Público
Público

El PP vasco pone fin a la era San Gil al reunirse con el PNV

Basagoiti y Urkullu se felicitan por el encuentro para recuperar la normalidad

GUILLERMO MALAINA

El PP vasco abrió este viernes una etapa de entendimiento con el PNV y puso fin a la era de María San Gil. El líder de los conservadores en Euskadi, Antonio Basagoiti, acudió a la sede del partido nacionalista en Bilbao -Sabin Etxea- para mantener un encuentro con su presidente, Iñigo Urkullu, con el propósito de "normalizar" las relaciones entre ambos.

La cita apenas se prolongó una hora, pero, más allá de su duración y los contenidos tratados, la relevancia de la misma radicaba en que ponía fin definitivamente a una etapa de más de cuatro años sin una sola reunión entre ambas formaciones. La última dirigente conservadora que acudió a Sabin Etxea hace casi un lustro fue, precisamente, San Gil, pero aquel encuentro con quien entonces era líder peneuvista, Josu Jon Imaz, fue el último hasta este viernes. Basagoiti cumplía así, al menos por ahora, la palabra dada tras su elección en julio para suceder a la ex presidenta del PP vasco, retirada de la política por sus grandes diferencias con Mariano Rajoy.

Al término de la reunión, tanto el PNV como el PP se felicitaron por el paso dado para recuperar la normalidad en la relación entre ambos. En un comunicado, el partido nacionalista calificó la cita de "cordial". "El PNV entiende", señalaba en el texto, "que, a pesar de las diferencias ideológicas y de posicionamiento político que mantenemos PNV y PP, el diálogo es la única manera de afrontar los problemas que tiene planteados esta sociedad". El partido nacionalista mostró además su disposición para continuar en el futuro "este tipo de encuentros" con los conservadores.

Antonio Basagoiti también hizo una declaración en la misma línea, aunque limitó el marco de posibles acuerdos con el PNV a asuntos "cotidianos" como los tratados este viernes: la repercusión de la crisis financiera en la economía vasca, la fusión de las cajas de ahorro vascas, el impuesto de sociedades y el apoyo institucional al Tren de Alta Velocidad (TAV). "Se puede hablar de una etapa de entendimiento en los asuntos cotidianos, de país, de la gestión de los ciudadanos, pero no de una etapa de acercamiento en los temas de la independencia, del Plan Ibarretxe o de las negociaciones con ETA, porque con eso no estamos nosotros", afirmó Basagoiti.

El líder del PP vasco también se comprometió a buscar acuerdos con el PSE en los temas cotidianos. Porque, a su juicio, "una formulación concreta" no puede hacerse "a dos" exclusivamente. "Quiero que en el asunto de la crisis económica, de un plan de revitalización, de la iniciativa institucional -a favor del TAV- estén también otros partidos, como el PSE", defendió.

Más noticias de Política y Sociedad