Público
Público

El responsable de Memoria Histórica del Gobierno reconoce la deuda del Estado con las víctimas del franquismo

Fernando Martínez López realiza su primera intervención pública en un congreso internacional que se celebra desde este miércoles en Donostia, donde ha anunciado la realización de un “censo nacional de víctimas”. Anunció además que el Ejecutivo se pondrá al frente de la búsqueda de los desaparecidos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

El dictador FranciscoFranco.

Fue la ley del silencio. También de la vergüenza. Durante su etapa al frente del Gobierno, Mariano Rajoy echó una espesa capa de olvido sobre las miles de víctimas del franquismo que aún siguen enterradas en fosas comunes. No hubo dinero para buscarlas. Tampoco voluntad. Este miércoles, el recién nombrado director de Memoria Histórica del Gobierno español, Fernando Martínez López, prometió que ya no habrá desprecio hacia quienes fueron acribillados por el terror franquista. Ya no más.

El representante del Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aterrizado en Donostia para participar en el congreso internacional Cuerpos incómodos: violencia masiva, fosas comunes y necropolítica que se celebra desde este miércoles y hasta el próximo sábado en el Palacio Miramar de la capital guipuzcoana, en el marco de los Cursos de Verano que organiza la Universidad del País Vasco. El encuentro no ha empezado un día cualquiera: este miércoles se cumplen 82 años del golpe de Estado franquista.

En ese contexto, la presencia de Martínez López –exalcalde de Almería y coordinador del Mapa de Fosas Comunes de Andalucía- despertó flashes y expectativas entre los periodistas y alumnos que a primera hora de este miércoles poblaban la sala de conferencias. No en vano, se trataba de la primera intervención del nuevo responsable de Memoria Histórica tras asumir el cargo, lo cual daba un plus de interés a sus palabras. Antes de entrar a la sala, avanzó que la política de memoria “no es una lucha partidaria”. Luego, ya en la mesa, indicó que se trata de un ámbito en el que existen “unas cuantas asignaturas pendientes”, al tiempo que reconoció la “deuda con las víctimas del franquismo” que aún existe en España y que debe ser atendida “por dignidad democrática”, algo ligado a la “defensa sistemática de los derechos humanos”.

Tras repasar los orígenes y características del golpe de Estado franquista y su “plan de exterminio de masas” –el cual “contó con el apoyo de la derecha católica”-, citó algunos aspectos olvidados de la represión, como las depuraciones profesionales o las incautaciones de bienes. En el fondo, destacó, se buscaba “socializar el miedo” para que no hubiese una respuesta social al régimen.

Martínez destacó que “las víctimas de los vencedores tuvieron un trato diferente” al que recibieron los asesinados por la dictadura. De hecho, señaló que la inmensa mayoría de las víctimas del franquismo “yace en fosas comunes”, algo que “no deja de ser significativo”. “Somos el único país de Europa que tiene fosas comunes”, advirtió, al tiempo que se preguntó “cómo puede sustentarse una democracia” con esa realidad aún pendiente. Dijo que “existen en España más de 3.000 fosas comunes”, remarcando, además, que el Gobierno actualizará ese mapa. Además, avanzó que se realizará un “censo nacional de víctimas”.

El director de Memoria Histórica del Gobierno, Fernando Martínez López.

Ocurrió en dictadura, pero también en democracia. El responsable de Memoria Histórica advirtió entonces sobre lo ocurrido en España tras la muerte de Franco: “Si los que hegemonizan el proceso de transición son los reformistas del régimen, no van a cambiar el relato de lo que pasó”. En esa línea, señaló que, a diferencia de lo ocurrido en Alemania o Italia, “aquí no se cambia el relato”.

Su repaso cronológico abarcó también la Ley de Memoria Histórica aprobada por el gobierno de Zapatero en 2007, subrayando que aquella norma “tenía insuficiencias”. Frente a ello, el actual Ejecutivo del PSOE se plantea “una reforma integral de la ley” que atenderá a los “requerimientos permanentes formulados desde Naciones Unidas” y que contará con la participación de las asociaciones que trabajan en ese ámbito.

Martínez adelantó que la reforma de la ley permitirá la anulación de los fallos y sentencias de los tribunales de excepción, así como de las comisiones de depuración. Tendrá además la “búsqueda de los desaparecidos” como un “elemento fundamental”. “El Estado español tiene que liderar ese proceso de exhumaciones. No puede seguir habiendo fosas comunes”, remarcó. En cuanto a cómo se realizará esa búsqueda de restos, señaló que deberán estar a cargo de los “organismos judiciales territoriales”. En ese punto, criticó también las “interpretaciones sesgadas de la Sala Segunda del Tribunal Supremo”, sobre el cual indicó que prefería “no ponerle calificativos”.

Se refirió también a la creación de una Comisión de la Verdad, a la “imposición de sanciones” a las instituciones que no acaten la retirada de simbología franquista, al esclarecimiento de los casos de bebés robados durante la dictadura y a la reparación de los particulares que sufrieron incautaciones de bienes. Tampoco obvió la “resignificación del Valle de los Caídos, símbolo del nacionalcatolicismo” y el traslado de los restos del dictador Francisco Franco. En el caso de José Antonio Primo de Rivera –a quien sí identificó como “un caído de la Guerra Civil”-, precisó que sus restos se ubicarán en un lugar no preeminente del Valle, para evitar un agravio.

En alusión a la Fundación Nacional Francisco Franco, indicó que “no puede haber asociaciones que sistemáticamente hagan apología del franquismo en democracia”. “Nos estamos planteando un estudio sobre su ilegalización, así como la anulación del ducado de Franco”, agregó.

“Dignidad de las víctimas”

Por su parte, el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, habló de los compromisos adquiridos por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu en esta materia, principalmente para “encontrar a aquellas personas desaparecidas durante la guerra civil, recuperar la dignidad de las víctimas, recoger la memoria histórica y transmitirla en los diferentes municipios”.

Asimismo, señaló que el Gobierno Vasco, junto a la Universidad del País Vasco y la Sociedad de Ciencias Aranzadi, realiza actualmente una investigación dirigida a establecer el número e identidad de las víctimas del franquismo en Euskadi. En tal sentido, avanzó que el estudio, cuyo avance se presentará en otoño, arrojará datos “cuantitativamente superiores que los que se manejaban hasta el momento”.

Distintos procesos

La finalidad del congreso que ha comenzado este miércoles –dirigido por el prestigioso forense Francisco Etxeberria y por el científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Francisco Ferrándiz Martín- es “analizar de una manera crítica y comparada diferentes procesos de exhumaciones de fosas en distintos lugares del mundo, incluyendo Rusia, Timor, República Centroafricana, Holanda, Alemania, Estados Unidos, Vietnam, Polonia, Perú, Colombia, México y Argentina, aparte de los casos más específicos del Estado español y Euskadi”.

Con ese objetivo, a lo largo de estas jornadas habrá intervenciones de personas destacadas del ámbito de la investigación disciplinas como medicina forense, antropología social, sociología, ciencias políticas, arqueología, historia y filología, apuntaron los organizadores.

En ese contexto, la primera plenaria del congreso tendrá como ponente a Alexei Yurchak, profesor de Antropología de la universidad de Berkeley, quien hablará sobre El cuerpo de Lenin, entre lo forense y el arte.