Público
Público

El PP entra en pánico ante la alianza de Podemos e IU, que podría arrebatarle seis diputados el 26-J

Málaga, Las Palmas, Murcia, Ciudad Real, Teruel o Zaragoza son las circunscripciones donde el último escaño podría desplazarse de los conservadores a la coalición de izquierdas en las elecciones generales.

Publicidad
Media: 4
Votos: 44

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante un acto del PP en Alicante. EFE/Morell

MADRID.- "Por fin Podemos se quita la careta y se unen a IU para retratarse como lo que son: los viejos comunistas de siempre". Con este tuit emitido minutos antes de conocerse el apoyo de las bases de IU a ir en coalición con Podemos para las elecciones generales del 26 de junio, saludaba este jueves Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, una alianza que, en estos momento, se da prácticamente por hecha, pese a la "prudencia" que piden los dirigentes de ambas formaciones.

El comentario de Hernando es sólo uno más de la avalancha de ellos que se han vertido y se van a lanzar desde el Partido Popular, en un tono más agresivo del que cabría esperar desde la primera hasta la tercera fuerza parlamentaria, que, además, se disputan espacios políticos opuestos; el ejemplo más claro de esta vehemencia sería el comentario del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, comparando y asociando a Podemos con ETA y el terrorismo, y haciéndolos incompatibles con la democracia.

No es arbitraria, sin embargo, la estrategia del PP frente a la alianza Podemos e IU, en un momento en que parecía que el partido de Mariano Rajoy, había bajado el tono con la formación morada y centraba sus críticas en Ciudadanos -su rival ideológico por excelencia- e incluso el PSOE por su pacto con éstos.

La coalición casi ratificada entre los de Pablo Iglesias y los de Alberto Garzón -a falta de que las bases de Podemos se pronuncien si se alcanza el pacto- ha venido a empañar los ánimos de "tranquilidad" que, hasta ahora, reinaban en la calle Génova y en La Moncloa, confirmada por uno de los dirigentes conservadores en conversación privada.

Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida (d), y Pablo Iglesias, secretario general de Podemos. EUROPA PRESS.

La cuestión, en todo caso, no es que Podemos vaya a arrebatar votos al PP el 26-J que deban alarmar a los conservadores; la cuestión es que la denostada ley electoral (ley D'Hondt) se pondría por una vez del lado de IU al ir en coalición con Podemos y podría amortizar sus votos hasta arrebatar más escaños al PP que al PSOE y Ciudadanos, tomando como referencia los resultados del 20-D. En cualquier caso, los sondeos dan ahora mejores resultados a la coalición que la suma de sus votos en las generales de diciembre, así que el resultado podría ser, incluso, más positivo que el robo del último escaño al PP en, al menos, seis circunscripciones: Zaragoza, Teruel, Ciudad Real, Murcia, Las Palmas y Málaga. 

Así, según los datos de las elecciones del 20-D publicados por el Ministerio del Interior, en Zaragoza, por ejemplo, se disputaron 7 escaños, el último de los cuales se fue al PP (que obtuvo 3 y 161.341 votos en coalición con el Partido Aragonés), a falta de los 5.372 de Podemos (1) para que el diputado en liza se inclinase a su favor. IU-UP obtuvo 34.773 votos en esta circunscripción y 0 escaños.

El caso es el mismo en Teruel (3 escaños en liza), donde el PP (28.224 votos) obtuvo 2 a falta de 2.307 votos de Podemos para robar uno a los conservadores. La formación morada (11.806 votos) no consiguió ningún diputado e IU-UP (3.873 votos), tampoco.

La coalición Podemos-IU podría arrebatar un escaño al PP de Cospedal en Ciudad Real. En la imagen, el secretario general de Podemos Castilla-La Mancha, José García Molina.EFE


En Ciudad Real (5 escaños), el PP (113.356 votos) obtuvo 3 escaños a falta de 1.062 votos de Podemos para arrebatar un diputado a los conservadores. La formación morada (36.724 votos) no consiguió ningún diputado e IU-UP (9.801 votos), tampoco.

En Murcia (10 diputados), el PP (293.546 votos) obtuvo 5 escaños a falta de 7.330 votos de Podemos para arrebatar un diputado a los conservadores. El partido de Iglesias (110.089 votos) consiguió un diputado e IU-UP (22.710 votos), ninguno.

En Las Palmas (8 escaños en liza), el PP (145.240 votos) obtuvo 3 escaños a falta de 8.963 votos de Podemos para arrebatar un diputado a los conservadores. La formación morada (63.247 votos) consiguió 2 diputados e IU-UP (15.235 votos), ninguno.

Por último, en Málaga (11 diputados), el PP (224.282 votos) obtuvo 4 escaños a falta de 3.424 votos de IU-UP para arrebatar un diputado a los conservadores. La formación de Garzón (52.647 votos) no logró ningún diputado y Podemos (132.345 votos), obtuvo 2.

Otras circunscripciones donde la coalición Podemos-IU y otras fuerzas de izquierda podría suponer un escaño más en detrimento del PP, que obtuvo el último en liza, serían Cádiz (9 diputados a disputar) o Asturias (8 escaños en liza), aunque en este caso, las fuerzas aliadas necesitarían muchos más votos.

Más noticias en Política y Sociedad