Público
Público

El PP y Casado mantienen un perfil bajo en la moción para no ahuyentar al votante de Vox

La líder de los 'naranjas', Inés Arrimadas, ha mostrado su respeto a los más de cuatro millones de votantes de Vox durante su turno de intervención, consciente de muchos de ellos votaron a Cs en el pasado.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, se coloca la mascarilla mientras asisten a la moción de censura presentada por Vox al gobierno de coalición en el Congreso de los Diputados este miércoles. EFE/Mariscal
El líder del Partido Popular, Pablo Casado, se coloca la mascarilla mientras asisten a la moción de censura presentada por Vox al gobierno de coalición en el Congreso de los Diputados este miércoles. EFE/Mariscal

marta monforte

La moción de censura de Vox genera tanta incomodidad en el Partido Popular que la dirección encabezada por Pablo Casado todavía no ha decidido el sentido del voto ni le ha trasladado a sus diputados qué ocurrirá el jueves. El líder del PP ha evitado hacer ninguna declaración pública y tampoco ha hecho referencia alguna en su cuenta de Twitter. Le ha dejado ese trabajo a su número dos, Teodoro García Egea, y a otros miembros del equipo de dirección, que han tildado de "bochorno" lo ocurrido a lo largo del debate, aunque sin entrar en el cuerpo a cuerpo con los ultraderechistas.

Lo cierto es que la intervención de Abascal no ha gustado entre las filas del Partido Popular. Diversos diputados y altos cargos consultados por Público, señalan que ha sido un "completo delirio" con propuestas "claramente fuera de la Constitución" y con postulados "alejados" de los del PP, sobre todo en materia de migración y Unión Europea. Sin embargo, ninguno de ellos lo dice abiertamente porque correría el riesgo de "ahuyentar al votante de Vox", al que esperan convencer en el futuro.

García Egea ha repetido en varias ocasiones que se trata de una iniciativa "inútil y falsaria" que únicamente contribuye a "fortalecer" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Esta moción es el único éxito de Pedro Sánchez en estos dos años de Gobierno", ha señalado desde el Congreso tras la intervención de Abascal. El secretario general del PP tampoco ha profundizado en los argumentos esgrimidos por Abascal más allá de criticar su antieuropeismo.

Es más, la dirección del grupo ha trasladado a los diputados presentes en el Congreso que no entren en el "espectáculo" con gritos ni aspavientos, con la intención de distanciarse de Vox. La diputada Isabel Borrego, miembro de la dirección del Congreso y coordinadora adjunta del grupo, ha tratado de poner en paz en la bancada del PP tras dos intervenciones: una del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la otra del diputado de EH Bildu, Oscar Matute. 

Uno de los argumentos que suelen esgrimir los populares es la falta de "experiencia" de gestión de Vox respecto a su partido. "Alguien que no ha gobernado nunca tiene soluciones fáciles para todo en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia", señala un diputado con larga experiencia en las filas del PP. Pero los conservadores no suelen entrar a confrontar otras cuestiones más polémicas -e ideológicas- como la migración o la violencia machista. Tampoco con las teorías de la conspiración alentadas por los ultraderechistas, que señalan sin pudor que el virus "fue creado" en China.

Vox avisa al PP: "Lo pagaréis en las urnas"

Han sido varios los diputados de Vox que han criticado que los conservadores se pongan de perfil ante la moción y han avisado de que los ciudadanos les harán "pagar" en las urnas esta postura. Una de ellas ha sido la exdirigente del PP y actual diputada de Vox por Murcia, Lourdes Méndez, quien se ha dirigido a García Egea preguntándose si es el PP "la derechita que más conviene a la izquierda". "Los españoles no entenderán que el PP no apoye esta reprobación al Gobierno. Lo pagarán en las urnas sin duda", han sido sus palabras.

En la misma línea se ha pronunciado su compañero de partido José Ángel Antelo, líder de Vox en Murcia, que ha instado a García Egea a hacer oposición al "desgobierno socialcomunista" y dejar de "pastelear". El diputado de Vox por Cádiz, Agustin Rosety, cree que precisamente "la derechita cobarde" y "el centro desorientado", en referencia a PP y Cs, dan "un nuevo balón de oxígeno" al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

placeholder

Arrimadas, a Abascal: "Respecto muchísimo a sus votantes"

Ciudadanos ya trasladó hace semanas que votaría en contra de la moción. La líder de los naranjas, Inés Arrimadas, ha mostrado su respeto a los más de cuatro millones de votantes de Vox durante su turno de intervención, consciente de muchos de ellos votaron a Cs en el pasado. Arrimadas ha achacado su apoyo a los ultraderechistas a que Abascal logró "una cosa difícil" que es "barnizar" de "cabrero e indignación"  su candidatura. "Pero cuando rascas el barniz hay un discurso que no seduce a una mayoría de españoles", ha asegurado.

Arrimadas ha insistido en que le unen "muchas cosas" con Vox pero que la moción no tiene los números suficientes y que llega en un momento de lo más inoportuno para España durante "la peor pandemia en cien años". "Estamos en medio de la tragedia, el accidente se acaba de producir, tenemos que poner a la gente a salvo. ¿Qué propone? ¿Ir a elecciones? ¿Sacar a millones de españoles a la calle en medio de una pandemia?".

La líder de Cs también ha acusado a Abascal de hacer "un discurso tan trasnochado" que le ha servido al Gobierno "para que todas sus barbaridades se tapen y para que todas sus alianzas se justifiquen", porque "lo que hay enfrente" es Vox. "Si siguen así, el Gobierno no va a durar tres años. Va a durar 10 años", le ha dicho.

Más noticias de Política y Sociedad