Público
Público

PSOE y Adelante presionan a PP y Cs para que Vox deje de presidir la comisión de reconstrucción en Andalucía

Vox rechaza dar un paso atrás: "Ni por asomo. No vamos a entrar en ese juego ni mucho menos"

Nieto, Moreno y Hernández, este jueves. Europa Press
Nieto, Moreno y Hernández, durante un encuentro. Europa Press

raúl bocanegra

La entrega a Vox de la presidencia de la comisión parlamentaria encargada de llevar a cabo los trabajos sobre la mejor manera de afrontar la recuperación económica en Andalucía tras la pandemia se ha convertido esta semana en un elemento de oposición de primer orden al Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos.

Después de dejar la comisión, PSOE y Adelante Andalucía, con la ayuda de momento del sindicato UGT, que ha decidido responder a las provocaciones del partido ultraderechista, han decidido presionar a Juanma Moreno (PP),  presidente de la Junta de Andalucía, y a Juan Marín (Ciudadanos), vicepresidente, para que rectifiquen y, de este modo, permitan el regreso de ambos partidos a los trabajos comunes.

Este movimiento hacia Vox, justo cuando Inés Arrimadas, la presidenta de Ciudadanos, había decidido orientar el barco hacia posiciones más centradas, ha dejado en una posición compleja a Juan Marín.

La idea de centrar a Ciudadanos y, sobre todo, de alejarlo de Vox, que el vicepresidente de la Junta comparte en líneas generales con Arrimadas, hasta donde ha podido saber Público, se ha topado con el principio de realidad y con la aritmética parlamentaria elegida por Ciudadanos en Andalucía.

El dilema es sencillo, en realidad y se resume en esta frase: los dos partidos que forman el gobierno andaluz, PP y Ciudadanos, necesitan de Vox para aprobar cualquier cosa de importancia. Por ejemplo, ahora, una nueva ley del suelo que el Ejecutivo considera estratégica y que ha llevado ya al Consejo de Gobierno.

Para terminar la legislatura quedan más de dos años y medio y Vox, que hasta ahora ha aprobado dos presupuestos de la Junta de Andalucía, había dejado muy claro lo que pensaba de esta comisión: "No se puede ser amigo de todo el mundo", había manifestado el portavoz Alejandro Hernández.

Así que el PP, que jamás ha tenido ningún complejo en blanquear a Vox, y Ciudadanos, que sí ha tenido algunos reparos que resurgen de cuando en cuando, decidieron no correr riesgos y enfadar al socio parlamentario antes de tiempo. De este modo, el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, a quien las fuentes consultadas por Público le atribuyen un papel clave en esta maniobra, le dieron una vez más al partido de ultraderecha lo que quería: su sitio en la mesa.

"A nadie se le escapa que en el Gobierno andaluz tenemos unos acuerdos firmados con el grupo parlamentario de Vox", dijo el vicepresidente Marín este viernes, según recoge Europa Press.

Acuerdo en Sevilla

Sobre este punto presionó en rueda de prensa la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. "Tendemos la mano [al presidente de la Junta, Juanma Moreno] para que no entregue el futuro de Andalucía a la extrema derecha". "Que tome cartas en el asunto y rectifique. Que ponga a quien quiera” en la presidencia de la comisión, dijo Díaz, salvo a Vox.

La secretaria general del PSOE andaluz aseguró que Vox nunca ha creído en esta tierra ni en su autonomía y se ha dedicado a sembrar "enfrentamiento y crispación y a generar odio".

Adelante Andalucía mantuvo en este asunto una posición similar a la del PSOE. La portavoz adjunta del grupo parlamentario Adelante Andalucía Ángela Aguilera señaló que "si la extrema derecha no preside" la comisión, su grupo "no tiene inconveniente" en volver a la misma. "Cualquier otro grupo nos podría servir para presidir esta comisión", aseguró.

"No es de recibo que presida esta comisión el grupo que ha negado su necesidad y que ha expresado públicamente su desprecio". "Es un insulto a la inteligencia de los andaluces", dijo Aguilera, según recoge Europa Press.

Aguilera mostró preocupación por la actitud del Gobierno andaluz que, por un lado, "pide una alianza por Andalucía, consenso y lealtades" y, por otro, "hace políticas muy duras, neoliberales que en modo alguno suponen la salida de Andalucía a la crisis".

"Juega a dos manos, con una da imagen de consenso y rigor, pero con la otra hace políticas profundamente contrarias a lo que Andalucía necesita", remachó Aguilera.

El portavoz de Vox fue claro al respecto de este asunto. Hernández no está dispuesto "ni por asomo" a renunciar a la presidencia de la comisión parlamentaria. El portavoz ultra se ha preguntado si es que su formación tiene que admitir que carece "de legitimidad democrática para presidir una comisión para que vuelvan PSOE y Adelante".

Hernández defendió además el derecho de Vox a presidir comisiones y apuntó que ellos asisten a comisiones que presiden PSOE y Adelante. "No vamos a entrar en ese juego ni mucho menos", agregó Hernández.

Esta actitud de Vox es clave para entender el voto de PP y Ciudadanos a favor de su presidencia. Así, el asunto, visto de este modo, tiene menos que ver con contenidos políticos que con el respeto que Vox considera que sus socios le deben tener. Es por tanto, esencial. Y sus socios, PP y Ciudadanos, así lo han aceptado.

Aunque son ámbitos de decisión diferentes y la política local tiene sus particularidades, en el Ayuntamiento de Sevilla, la ciudad más poblada de Andalucía, PSOE, PP, Adelante y Ciudadanos sí han sido capaces de alcanzar un pacto con medidas por valor de 22 millones de euros. En ese acuerdo no está Vox.

¿La razón? Que es el socialista Juan Espadas el que gobierna la ciudad y por tanto, a PP y a Ciudadanos les sale gratis desembarazarse de Vox en el Ayuntamiento de Sevilla.

Las medidas supondrán la creación de un "buen escudo social" para la ciudad, según Espadas, ante el impacto provocado por la pandemia del coronavirus y se centrarán tanto en el ámbito social como sanitario. "No va quedar nada ni nadie que no tenga escucha o apoyo del Ayuntamiento para salir adelante porque esta crisis nos pilla más fuertes que la anterior, con más capacidad de reacción y con mayor determinación", dijo el alcalde Espadas.

Más noticias de Política y Sociedad