Público
Público

Sánchez duplica los Consejos de Ministros antes de fin de año para cumplir con la UE y recibir los fondos

Esta semana habrá tres reuniones del diálogo social para acelerar la derogación de la reforma laboral. Hay otra batería de temas en el ámbito fundamentalmente económico que se quiere aprobar para dar garantías a Europa y no se pongan en riesgo los 140.000 millones. El Gobierno quiere que los ciudadanos perciban su acción política.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (c), con la ministra de Igualdad, Irene Montero, y el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, e
Imagen de archivo de una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Zipi / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha visto obligado a apretar el acelerador y convocar dos Consejos de Ministros por semana antes de final del año, con el principal objetivo de cumplir con los compromisos adquiridos con la Unión Europea y que condiciona la llegada de los 140.000 millones previstos.

Fuentes del Gobierno indicaron a Público que quedan pendientes "muchos compromisos con la Unión Europea antes del 31 de diciembre", y el objetivo marcado por el presidente es "aprobarlo todo, trabajando rápido".

Uno de esos compromisos con la UE, tal vez el principal, es una nueva reforma laboral que debe estar aprobada antes de que acabe 2021. Fuentes del Gobierno indicaron que dicho compromiso se cumplirá y habrá un nuevo marco laboral, como exige Europa, pero se quieren agotar todas las posibilidades para intentar aprobarlo con el consenso de todos los agentes sociales y no legislar unilateralmente.

Tal vez por ello, las negociaciones se están acelerando e intensificando. Hace menos de un mes, se decidió convocar la mesa dos veces a la semana en vez de una, como se llevaba haciendo desde el 17 de marzo (cuando la negociación de la reforma laboral se retomó tras los peores meses de la pandemia del coronavirus). Y esta misma semana, las reuniones se ampliarán a tres (el martes, el miércoles y el viernes), aunque todavía no se ha decidido si esta dinámica de tres reuniones semanales será la que se instaure hasta final de año.

Todos los actores de la mesa (Gobierno y agentes sociales) son conscientes de la complejidad de los temas que se están abordando, y también de lo lejos que están algunas posiciones en el seno del diálogo social (sobre todo con las patronales). En las últimas semanas se han centrado en cuestiones como la definición de un sistema de ERTE permanentes que evite los despidos en épocas de crisis y transformaciones económicas profundas, la formación y los contratos formativos, y la reducción de la temporalidad.

Es en esta última parte, la de los contratos temporales (junto con la simplificación de los modelos de contrato que quiere llevar a cabo el Ministerio de Trabajo) en la que hay más dificultades para llegar a un acuerdo, por lo alejadas que están las posiciones con el empresariado y porque es una materia que no experimenta modificaciones legislativas importantes desde hace décadas. En todo caso, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, confirmó este mismo lunes que la reforma "cumplirá con sus tiempos" y estará aprobada antes de que finalice el año.

Trasladar la acción política a la ciudadanía

Pero, además, el Gobierno quiere acelerar otras reformas, sobre todo el marco económico, que estén dentro de las directrices europeas. Sin ir más lejos, este mismo martes se aprobará un anteproyecto de ley de creación y crecimiento de empresas. También entrará este martes el real decreto sobre pensiones y, además, la nueva ley de la cadena alimentaria.

La medida de duplicar los Consejos de Ministros es coyuntural y, en principio, no está previsto que se mantenga en 2022. Pero, hasta entonces, el Gobierno se reunirá cada martes y cada viernes (salvo los días festivos) para aprobar el amplio paquete de medidas previstas, la mayoría dentro del ámbito económico y buscando propuestas para propiciar la recuperación.

Este martes ya se aprobará el real decreto de pensiones y un anteproyecto para la creación y crecimiento de empresas

De hecho, las fuentes consultadas indicaron que, además de cumplir con Europa, el objetivo del Gobierno es poner en marcha cuanto antes medidas concretas para la reactivación económica que, según dicen, cuentan con el consenso interno en el Gobierno y con el apoyo parlamentario posterior. "En muchas de estas medidas hay acuerdo entre los dos socios de Gobierno y, además, intuimos que también tendrán respaldo en el Congreso. No hay motivos para retrasarlas más", apuntaron fuentes socialistas.

Muchas de estas medidas, además, están vinculadas a los propios Presupuestos Generales del Estado, que le han dado todo un respiro al Gobierno a nivel político y una herramienta muy útil para desarrollar programas concretos en función de dichas Cuentas y de los fondos europeos que tienen que llegar. De hecho, una obsesión del Gobierno es que no quede sin utilizar ni un solo euro procedente de la UE y buscar mecanismos para acceder a ellos.

Entre las medidas que se buscará llevar al Consejo de Ministros antes de que acabe el año están la ley de protección y derechos de los animales, y la ley de familias (del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030), y también quedaría pendiente una nueva subida del salario mínimo interprofesional para 2022.

No obstante, también detrás de la decisión de celebrar dos Consejos de Ministros semanales se esconde el intento del Ejecutivo de trasladar y hacer llegar a los ciudadanos su acción política. Pero, sobre todo, que se visualice y se constante en la sociedad, y no quede todo en el anuncio de grandes cifras o grandes proyectos.

Más noticias