Público
Público

El proyecto catalán de constitución elimina el ejército e instaura listas abiertas y revocaciones

El magistrado Santiago Vidal dice que la suspensión que planea sobre él por haber redactado esta propuesta sería "una reacción visceral y autoritaria del Estado y del Poder Judicial"

Vidal, durante su comparecencia este sábado. EFE/Alberto Estévez

EFE

BARCELONA.- El juez Santiago Vidal ha considerado hoy que la suspensión que planea sobre él por haber redactado una propuesta de constitución catalana sería "una reacción visceral y autoritaria del Estado y del Poder Judicial" que lamenta mucho, si bien ha dejado claro que no se arrepiente de nada. En dicha propuesta de constitución, Vidal y su equipo proponen que no haya ejército, que las legislaturas duren cinco años y que los diputados y demás cargos electos sólo puedan ser elegidos para un máximo de dos mandatos. También introducen un mecanismo de control democrático consistente en que los diputados sean elegidos con listas abiertas, y que si incumplen sus programas electorales puedan ser revocados

Vidal, que este mediodía ha presentado públicamente un texto de 97 artículos que él y un equipo de 18 juristas han estado redactando en los últimos meses, ha reiterado que esta iniciativa la ha llevado a cabo siempre desde el ámbito particular y que nunca ha interferido en su trabajo como magistrado de la Audiencia de Barcelona.

En una conferencia de prensa en el Ateneo Barcelonés antes de llevar a cabo el acto público, Vidal ha dicho ser consciente de que él y los demás redactores del texto constitucional carecen de representatividad y legitimidad, puesto que no ocupan cargo alguno elegido por los ciudadanos, por lo que únicamente se trata de una iniciativa surgida desde el ámbito de la sociedad civil catalana. Tras comentar brevemente algunos artículos del texto que ha elaborado, el juez se ha referido al procedimiento abierto contra él por el Consejo General del Poder Judicial.

Según Vidal, "la filtración" que ayer se produjo a un diario de la petición de la fiscalía de que sea suspendido de la carrera judicial temporal o definitivamente, "fue absolutamente intencionada" y tuvo "el único propósito de tapar este acto público abierto y plural". "No me esperaba que desde el Estado se tomaran con tanta visceralidad que un grupo de jueces y de profesores de universidad hiciéramos tres cosas muy sencillas como son pensar, debatir y escribir", ha lamentado.

El acto de presentación se ha iniciado con normalidad, con la sala de actos del Ateneo Barcelonés a rebosar y con un centenar de personas que han quedado fuera del recinto por falta de espacio.

El proyecto de constitución catalana presentado por Vidal está inspirado en constituciones de países nórdicos como Noruega, Dinamarca e Islandia, aunque también de Suiza, y en el sistema político alemán, con una presidencia de la república elegida democráticamente al margen de las elecciones al Parlamento.

Los juristas que han elaborado este texto, que no está cerrado y que está abierto a enmiendas y sugerencias de los ciudadanos a través de una página web, optan por una estricta separación de poderes "para que no ocurra como en el estado español, donde los tres poderes están en las mismas manos y partidos", según Vidal.

Proponen que haya una sola lengua oficial, la catalana, pero con una cláusula especial de reconocimiento y respeto de la lengua española que también tendrá carácter de "cooficial".

Junto a esta propuesta constitucional, en el Ateneo Barcelonés han sido presentados otros dos proyectos constitucionales, uno elaborado por el profesor de ciencia política Oriol Vidal-Aparicio, y otro por Sebastià Sardiner, abogado y miembro de la sectorial judicial de la Assemblea Nacional Catalana (ANC).

Más noticias de Política y Sociedad