Público
Público

Crisis sanitaria Sánchez anuncia la paralización de todas las actividades no esenciales diez días

Todos los trabajadores  tendrán un permiso retribuido y seguirán recibiendo su salario con normalidad, según dijo el presidente.

MADRID, 25/03/2020.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el pleno del Congreso que se celebra hoy miércoles en Madrid. Además de la convalidación de los decretos económicos para paliar las consecuencias sociales de la pandemia del coronavir
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Mariscal POOL

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido ampliar el confinamiento, y por ello anunció este sábado que el Gobierno prohibirá todas las actividades no esenciales durante diez días (del 30 de marzo al 9 de abril) para que la movilidad ciudadana se reduzca al máximo.

Sánchez explicó que estos diez días serán considerados como un permiso retribuido recuperable, del que ha informado previamente a sindicatos y empresarios, donde había posiciones encontradas.

El presidente explicó que los trabajadores "continuarán recibiendo su salario con normalidad”y que vez que termine la situación de emergencia sanitaria, los empleados recuperarán las horas de trabajo no prestadas de manera paulatina y espaciada en el tiempo.

Sánchez no concretó qué actividades esenciales decretará el Gobierno -los medios de comunicación sí estarán entre ellas- pero se determinarán este domingo donde se celebrará un Congreso Extraordinario para delimitar estas nuevas medidas.

No obstante, la Cadena Ser adelantó hace unos días que el Ministerio de Industria ya trabaja con un catálogo en el que concretaba las actividades esenciales, aunque sólo era un borrador.

El motivo de esta medida, según explicó el presidente, es rebajar al máximo la movilidad como está ocurriendo actualmente los fines de semana, y el objetivo que pretende es descongestionar a los hospitales de la avalancha de pacientes que se espera los próximos días.

De esta forma, los trabajadores que no desarrollen las actividades esenciales que dicte el Gobierno ya no tendrán que desplazarse a partir de lunes a sus puestos de trabajo. "Deberán quedarse en casa"; dijo Sánchez.

Sánchez dice que todos los trabajadores de servicios no esenciales "deberán quedarse en casa"

En realidad la medida comprende dos semanas, ya que el día 9 es cuando se inicia la Semana Santa y son días ya festivos hasta el final del confinamiento decretado en la ampliación, que llega hasta el 11 de abril.

El presidente del Gobierno también dedicó una buena parte de su intervención a reclamar a Europa que se implique más en eta crisis y aseguró que los ciudadanos necesitan pruebas del compromiso real de la Unión Europea.

Sánchez afirmó que Europa debe dar "una respuesta económica y social" porque, en su opinión, "Europa se la juega" en este desafío. El presidente abogó por una especie de economía de guerra, primero de resistencia y luego de recuperación, que además respalde el endeudamiento público.


Más noticias de Política y Sociedad