Público
Público

Las cloacas de Interior

Proceso contra el procés Interior dice "no valorar" al 'coronel Tácito' que increpaba a políticos, pero lo condecora

El Gobierno ha impuesto una medalla al teniente coronel Daniel Baena, jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Catalunya, quien se ocultaba en Twitter bajo el alias Tácito para atacar a los mismos políticos catalanes que él investigaba. Tres días antes de condecorarlo, respondía por escrito a una pregunta parlamentaria de ERC sobre si pensaba apartarlo de la investigación con un lacónico: "... el Gobierno actual no hace valoraciones sobre actuaciones del Gobierno anterior".

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6

El teniente coronel Daniel Baena (alias 'Tácito' en Twitter).

La pregunta escrita al Gobierno, formulada por el Grupo Parlamentario Esquerra Republicana, fue presentada el 22 de febrero, cuando era presidente Mariano Rajoy, pero no ha sido respondida –por el Ejecutivo de Pedro Sánchez– hasta el pasado 8 de octubre. Y la respuesta ha sido lacónica:

El primer problema de semejante respuesta es que el diputado Gabriel Rufián, de ERC, no había pedido ninguna valoración sobre el ya famoso teniente coronel Daniel Baena, jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Catalunya, quien se ocultaba en Twitter bajo el alias Tácito para atacar a los mismos políticos catalanes que él investigaba. Las preguntas del parlamentario catalán –varias, no una sola– eran bien concretas e inquirían sobre las acciones y medidas que este Gobierno –no el anterior– se plantea tomar con respecto a un caso escandaloso, que fue revelado en su día por una exclusiva de Público:

¿Considera, el Ministro, que increpar a investigados y hacerlo bajo pseudónimo por el propio investigador entra dentro de las atribuciones de un alto responsable de la misma investigación?

¿Se van a tomar medidas inmediatas para apartar de las investigaciones al Coronel Baena?

¿Se plantea, el Ministerio, implementar alguna medida punitiva al Coronel Baena?
En caso afirmativo, ¿cuáles? En caso negativo, ¿por qué?

¿Se plantea, el Ministro, abrir una investigación para averiguar si hay más agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad que estén actuando bajo esta flagrante parcialidad?

¿Piensa, el Ministerio, implementar alguna medida para depurar este tipo de comportamiento entre los agentes?
En caso afirmativo, ¿cuáles? En caso negativo, ¿por qué?

Los informes que el coronel Baena firmó personalmente han sido decisivos para imputar "rebelión" y "sedición" a los políticos y activistas presos o exiliados

Más aún, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no tenía que "valorar" ninguna actuación "del Gobierno anterior", sino el comportamiento concreto de un alto mando de la Guardia Civil que sigue en su puesto y que ha participado activamente en la investigación de la causa general contra el procés independentista en Catalunya. Sus informes, todos ellos firmados por Daniel Baena en persona, han sido decisivos –y lo seguirán siendo cuando se abra la vista oral del juicio– para imputar presunta "rebelión" y "sedición" a los políticos y activistas catalanes que llevan un año en prisión preventiva o se han exiliado en Europa para seguir en libertad.

Y las acciones de este teniente coronel –encargado de investigar, como jefe de la Policía Judicial de Catalunya, hasta tres causas judiciales distintas abiertas por la Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo– implican a más de 300 imputados. Como explicó Rufián en los antecedentes de sus preguntas:

Según las informaciones aparecidas en Público el jefe de la policía judicial de la Guardia Civil actúa en twitter bajo el pseudónimo Tácito (@nmaquiavelo1984) y desde esta cuenta increpa a diversos de los investigados y hace comentarios lesivos con operaciones que ejecutan sus compañeros del Cuerpo de Mossos d'Esquadra.

A tenor de esta información es obvio que las condiciones de imparcialidad y ecuanimidad en la investigación quedan claramente comprometidas.

Queda, por tanto, bien claro que al Ejecutivo no se le pregunta por algo que hiciera el Gobierno anterior, sino sobre cómo piensa garantizar la imparcialidad y ecuanimidad de las actuaciones de las fuerzas de seguridad relacionadas con los derechos que asisten a los investigados en una causa judicial tan relevante –tanto para España como para el resto del mundo democrático– como es la que se ha abierto contra los impulsores del procés soberanista catalán.

Sólo tres días después de escribir que no iba a "valorar" la acción de Baena, Interior le dio una condecoración

Pero el segundo gran problema que presenta esa respuesta es que casi parece una burla a los parlamentarios catalanes, ya que sólo tres días después de rubricarla, Interior condecoró con una medalla precisamente al teniente coronel Baena, con motivo de la fiesta patronal de la Guardia Civil de Catalunya, cuyo jefe máximo, el general de brigada Pedro Garrido, fue ascendido a ese puesto en una de las primeras decisiones del Gobierno de Sánchez.

Y en ese acto el general Garrido proclamó: “La cizaña que se intentó sembrar entre ambos cuerpos [Guardia Civil y Mossos d'Esquadra] no ha llegado a arraigar lo suficiente como para olvidar que la lealtad entre compañeros de armas está por encima de cualquier ambición que no respete ley y orden”.

Aseveración que precisamente ponía en duda la condecoración al coronel Baena, quien se dedicó, desde su identidad oculta en Twitter, a criticar a los Mossos y a poner en duda su profesionalidad y lealtad durante las jornadas del 20-S y el 1-O.

El senador Jon Inarritu, de EH-Bildu, ha resumido el caso en un solo tuit:

Pero si se trataba de un chiste, no le va a hacer ninguna gracia a la mayoría de los diputados del Parlament de Catalunya, ni a los familiares y seguidores de los políticos y activistas presos, exiliados o imputados gracias a los informes del "leal" coronel Tácito.

Más noticias en Política y Sociedad