Público
Público

La reducción de la jornada laboral Trabajo estudia una reforma de la jornada laboral centrada en la regulación de las horas extra y la conciliación

El debate no ha llegado a la mesa de diálogo social y el Ministerio dirigido por Yolanda Díaz aún no tiene una propuesta concreta. La reforma se quiere abordar poniendo el foco en los aspectos cualitativos (regulación de las horas extra) que vayan más allá de los cuantitativos, como la propuesta de Más País sobre la jornada de cuatro días.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. / J. HELLÍN (EP)
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una imagen de archivo. — EUROPA PRESS

alexis romero / manuel sánchez

El debate sobre la reforma de la jornada laboral se ha centrado en las últimas semanas en la reducción de las horas de trabajo, pero el Ministerio de Yolanda Díaz estudia abordar esta cuestión desde un punto de vista cualitativo que se centre en acabar con la distribución irregular de las horas extra y en facilitar y garantizar la conciliación.

El portavoz de Más País en el Congreso, Íñigo Errejón, puso sobre la mesa una propuesta para reformar la jornada laboral en el último debate de los Presupuestos Generales del Estado que tuvo lugar en el Congreso. En concreto, el diputado defendió una enmienda al proyecto presupuestario que proponía destinar 50 millones de euros para impulsar una jornada laboral de cuatro días a la semana y 32 horas que, a su juicio, permitiría una mayor conciliación de los trabajadores y ayudaría a generar empleo sin que eso supusiera una merma de la productividad de las empresas.

Aunque la enmienda no salió adelante en este Pleno, el debate se coló en la agenda pública y motivó que cargos del Gobierno, como el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias; la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se pronunciasen sobre la misma.

El primero en valorar esta medida fue Pablo Iglesias, que avanzó que Trabajo estaría estudiando esta propuesta, que calificó de "interesante": "La propuesta es interesante y me consta que Yolanda Díaz la está estudiando. En el marco de una línea que ha sido definitoria en el Ministerio de Trabajo, que es el diálogo social, creo que se va a trabajar por explorar una reducción del tiempo de trabajo que podría favorecer, sin duda, la creación de empleo".

La ministra de Trabajo avaló las declaraciones del vicepresidente y, a través de su cuenta de Twitter, confirmó que se estaba trabajando en este sentido. Sin embargo, Díaz puso sobre la mesa la necesidad de abordar la reducción de la jornada laboral más allá de la propuesta de Errejón de las 32 horas semanales, y atendiendo a cuestiones como la conciliación, la regulación de las horas extras o la denominada desconexión digital.

"El tiempo de trabajo exige una nueva concepción, que atraviese, como ya estamos haciendo, leyes y usos laborales. La reducción de jornada, el control de horas extraordinarias, el derecho a la desconexión o la conciliación son elementos que deben dialogar en este necesario debate", escribió la ministra en sus redes sociales.

La desconexión digital es un elemento que ya se abordó en el decreto aprobado a finales de septiembre tras un acuerdo entre el Gobierno, los sindicatos y la patronal. La norma estableció un refuerzo del control de arranque y final de la jornada para garantizar el derecho a la desconexión digital fuera del horario.

Escrivá asegura que "no hay margen" para las 32 horas

Este ya estaba garantizado en la normativa anterior, si bien el real decreto añade que la empresa elaborará una "política interna" que fije las condiciones en las que sus empleados ejercerán el derecho a la desconexión. Además, el trabajador podrá discutir una flexibilización de su horario, bien en el acuerdo con la empresa, bien en el marco de la negociación colectiva.

También se posicionó sobre la propuesta de Errejón el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá; en su caso, en contra. A su juicio, en estos momentos "no hay margen" para reducir la jornada a 32 horas semanales sin que eso acabe afectando a la productividad: "No creo que España sea un país que, con sus niveles de productividad y competitividad, tenga que dar prioridad a ese asunto", afirmó.

Desde Trabajo se apunta que el debate sobre la reducción de la jornada laboral se debe llevar a cabo atendiendo a los aspectos más cualitativos y no solo a los cuantitativos (como es la jornada de cuatro días), de manera que se puedan reordenar los tiempos de trabajo para adaptar la jornada a la vida de los trabajadores. En este sentido, se están estudiando fórmulas que se centran en cuestiones como la regulación de las horas extras y la distribución irregular de la jornada, el impulso de la conciliación o el ya mencionado derecho a la desconexión digital.

Pese a que el debate ha marcado buena parte de la agenda de las últimas semanas, el Ministerio dirigido por Yolanda Díaz todavía no tiene una propuesta concreta. Sobre los plazos y la fórmula, Trabajo apunta que se abordará en el marco del diálogo social y cumpliendo el programa del Gobierno de coalición suscrito por el PSOE y por Unidas Podemos

Más noticias de Política y Sociedad