatir. No las relaciones, sino cómo nos vamos a poner de acuerdo todos los partidos que existen. Nosotros proponemos que lo primero que hay que hacer es disciplinar a los bancos y nos gustaría que el resto de formaciones progresistas se posicionaran. Proponemos otra vez el impuesto específico a la banca y que devuelvan el dinero del impuesto de las hipotecas. Nos gustaría que las fuerzas que se dicen progresistas nos digan qué les parece", enfatizó Vera. 

Podemos toma así la delantera al resto de partidos al empezar a poner sobre la mesa medidas concretas y hablar de medidas. Sobre todo, tras la irrupción en la política estatal del partido de Errejón y teniendo en cuenta que una de las mayores incertidumbres es que aún no se conocen las medidas que proponen desde Más País.