Público
Público

"Salud y República" ya resuena en los cuarteles de toda Europa

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que absuelve a un cabo expulsado del Ejército por firmar un manifiesto antifranquista es noticia para la unión de asociaciones militares más importante de Europa.

Marco Antonio Santos en una imagen de archivo.
Marco Antonio Santos en una imagen de archivo. N.T.

A Antonio Marco Santos le ampara la libertad de expresión. Así lo determino hace unas semanas la Sala Quinta (de lo Militar) del Tribunal Supremo, que le anuló dos faltas graves impuestas por Defensa, una por apoyar el Manifiesto de respuesta colectiva en contra del franquismo en las Fuerzas Armadas y la otra por las declaraciones que ofreció en una entrevista, en la que explicó su respaldo a dicho texto.

Así, el Supremo ha anulado la sanción impuesta por el Ejército de Tierra al cabo Santos, por suscribir en 2018 un manifiesto contra el franquismo en las Fuerzas Armadas; considera que le amparaba la libertad de expresión y que decir "Salud y República" no vulnera la neutralidad política.

Si el hecho ha tenido eco en la prensa nacional, esta noticia ha cruzado fronteras y ha aterrizado en el sitio web de la Organización Europea de Asociaciones y Sindicatos Militares con sede en Bruselas y compuesta por 34 sindicatos, federaciones y asociaciones en 22 países.

Así anunciaba esta noticia en Twitter la Asociación por la Memoria Militar Democrática (AMMD), cuya importancia es notable para limpiar, de alguna manera, la imagen de las Fuerzas Armadas tanto España como en el exterior.

El caso de Santos, soldado con contrato temporal, acumulaba faltas "graves" todas relacionadas con el ejercicio de la libertad de expresión y no con el descuido de los deberes profesionales; fue expulsado del Ejército, justo cuando le faltaba poco tiempo para cumplir 45 años y pasar reglamentariamente a la situación retribuida de reservista de especial disponibilidad (RED).

¿Qué ha significado esta sentencia?

Para Manuel Pardo de Donlebún, capitán de navío de la Armada y presidente de la AMMD — que no pertenece al conjunto de las asociaciones presentes en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS)— es una buena noticia ya que en su asociación se dedican a "reivindicar a aquellos militares que fueron a la tradición democrática española, especialmente a quienes fueron fieles al Gobierno de la República".

"El caso del cabo Santos siempre fue para nosotros un asunto de claro abuso militar para limitar su derecho a la libertad de expresión", prosigue Pardo, que añade que "el propio Tribunal Supremo reconozca implícitamente en su sentencia que este militar sufrió un abuso es importante y, aunque no entra al fondo de la cuestión, pone en su sitio a determinadas autoridades militares que usan el sistema disciplinario para limitar derechos".

Así, desde este punto de vista, el reconocimiento de esta organización de asociaciones militares europeas" tiene mucha importancia", explica, "porque, entre otras cosas, parecía que España constituía una excepción en el ámbito del asociacionismo militar".

Más noticias