Público
Público

El PP se ve forzado, de nuevo, a votar con la oposición para investigar su propia corrupción

El Congreso de los Diputados crea una comisión parlamentaria que indagará en la financiación presuntamente ilegal de la formación conservadora con el respaldo de todo el hemiciclo, incluido el propio PP.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, y el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo , durante el pleno que debate, entre otros asuntos, la solicitud de una comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP a propuesta del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. EFE/Sergio Barrenechea

La financiación presuntamente ilegal del Partido Popular en los últimos años será objeto de investigación en el marco de una comisión parlamentaria específica. Es lo que ha acordado este mediodía el pleno del Congreso de los Diputados al respaldar la propuesta conjunta de los grupos socialista, de Podemos y de Ciudadanos.

De forma sorprendente, la bancada popular se ha pronunciado de forma afirmativa. De esta forma, el grupo popular ha evitado perder de forma estrepitosa una nueva votación en hemiciclo. Ya adoptó esa actitud el martes pasado al respaldar una proposición de ley del grupo socialista, que tenía el apoyo de toda la oposición, para modificar la elección de los órganos de dirección de RTVE y devolverse la independencia.

El resultado de la votación, por lo tanto, ha sido el de unanimidad, igual que ocurrió con la iniciativa sobre RTVE. La totalidad de los 316 diputados presentes en el momento de la votación se pronunciaron a favor de crear esta comisión parlamentaria de investigación. S

Solo cinco miembros del Gobierno han estado presentes en esta votación; entre los ausentes se encontraban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que también es presidente del PP, y la titular de Defensa, maría dolores de Cospedal, número dos del partico en su calidad secretaria general.

La posición del grupo parlamentario popular ha sido, a todas luces, forzada. Así ha quedado reflejado en la intervención de su portavoz en este debate, Eloy Suárez, quien ha justificado el voto afirmativo “para cumplir el punto 91 del acuerdo suscrito con Ciudadanos”.

Al mismo tiempo, ha reprochado al resto del hemiciclo que se opusiera “a crear una comisión para investigar las finanzas de todas las formaciones políticas. ¿Qué tienen que ocultar?”, ha preguntado desafiante. Incluso le ha reprochado al portavoz socialista, Artemi Ralo, catedrático de derecho Constitucional, que renunciase al principio de la presunción de inocencia. “¡Vaya ejemplo para sus alumnos!”, ha exclamado.

Su intervención, que como acostumbra este parlamentario ha sido vehemente, se ha recibido con una fuerte salva de aplausos desde su bancada, con todos sus compañeros puesto en pie. Una actitud que ya se está convirtiendo en una moda en todo el hemiciclo en esta legislatura. De esa forma le agradecían que se hubiera defendido tras los duros alegatos escuchados previamente.

Ciertamente, toda la oposición sin distinciones – no han participado los portavoces de ERC y PDeCAT por su actitud de protesta por la pérdida del escaño de Francesc Homs tras la sentencia del tribunal Supremo – han lanzado duros calificativos contra el PP y su presunta financiación durante los últimos años. Sobre todo a la hora de recordar algunos episodios.

“Primero sospechas, luego indicios y finalmente pruebas. El 9 de febrero de hace ocho años se detenía a Correa y a El Bigotes y seguro que un sudor frío corrió por la frente de muchos del PP. Días después, Rajoy, rodeado de algunos de ustedes, afirmó aquello de que no era una trama dl PP sino contra el PP. Ahora existen 12 piezas judiciales separadas y 167 personas del PP y de su entorno procesados”, ha proclamado el socialista Artemi Rallo para arrancar su intervención.

La representante de Podemos, Carolina Bescansa, ha insistido en que “la corrupción no es consustancial a la condición humana y, por supuesto, afecta más a unos que a otros. Hay políticos no somos corruptos y otros que lo son. La comisión es un obligación de todos para defender a España de la corrupción y el PP es el partido más corrupto en la historia de la democracia, llenándose a manos llenas de dinero para sí y para el partido”. Y ha reclamado a la bancada popular para que rompieran la disciplina de voto, sin duda ignorando la decisión que ya se había adoptado previamente la dirección del grupo.

En nombre de Ciudadanos, su portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, ha recordado que la creación de esta comisión “era una de las seis exigencias previas para respaldar la investidura de Rajoy a la presidencia del Gobierno”. Y ha insistido en que “no nos fiábamos por el mero hecho de que muchos de ustedes están en el origen del descrédito de la política y fuesen capaces de regenerar la vida política”.

Por su parte, el representante del PNV, su portavoz parlamentario Aitor Esteban, ha mostrado sus recelos ante “la más que probable conversión de esta comisión en un simple espectáculo, en un pim, pam, pum; en un nuevo 'y tu más' que no aporte nada sobre asuntos que están bajo investigación judicial”.

Es la tercera comisión parlamentaria de investigación que aprueba el pleno de la Cámara baja en esta legislatura por lo que estarán activas dos comisiones de este tipo en paralelo, un hecho sin precedentes desde la Legislatura Constituyente, en 1977. Además de la aprobada hoy, hay que sumar la que acaba de iniciar sus trabajos para indagar sobre las actuaciones presuntamente ilegales de Jorge Fernández Díaz durante su responsabilidad como ministro del Interior para interferir en el proceso soberanista en Catalunya y sus promotores, y la que investigará el rescate bancario.


Más noticias en Política y Sociedad