Público
Público

Los políticos vuelven a Twitter por elecciones

Cada cuatro años los partidos redescubren la red de 'microblogging'. Una relación de amor odio que ha generado multitud de idas, venidas y polémicas de todo tipo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

En los últimos días se han estrenado o han regresado a Twitter Rosa Díez, Ángel Gabilondo o Manuela Carmena.

Como una turbulenta relación de pareja con momentos de amor apasionado y otros de total desdén, el vínculo entre los gestores de la cosa pública y los usuarios de redes sociales es una historia amor y odio.

Cada cuatro años, con la puntualidad de un reloj suizo, las calles de las ciudades son reasfaltadas, aparecen los brotes verdes en la economía, los impuestos bajan… y los políticos redescubren Twitter. Y este 2015, con diversas citas electorales, no podía ser diferente: en los últimos días se han estrenado o han regresado Rosa Díez, Ángel Gabilondo o Manuela Carmena.

Cada vez son más los que comprenden la importancia de la trasparencia y la sinceridad en la red y los beneficios que reporta, aunque los hay que siguen metiéndose en camisas de once varas en un medio donde un pequeño traspiés de 140 caracteres puede convertirse en una polémica que acabe en las páginas de todos los diarios.

Una de las que ha vuelto a Twitter por elecciones es la líder de UPyD, Rosa Díez, quien el pasado 13 de marzo reestrenó su faceta tuitera con el siguiente mensaje:

Díez, que tras su regreso se ha aplicado y ya ha publicado casi un centenar de tuits, fue una de las primeras políticas en la red social: su cuenta nació en 2008. Sin embargo su presencia fue fugaz y terminó precisamente con una de las primeras polémicas de un político español en Twitter. Su cuenta estaba publicando mensajes en primera persona al mismo tiempo que ella estaba hablando en una entrevista en TVE, poniendo de relieve que eran sus colaboradores y no ella los que manejaban su cuenta.

Otro político que ha descubierto Twitter ocho años después del nacimiento de la red social y en periodo electoral es el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. No es un recién llegado a la política -fue ministro de Educación con Zapatero entre 2009 y 2011-, sin embargo sí es la primera vez que se presenta a las elecciones. En cualquier caso, el perfil deja claro que se trata de una cuenta creada ex profeso para la candidatura y llevada por su equipo.

El primer tuit fue escrito el pasado 17 de febrero:

Otra recién llegada es Manuela Carmena. La exmagistrada, candidata a representar al "partido instrumental" de Podemos y Ganemos en las municipales madrileñas, está en Twitter desde el pasado 14 de marzo, tan sólo cuatro días después de anunciarse su candidatura. 

La alcaldable se presentó así ante la sociedad tuitera:

No son los primeros que se hacen una cuenta, la rescatan en periodo electoral, o la abandonan poco después. Tampoco serán los últimos.

Este error tampoco es exclusivo en Twitter y también ha sucedido en otras redes sociales y medios. Un ejemplo es La Blogosfera del PP. En 2010 los políticos conservadores crearon varios blogs que agruparon bajo esa marca, anunciada a bombo y platillo. Apenas quince días después de anunciarlo el interés ya empezaba a apagarse. En diciembre de 2013 la iniciativa echaba el cierre tras un año de inactividad.

"Aun hay una generación de políticos que entienden las redes sociales de una forma incorrecta, simplificada y en absoluto bidireccional"

Precisamente ese es el principal error, según el asesor de comunicación y consultor político Antoni Gutiérrez-Rubí. No tanto llegar tarde sino marcharse después. "Para estar en contacto con la ciudadanía nunca es tarde. El problema es cuando las cuentas se abandonan después de las elecciones", asegura

Gutiérrez-Rubí también apunta a otro error: "El problema es si se llega a Twitter para usarlo como una ventana publicitaria más. Esto se aprecia, por ejemplo, en esas cuentas con miles de seguidores que siguen a su vez a muy pocas personas". Un error cada vez menos visible gracias a los asesores de comunicación.

José Carlos Losada, profesor titular de Comunicación Corporativa de la Universidad de Murcia explica que aún hay muchos políticos que entienden Twitter como un escaparate más entre los que están a su disposición en la campaña electoral y no como un medio de escuchar a la gente y comunicarse de forma natural. "Todavía hay una generación de políticos que entienden las redes sociales de una forma incorrecta, simplificada y en absoluto bidireccional", asegura.

"Lo más importante de Twitter es la capacidad de escucha. Twitter es un sismógrafo social muy interesante. Es una gran oportunidad para la humildad política"

¿Y cuál es el buen uso que un político puede hacer de las redes sociales? Los expertos coinciden: "Lo más importante de Twitter es la capacidad de escucha. Twitter es un sismógrafo social muy interesante. Es una gran oportunidad para la humildad política, para escuchar y conocer y para crear valor... Es una gran oreja digital antes que una boca digital", explica Gutiérrez-Rubí. 

"Se trata principalmente de cultivar, mantener y fomentar una serie de relaciones que crean un vínculo emocional. Escuchar en Twitter crea una cercanía con los problemas, con las tendencias con lo que preocupa que a lo mejor es más real para ellos que pisar la calle, porque en muchos casos la calle la pisan un poco diferente al resto de los mortales", considera Losada.

Polémicas en 140 caracteres

Pero la presencia a veces también puede conllevar problemas. Hablar de polémicas y Twitter es hablar de Toni Cantó. El diputado de UPyD ha protagonizado unas cuantas cantadas a cuenta de tuits escritos sin pensar mucho en la repercusión que tienen por su proyección pública.

Así en una ocasión propuso acabar con Canal Nou a base de misiles. Otra vez lamentó la muerte de Albert Hofmann, padre del LSD, cuando éste ya llevaba cinco años enterrado y en otra aseguró que la mayor parte de las denuncias por violencia de género "son falsas, y los fiscales no las persiguen". No aportó ninguna fuente de tal afirmación.

"Cometer errores en Twitter no es tan grave al final. La gente suele perdonar el error, pero no el engaño"

Sin embargo Cantó no ha reaccionado mal ante estas polémicas y en lugar de caer en el error de borrar sus tuits más polémicos suele pedir disculpas cuando la reacción no es la esperada.

No es el único que ha comprobado cómo lo que pensaba que era un comentario sin repercusión se transforma en un lío político. Muy recordado también es el comentario de Elena Valenciano sobre el futbolista francés Franck Ribery.

La lista es muy extensa: Los 'huevos' de Rajoy, la exministra Fátima Báñez compartiendo la puntuación de un videojuego en su cuenta...

Y en esos casos la tentación de abandonar Twitter está ahí.. Los socialistas Jordi Sevilla y Elena Valenciano abandonaron en su día la red social por diferentes polémicas, aunque ambos la retomaron tiempo después. También el presidente extremeño, José Antonio Monago, abandonó y después regresó tras publicar por error la puntuación de un videojuego de móvil.

Los asesores de comunicación consideran que aún así las ventajas superan a los peligros. "El riesgo posible de cometer un error por tener una comunicación franca y directa es menor que el coste de no hacer nada", considera Gutiérrez-Rubí. 

"Cometer errores resultaría poco importante al final. La gente suele perdonar el error, pero no el engaño. Los errores se cometen y simplemente hay que estar preparados para cuando ocurre", apunta Losada.

A la búsqueda del Trending Topic

Pese a todo, un buen uso puede reportar atención mediática de forma muy sencilla y barata, mediante el uso de hashtags (palabras clave), preguntas y otras técnicas.

A su regreso a Twitter, Rosa Díaz se convirtió en Trending Topic (tema candente) en tan sólo una hora. Aunque muchos de los mensajes sean de tono cómico, que hablen de un político para hacer chistes siempre será mejor que un escenario de indiferencia.

En las elecciones andaluzas Podemos es el partido que más menciones recibe y Ciudadanos, junto a IU, son los más valorados

Hay muchos políticos que sí lo hacen bien en las redes sociales. Un ejemplo es el Alcalde de Jun. José Antonio Rodríguez, el regidor de esta localidad granadina, es uno de los políticos con más presencia en Twitter e incluso ha sido asesor en la campaña presidencial de Barack Obama. Su cuenta está activa desde febrero de 2009. En ella habla con los vecinos de su pueblo o les informa, por ejemplo, de un corte de electricidad programado en un barrio.

Los nuevos partidos destacan por el buen uso de internet. Podemos, con sólo unos meses de vida, tiene la cuenta de Twitter con más seguidores (559.000), por encima de las de PSOE (223.000) y PP (221.000), ambas con seis años de actividad.

Según el último barómetro de la empresa de monitorización Sentisis sobre Twitter y las elecciones andaluzas, Podemos es el partido que más menciones recibe y Ciudadanos, junto a IU, son los más valorados por los usuarios de la red social.

La última moda consiste en hablar con los ciudadanos por Whatsapp. Ahora sólo falta ver si una vez conseguido el escaño seguirán contestando o dejarán al ciudadano pendiente del doble check.

Más noticias en Política y Sociedad