Público
Público

Rajoy claudica ante Aguirre

La presidenta del PP de Madrid es la única que ha conseguido imponer su posición, a pesar de sus diferencias históricas con el líder del PP. González fue el candidato a la Presidencia madrileña hasta febrero.

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 12

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre. EFE

MADRID.- Esperanza Aguirre, candidata del PP a la Alcaldía de Madrid para el 24 de mayo, se convirtió en una rara avis de la historia del partido en la últimas horas. La presidenta del PP madrileño es la única dirigente que ha logrado imponer su criterio al del presidente nacional del partido. Mariano Rajoy, a pesar de los ataques que ha recibido de la lideresa -incluida la rebelión de un sector del partido en 2008 para desbancar al entonces líder del PP de este cargo y ponerla a ella- , ha optado por situarla en la posición de salida que ella había elegido públicamente y para la que se había postulado desde hace semanas: cabeza de lista del PP para las municipales del 24 de mayo en la capital.

Hace tiempo que en el PP -a pesar del lastre que conlleva Aguirre con los casos Gürtel o Púnica- daban por hecho esta opción. "Es el mejor cartel electoral del partido en la ciudad" o "Nadie le tose en las encuestas", se resignaban los afines a Rajoy sabiendo que él se resistía a nombrarla. Hasta Pedro Arriola, el gurú demoscópico del presidente del Gobierno "ha tirado la toalla", razonan los conservadores. El líder del PP no pudo encontrar un mejor cartel que la expresidenta de la Comunidad de Madrid para la capital y cedió; y ni siquiera la mala relación del marido de Celia Villalobos y asesor áulico de Rajoy con ella -un secreto a voces- logró tumbar sus aspiraciones: sustituir a Ana Botella -pero sobre todo, a Alberto Ruiz-Gallardón, su eterno rival- en el Palacio de Cibeles.

Al pelear su candidatura -una lucha interna de "enorme desgaste", según sus partidarios-, Aguirre se ha dejado por el camino a su pupilo, Ignacio González, aunque en una negociación, como reconocen en un lado y en otro, "todos tienen que dejarse algo". El presidente de la Comunidad de Madrid ha quedado fuera de la carrera política, pero al jefe del Ejecutivo -que siempre fue reacio a mantener el poder de Madrid en ambas manos- le acabaron de convencer de que no debía ratificar a González la apuesta del PSOE por Ángel Gabilondo en un movimiento arriesgado y los escándalos que le han llovido hace semanas por su ático o su enfrentamiento directo con altos mandos policiales.

En el PP creen que Rajoy le ha dicho a Aguirre: "O ganas o te vas"

Ignacio González fue candidato para Rajoy -y sobre todo, de María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP-, al menos, hasta la Convención Nacional del partido que se celebró en Madrid a finales del pasado mes de enero, sostienen fuentes conservadoras. "Era la opción más lógica" y, "gustase más o menos", no había por qué tumbarla, argumentan. Sin embargo, el descabalgamiento de Tomás Gómez y la designación de Gabilondo como contrincante electoral por parte del PSOE, así como las informaciones sobre la gestión y el patrimonio de González y un oscuro enfrentamiento con dos comisarios policiales terminaron de convencer al presidente hace pocos días.

Alcaldesa o nada

Ahora, la presidenta del PP madrileño se lo juega todo: si gana, será la alcaldesa de Madrid y ocupará el Palacio de Cibeles a cuyo despacho más relevante siempre aspiró. Si pierde, su carrera política habrá terminado, además, sin justificación alguna para atrincherarse en el partido. "O ganas o te vas", creen en el PP que Rajoy a dicho a Esperanza Aguirre, sabiendo ambos que la plaza está más difícil de obtener que nunca. Las encuestas no dan al PP la mayoría absoluta, ni mucho menos. Tampoco al PSOE, aunque ambos siguen manteniendo los dos primeros puestos. Probablemente, viendo lo complejo de la situación, ambos partidos ambos han apostado fuerte en sus carteles electorales: popularidad sobre todo. Aguirre se enfrentará -en términos de bipartidismo- a Antonio Miguel Carmona y Cristina Cifuentes, a Ángel Gabilondo. Incluidos debates televisados, advierten sus respectivos entornos. Veremos.

Más noticias en Política y Sociedad