Público
Público

Reforma de las pensiones Los grupos exigirán a Escrivá que cualquier medida sobre pensiones pase antes por el Congreso

El ministro comparecerá el próximo 12 de abril ante la Comisión del Pacto de Toledo para dar cuenta de los avances que está habiendo en las mesas del diálogo social sobre las recomendaciones realizadas en materia de pensiones.

28/01/2021.- El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su comparecencia en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en el Congreso. Ricardo Rubio / Europa Press
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante su comparecencia en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en el Congreso. Ricardo Rubio / Europa Press

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, comparecerá el próximo 12 de abril ante la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo para dar cuenta de los avances que está habiendo en las mesas del diálogo social sobre las recomendaciones realizadas en materia de pensiones, según avanzó hace unos días Escrivá en el Senado y confirman fuentes parlamentarias.

El órgano del Congreso acordó el pasado 17 de marzo por unanimidad la comparecencia del ministro en sede parlamentaria. Antes de tomar estas decisión, la mayoría de los portavoces de los grupos expusieron en una reunión a puerta cerrada su malestar con Escrivá por su "opacidad" a la hora de informar acerca de las medidas que baraja para llevar a cabo la reforma de las pensiones, así como del transcurso de las negociaciones con Bruselas y con los agentes sociales en este ámbito.

Por ello, tal como señalan a este medio diferentes fuentes parlamentarias, los grupos exigirán al ministro que cualquier legislación en materia de pensiones pase antes por la Comisión del Pacto de Toledo, una premisa que —denuncian— incumplió al llevar directamente al Pleno del Congreso para su convalidación el real decreto para la reducción de la brecha de género y otras materias en los ámbitos de la Seguridad Social y económico.

El Gobierno salvó por la mínima, gracias a la abstención de ERC y EH Bildu, la norma que contempla un nuevo complemento de maternidad a las pensiones, que tendrá una cuantía fija de 400 euros anuales por hijo, desde el primero (hasta ahora solo se podía acceder a partir del segundo hijo) para reducir la brecha de género en las pensiones, del 30% a menos del 5%, según los cálculos del Ejecutivo. 

El Pleno de la Cámara Baja acordó tramitar la medida como proyecto de ley y, tras superar el veto de Cs antes de Semana Santa, la iniciativa se someterá a debate y votación en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que tiene competencia legislativa plena. En cualquier caso, esta medida no ha sido discutida en el seno de la Comisión del Pacto de Toledo, un hecho que evidencia la "falta de voluntad de diálogo" del ministro, tal como criticaron fuentes parlamentarias.

Asimismo, los portavoces quieren que el ministro aclare si va a seguir las recomendaciones del Pacto de Toledo, que fueron ratificadas por el Congreso el pasado mes de noviembre. Las medidas, fruto de un amplio acuerdo (contó con el apoyo del PP), fueron concebidas para sentar las bases de las reformas en el sistema de pensiones y de la Seguridad Social. 

Cuatro meses después, los grupos no saben cuál es el estado de la cuestión, más allá de algunas declaraciones realizadas por el propio ministro y de las informaciones publicadas por los medios de comunicación. "Nosotros hicimos un trabajo, ahora le toca a él posicionarse sobre las recomendaciones aprobadas", comenta uno de los portavoces de la comisión.

En este sentido, fuentes parlamentarias recordaron a este medio la polémica por un borrador que el ministerio remitió a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno. Esta propuesta, recogida en un informe del departamento de Escrivá en materia de pensiones y enmarcada en el plan de recuperación, transformación y resiliencia del Gobierno (el proyecto para obtener los fondos europeos), contemplaba el incremento del periodo de cotización del cálculo de la pensión de los 25 años hasta los 35, en contra de lo establecido en el Pacto de Toledo. Tras las críticas recibidas por Unidas Podemos y los sindicatos, esta medida no se incluyó en el documento enviado a Bruselas con las líneas generales de la reforma de la Seguridad Social. Si bien, recoge que "se plantea ampliar el período de cómputo para el cálculo de la base reguladora".

El titular de Seguridad Social aclaró el pasado 23 de marzo que explicará en el Congreso cómo transcurre el diálogo social. Eso sí, "en lo que pueda desvelar y se vaya acordando". Durante su intervención en el turno de interpelaciones en la sesión de control al Gobierno en el Senado, Escrivá advirtió que "las reformas que perduran y dan credibilidad y certidumbre son las que se acuerdan entre todos", en respuesta a la senadora del Grupo Parlamentario Popular María Mercedes Fernández. De igual forma, sostuvo que los elementos que sopesa para acometer una reforma de las pensiones son "congruentes con lo que se ha acordado" en el Pacto de Toledo.

Más noticias de Política y Sociedad