Público
Público

Protestas por Pablo Hasél Los Mossos golpean a un joven y rehúsan socorrerle pese a quedar tendido en el suelo con convulsiones

El manifestante cayó a plomo tras tratar de huir de un agente que le golpeó en varias ocasiones. Los Mossos aseguran que el joven, que tuvo que ser hospitalizado, recibió el impacto de una piedra en la cabeza, algo que los testigos niegan.

Despliegue de los Mossos durante una de las protestas por la libertad de Pablo Hasél en Barcelona.
Despliegue de los Mossos durante una de las protestas por la libertad de Pablo Hasél en Barcelona. Alejandro García / EFE

Nil Canyelles tuvo que ser hospitalizado el pasado jueves por la noche tras resultar herido en una protesta en Barcelona contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. El joven cayó a plomo al suelo tras intentar huir de los golpes de un mosso durante una carga policial. Un vídeo, al que ha tenido acceso VilaWeb, muestra cómo ninguno de los agentes que rodean al manifestante, aparentemente inconsciente y con convulsiones, hace ademán de socorrerle.

En las imágenes se ve al joven en un primer momento en el suelo, intentando levantarse con la ayuda de otro manifestante mientras un agente les golpea en varias ocasiones con la porra. Acto seguido, cuando parecía que había conseguido incorporarse, Canyelles cae desplomado. Su compañero trata de interesarse por él, pero el agente que les perseguía le amenaza con pegarle de nuevo. 

Ninguno de los mossos presentes en la escena hacen algo por ayudar al herido, que tuvo que ser hospitalizado. Un par de ellos se quedan mirando, pero son un fotógrafo y otro testigo los primeros que intervienen para interesarse por el joven y reclamar que sea atendido.

Los Mossos, según recoge VilaWeb, alegan que el motivo del desvanecimiento fue que Canyelles recibió el impacto en la cabeza de una piedra lanzada por otro manifestante. Algo que Jordi Borràs, el reportero gráfico que auxilió al joven, niega. "No sé qué es más grave, que los Mossos se inventen que al herido le golpeó una piedra o que se negaran a auxiliarlo mientras tenía convulsiones. Lo que sí sé, porque estaba, es cómo se desplomó al paso de la BRIMO y cómo pasaron totalmente de ayudarle", ha criticado en Twitter.

Otros testigos también niegan la versión de los Mossos, según recoge el diario Tot Barcelona, igual que el propio herido. "Llevaba el casco para, precisamente, evitar eso", asegura en declaraciones realizadas al citado medio en referencia al supuesto lanzamiento de la piedra. Anteriormente, el joven había relatado los recuerdos del suceso en Twitter: "Lo último que recuerdo es una carga muy bestia, gente corriente, empujones, caer al suelo y un mosso pegándome con la porra, luego ya me he levantado en la ambulancia con mucha dificultad para respirar".

Los protestas por Pablo Hasél se mantienen una semana después del encarcelamiento del rapero. En la última, en la noche de este lunes, unas 700 personas se manifestaron en Barcelona en una convocatoria que llegó hasta las puertas de la Ciudad de Justicia de la Ciudad Condal para expresar su apoyo a los detenidos. En esta ocasión, los incidentes fueron menores. Los Mossos d'Esquadra arrestaron a otras tres personas, según informaron en un comunicado.

Más noticias de Política y Sociedad