Público
Público

Rufián acusa a la extrema derecha de organizar los paros convocados por la Plataforma del Transporte

Las críticas del portavoz de ERC en el Congreso han tenido lugar después de que la Plataforma del Transporte comunicara su rechazo al plan de ayuda de 500 millones negociado entre el Gobierno y las grandes patronales.

22/3/33-Transportistas a su llegada al Polígono Industrial Barral, en el noveno día de paro nacional de transportistas, a 22 de marzo de 2022, en San Fernando de Henares, Madrid (España).
Transportistas a su llegada al Polígono Industrial Barral, en el noveno día de paro nacional de transportistas, a 22 de marzo de 2022, en San Fernando de Henares, Madrid (España). Isabel Infantes / Europa Press

Gabriel Rufián critica la decisión adoptada por la Plataforma del Transporte de rechazar el plan de ayuda de 500 millones negociado entre el Gobierno y las grandes patronales. Los convocantes de la huelga de transportistas han comunicado que continuarán con los paros indefinidos. 

En concreto, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados ha acusado a la extrema derecha de estar detrás del conflicto e incentivar las tensiones: "Vox, convocante de la protesta de la patronal de camioneros, rechaza el acuerdo con las asociaciones mayoritarias", publicaba en Twitter.

La posición de la plataforma minoritaria no ha sorprendido demasiado, pues previamente había anunciado que no aceptaría ninguna negociación que el Gobierno mantuviera con las grandes patronales, representantes del 85% del sector.  

Cabe destacar que la Plataforma del Transporte no forma parte del departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera. De hecho, la organización ha aprovechado para recordar que ellos ni han convocado la huelga ni la secundan.

El pasado jueves, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ya alertó durante una entrevista en la Cadena Ser de la posible vinculación de los paros de transportistas con Vox. "Podemos sospechar que pretenden obtener un beneficio de estas protestas", afirmó. 

Al mismo tiempo, la ministra aseguró que el Gobierno iba a garantizar la seguridad de aquellos que sí que querían trabajar pese a las presiones violentas de algunos piquetes y mantuvo que las negociaciones con las grandes patronales estaban prosperando.

Por su parte, el líder ultraderechista, Santiago Abascal, que no ha dudado en culpar al Gobierno de la pauperización del sector e incentivar los paros, respondió en Twitter que "ahora, que no controlan el paro legítimo de los transportistas arruinados por este Gobierno, hablan de 'coacción'. No son contra la violencia. Solo quieren el monopolio". 

Según fuentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, 54 personas han sido detenidas y 399 investigadas durante la primera semana de paros. Todos ellos relacionados con piquetes y boicots. 

Más noticias