Público
Público

El rechazo de Vox a los derechos LGTBI no es suficiente para contentar a Hazte Oír

El 'lobby' ultraderechista lanza una campaña de presión contra el partido ultraderechista por no pactar con Isabel Díaz Ayuso la derogación de las leyes autonómicas enfocadas en la discriminación. "¿Es Vox de fiar?", se preguntan.

Ignacio Arsuaga
El responsable de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en una imagen de archivo. EFE

La posición de Vox respecto a los derechos de las personas LGTBI resulta a día de hoy tímida, poco definida e incluso sospechosa para Hazte Oír. El lobby ultraderechista ha activado una de sus habituales campañas de presión para tratar de incomodar al partido ultraderechista por no haber incluido la "derogación de las leyes LGTBI" en su negociación de los Presupuestos con el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

"¿Nos podemos fiar de Vox? Haz llegar tu decepción a la líder de Vox en Madrid por no tocar ni una coma de la ley LGTBI", reza la iniciativa lanzada en las últimas horas por Hazte Oír. La recogida de firmas online busca mostrar precisamente "la sorpresa y la decepción" del grupo de presión que dirige Ignacio Arsuaga con el partido de Santiago Abascal. 

Hasta ahora, ambas organizaciones habían mantenido unas relaciones de estrecha afinidad. De hecho, el lobby utilizó en distintas ocasiones su "guía" de recomendación electoral –denominada "vota valores"– para animar a sus seguidores a apoyar al partido ultra. Lo hizo también en las últimas elecciones de la Comunidad de Madrid, donde se decantó claramente por la candidatura que encabezaba Rocío Monasterio.

La última entrega de premios de Hazte Oír, celebrada el pasado 16 de octubre en Madrid, contó también con una nutrida representación del partido ultraderechista, que salió de allí con premio: durante la gala, el lobby condecoró a la eurodiputada de Vox Margarita de la Pisa

La idílica relación atraviesa ahora un momento delicado. "Vox tenía en sus manos la llave para haber desactivado, por primera vez, dos de las leyes fundamentales de la izquierda radical. Tenía en sus manos al PP, que es uno de los motivos por los que tantos ciudadanos le votaron", dice la campaña lanzada esta semana.

"Se le acabaron las balas"

El grupo ultraconservador acusa a Monasterio de haberse levantado de la mesa de negociación "sin tocar ni una coma de las leyes de género aprobadas por el PP de Cifuentes, con el apoyo del PSOE y de Podemos", "Hoy Vox ha perdido toda la fuerza de negociación cuando ha anunciado el apoyo a los presupuestos. ¡Se le acabaron las balas! Y una pregunta más, después de lo visto en las últimas horas, ¿nos podemos fiar de Vox como partido que lucha por derogar las leyes ideológicas de la izquierda?", dice el elocuente texto lanzado por Hazte Oír.

Más noticias