Público
Público

Remodelación del Gobierno Pilar Alegría, una docente de profesión con un marcado perfil político al frente de Educación

La nueva ministra, que hasta ahora era la delegada del Gobierno en Aragón, fue consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón desde 2015 hasta 2019. También, fue diputada del Congreso.

07/04/2019.- Imagen de archivo de Pilar Alegría en un mitin del PSOE-Aragón en Zaragoza. Fabián Simón / Europa Press
Imagen de archivo de Pilar Alegría en un mitin del PSOE-Aragón en Zaragoza. Fabián Simón / Europa Press

Pilar Alegría (1 de noviembre de 1977), hasta hoy delegada del Gobierno en Aragón, será la nueva ministra de Educación y Formación Profesional en la remodelación del Gobierno acometida este sábado por Pedro Sánchez. Nacida en Zaragoza, es diplomada en Magisterio (especialidad en Educación Primaria por la Universidad de Zaragoza) y tiene un máster universitario en Estudios Avanzados en Educación Social por la Universidad Complutense.

La "histórica militante feminista del PSOE", según apuntan fuentes de su entorno más cercano, fue diputada por Zaragoza en el Congreso de los Diputados entre 2008 y 2015 y miembro de la Ejecutiva Federal del partido entre 2008 y 2012. Tras las elecciones a las Cortes de Aragón de 2015, no solo fue elegida diputada por Zaragoza, sino que, después de que el PSOE, con Javier Lambán al frente, lograra formar gobierno con el apoyo de Podemos y CHA, Alegría fue nombrada consejera de Innovación, Investigación y Universidad del nuevo ejecutivo hasta 2019.

En los cuatro años como consejera, añaden estas fuentes, mejoró la relación cercana con las universidades, algo que "no había ocurrido" hasta la fecha, al alcanzar un acuerdo de financiación, la bonificación de las matrículas, la recuperación de programas de I+D+i, la extensión de la banda ancha en el territorio y un Pacto por la Ciencia.

En esta línea, "peleó" para impedir que la Universidad San Jorge de Zaragoza (privada) acaparara titulaciones impartidas en las instituciones públicas, como el título de Magisterio, aunque no lo logró. Si bien, Alegría defendió en varias ocasiones "el espíritu de colaboración" entre la universidad pública y privada, motivo que despertó el recelo de las formaciones que dieron apoyo al Gobierno aragonés.

Con un marcado perfil político, se afilió a UGT a finales de los 90. Al poco tiempo, hizo lo propio en el PSOE. "Fue en mi época de estudiante universitaria. Al llegar a la universidad, es cuando empiezas a sentir curiosidad por
el funcionamiento de las cosas y conoces más de cerca el tejido asociativo y
los movimientos estudiantiles. Así fue en mi caso ya que no provengo de una
familia de tradición política. También me ayudó mucho la lectura. Me parece
fundamental para abrir tu mente, darte cuenta de que sabes menos de lo que
crees y te ayuda a entender y comprender muchas cosas", reconoció en una entrevista en julio de 2018.

Alegría, que trabajó como técnico de formación en la FIA (Federación de Industria y Afines) de UGT-Aragón y como secretaria de Administración del sindicato donde destacó por su notable gestión, fue nombrada secretaria de organización​ del PSOE-Aragón en 2014 aupada por el líder regional del PSOE, Javier Lambán. Durante años, la nueva ministra contó con su apoyo. Además de ser su número dos y de ocupar un puesto en el gobierno aragonés, se presentó como candidata a la alcaldía de Zaragoza, llegando a ser la fuerza más votada con diez concejales. Sin embargo, el acuerdo entre PP, Cs y Vox le dio la alcaldía al popular Jorge Azcón.

Defensora en su día de Carme Chacón y de Susana Díaz en sus aspiraciones a la secretaria general del PSOE, esta docente de profesión ha ido ganando visibilidad entre las filas del sanchismo en los dos últimos años al mismo tiempo que Lambán ha destacado por ser uno de los barones más críticos con Pedro Sánchez.

Pese a ser cesada como secretaria de Organización del partido en la región, el jefe del Ejecutivo reforzó su presencia institucional en Aragón al designar a Pilar Alegría como delegada del Gobierno en dicha autonomía en febrero de 2020, por lo que dejó el Ayuntamiento de Zaragoza ocho meses después de asumir el liderazgo de la oposición.

Estas fuentes apuntan a que Alegría será la sucesora de Lambán. Mientras tanto, ha sido una de "los doce elegidos" por Pedro Sánchez para redactar la ponencia marco del 40º Congreso del PSOE en la parte de Educación, Universidades, Cultura y Deportes.

Más noticias